TRATAMIENTOS MEDICOS
 
Inicio Quienes Somos Nuestros Tratamientos Noticias Ayuda Contáctenos

 

Noticias de Salud.

La exposición al coronavirus del resfriado común podría generar inmunidad contra la COVID-19

2020-08-06 4:06 AM

Un estudio muestra que un 35 % de sujetos expuestos a otros coronavirus desarrolla cierta protección frente a la COVID-19

coronavirusLa revista Nature ha publicado un artículo en el que se muestra que personas nunca contagiadas de la COVID-19 tendrían cierta protección frente al virus.

La investigación se ha llevado a cabo por la Charité-Universitätsmedizin Berlin y el Instituto Max Planck de Genética Molecular (Alemania). Esto se debería a que, los individuos que hayan superado anteriormente infecciones por otros tipos de coronavirus (como aquellos que provocan los resfriados comunes) podrían haber generado células inmunes capaces de reconocer al SARS-CoV-2. El estudio revela que el 35 por ciento de participantes que no habían contraído la COVID-19 poseían linfocitos T mientras que dieron negativo en anticuerpos IgG.

La razón de la que se derivaría este fenómeno es que el nuevo coronavirus tendría similitudes estructurales con aquellos responsables del resfriado común. El grupo de investigación utilizó la sangre periférica para aislar las células inmunes de 18 pacientes con COVID-19 que recibían tratamiento y con PCR positiva. Asimismo, aislaron células inmunes de la sangre de 68 personas sanas que no se habían infectado por este virus.

Pruebas en pacientes con COVID-19

Así, los investigadores estimularon estas células inmunes a través del uso de pequeños fragmentos sintéticos de las proteínas de pico del SARS-CoV-2; estas son las que muestran las características protuberancias en forma de corona en su superficie exterior de los coronavirus que les permiten entrar en las células humanas. El siguiente paso fue probar si las células T se activarían mediante el contacto con estos fragmentos de proteínas. Los datos reflejaron que la hipótesis se cumplía en 15 de los 18 pacientes con COVID-19, lo que representa un 85 por ciento del total.

Claudia Giesecke-Thiel es una de las autoras principales del estudio. Señala que esperaban este dato, porque “el sistema inmunológico de estos pacientes estaba en proceso de combatir este virus, y mostraba la misma reacción ‘in vitro’“. Además, explica que “el hecho de que no todos los pacientes con COVID-19 mostraran esta respuesta de las células T ayudantes a los fragmentos virales se debe probablemente a que las células T no pueden activarse fuera del cuerpo humano durante una fase aguda o particularmente grave de una enfermedad”.

Datos en individuos sanos

A pesar de que los investigadores esperaban los datos obtenidos en los pacientes con COVID-19, no sucedió lo mismo en el grupo de individuos sanos. El grupo se sorprendió al hallar células T ayudantes de la memoria capaces de reconocer fragmentos de SARS-CoV- en personas no expuestas a este virus. En concreto, estas células se observaron en 24 de los 68 individuos analizados, es decir, un 35 por ciento de este grupo.

Cabe destacar, que al comparar los dos grupos de pacientes, se vio que las células inmunitarias de pacientes y personas sanas reaccionaban a fragmentos diferentes de la envoltura viral del SARS-CoV-2. Por una parte, las células T de los pacientes de COVID-19 reconocieron la proteína de pico en toda su extensión. Mientras, las células T de personas sanas se activaron por secciones de la proteína de pico similares a las secciones correspondientes de las proteínas de espiga de los coronavirus del resfriado común.

Posible inmunidad cruzada

Según Giesecke-Thiel, “esto sugiere que las células T de individuos sanos reaccionan al SARS-CoV-2 debido a la exposición previa a coronavirus endémicos del ‘resfriado común’; una característica de las células T es que no solo son activadas por un patógeno exacto, sino también por patógenos con ‘suficiente similitud’“. Con todo esto, los investigadores demostraron que se producía cierta inmunidad cruzada; esto significa que las células T aisladas de participantes sanos que reaccionaron al SARS-CoV-2 también fueron activadas por varios coronavirus del resfriado común.

Aun así, queda por estudiar los efectos precisos que tendría esta inmunidad cruzada. Otro de los autores del estudio, Leif Erik Sander, señala que “es posible que las células T de reacción cruzada tengan un efecto protector, por ejemplo, ayudando al sistema inmunológico a acelerar su producción de anticuerpos contra el nuevo virus”. “En este caso, un reciente brote de resfriado común probablemente resultaría en síntomas menos severos de COVID-19. Sin embargo, también es posible que la inmunidad reactiva cruzada pueda conducir a una respuesta inmunológica mal dirigida y a efectos potencialmente negativos en el curso clínico de COVID-19. Sabemos que esto puede ocurrir con la fiebre del dengue, por ejemplo”, concluye el experto.

Para certificar algunas de las hipótesis que se reflejan en este documento, se necesitarán estudios prospectivos que ayuden a concretar el tipo de protección que pueden otorgar otros coronavirus frente a la infección del SARS-CoV-2. Por ello, este mismo grupo de investigadores va a poner en marcha un nuevo estudio financiado por el Ministerio Federal de Salud y el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Alemania.

agosto 05/2020 (Gaceta Médica)

La distinta densidad mamaria en el ciclo menstrual no enmascara lesiones en las mamografías

2020-08-06 4:05 AM

Un grupo de investigadores del Servicio de Diagnóstico Ginecológico por la Imagen (DGI) de Dexeus Mujer, de Barcelona, coordinado por Jean Laurent Browne, ha realizado un amplio estudio sobre una muestra de 19 904 mujeres premenopáusicas con el fin de observar las variaciones durante el ciclo menstrual que se observan en tres parámetros: el tejido glandular (GVol), el volumen total de la mama (Breast Volume o BVol) y la densidad mamaria (BDen), que es la proporción que existe entre el tejido glandular de la mama (GVol) respecto al volumen total del pecho (BVol).

La distinta densidad mamaria en el ciclo menstrual no enmascara lesiones en las mamografíasEl estudio, bajo el título Are changes in breast density during the menstrual cycle relevant? To what? y publicado online en la revista Breast Cancer Research and Treatment, también ha analizado si esos cambios pueden afectar el efecto de enmascarar tumores debido a una elevada densidad mamaria, o ser relevantes a la hora de valorar los resultados de posibles intervenciones para disminuir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

En total, el equipo de DGI analizó los datos de 39 997 mamografías de la mama derecha realizadas mediante la técnica de contaje de fotones, una de las que ofrece mayor precisión y bajos niveles de radiación. Se segregó a las mujeres por grupos en función de su edad y la semana del ciclo menstrual en la que se efectuó la mamografía, tomando como referencia la fecha de la última regla, dividiendo el ciclo en cuatro semanas. Muchas mujeres que han formado parte de la muestra analizada tenían más de un estudio realizado a lo largo de los años, pero no se estudiaron de forma longitudinal, al no tener registrados otros parámetros importantes, sobre todo el índice de masa corporal.

Los resultados mostraron que todos los parámetros variaban de forma cíclica, con valores más altos en la semana 4 (GVol and BDen) o la semana 1 (BVol). Las diferencias entre una semana y otra fueron muy pequeñas para estos tres parámetros y disminuían con la edad. Sin embargo, especialmente en las mujeres más jóvenes, las diferencias entre una semana y otra podrían ser de hasta un 10 % en la densidad mamaria (BDen), un 15 % para el GVol, y un 50 % para BVol.

Cambios hormonales

En consecuencia, los autores concluyen que las pequeñas diferencias observadas entre una semana y otra en estos parámetros a lo largo del ciclo menstrual descartan que el efecto de enmascarar posibles lesiones mamarias sea atribuible de forma directa a la densidad mamaria; no cambiarían significativamente la sensibilidad de la mamografía.

No obstante, las diferencias observadas a lo largo del ciclo menstrual en las mujeres más jóvenes, que son el grupo idóneo para realizar estudios de intervención con el fin de reducir el riesgo de cáncer de mama, podrían deberse a cambios hormonales y ser mal interpretadas, por lo que deben tenerse en cuenta.

Según los autores, los estudios previos que se han efectuado para reducir la densidad mamaria mediante la administración de tamoxifeno por vía oral, y con ello disminuir la incidencia del cáncer de mama, han mostrado buenos resultados. De todos modos, el tamoxifeno es un medicamento que tiene efectos secundarios que pueden afectar a la calidad de vida de las mujeres. Por ello, su uso meramente preventivo (no autorizado en la Unión Europea) no sería bien tolerado por muchas mujeres.

El estudio concluye por tanto que en mujeres jóvenes debería considerarse el momento del ciclo menstrual al hacer la mamografía para valorar los cambios inducidos por la intervención.

agosto 05/2020 (Diaio Médico)

Desarrollan un sistema de detección de la insuficiencia respiratoria a través de la voz

2020-08-06 4:04 AM

Además de la temperatura, la oxigenación en la sangre y la frecuencia cardíaca, la voz puede convertirse en un parámetro para ayudar a detectar de manera más rápida a los pacientes con sospecha de COVID-19.

palabra habladaMediante el análisis del habla, investigadores que cuentan con el apoyo de la FAPESP – (Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo) pretenden detectar la insuficiencia respiratoria, uno de los principales síntomas de esta enfermedad. Este proyecto, al que se le dio el nombre de Spira –las siglas de Sistema de Detección Precoz de la Insuficiencia Respiratoria Mediante Análisis de Audio–, está desarrollándose con el apoyo del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (HC-FM-USP), en la ciudad de São Paulo, en Brasil.

“La idea es identificar a través de la voz si una persona que está hablando por teléfono o a través de la pantalla de una computadora, por ejemplo, exhibe un nivel de insuficiencia respiratoria que indique la necesidad de dirigirse inmediatamente a un hospital para que la atienda un equipo médico”, declaró Marcelo Finger, docente del Instituto de Matemática y Estadística (IME) de la USP y coordinador del proyecto.

Para desarrollar este sistema, los investigadores crearon un programa de captación de grabaciones de frases tales como “el amor al prójimo ayuda a enfrentar al coronavirus con la fuerza que necesitamos”, leídas por pacientes con COVID-19 internados en el Hospital de Clínicas.

Las muestras de voz reunidas se compararán con las de personas que no padecen la enfermedad para detectar patrones divergentes con programas de inteligencia artificial.

Mediante técnicas de aprendizaje de máquinas como los de redes neuronales, el sistema aprenderá a detectar si una persona exhibe insuficiencia respiratoria según la cantidad de pausas, respiraciones y otros patrones presentes en la voz al emitir una frase, por ejemplo.

Al constatar que la persona está con insuficiencia respiratoria, el sistema emitirá una alarma dirigida al profesional de la salud que monitorea al paciente en forma remota, a los efectos de que entre en contacto con el mismo o con quien lo acompañe y solicitarle que se dirijan a un hospital.

 “La idea es que el sistema facilite el trabajo de triaje de los pacientes que realizan los equipos médicos, fundamentalmente en el actual momento en que el sistema de salud se encuentra sobrecargado”, afirma Finger.

Para efectuar un entrenamiento previo del sistema, los investigadores pretenden echar mano de una colección de voces de hablantes del idioma portugués de todas las regiones de Brasil, reunidas en el transcurso de los últimos 50 años.

El sistema entrenado previamente con esa cantidad de datos se adaptará para que con muchas menos muestras de voces logre clasificar si una persona exhibe o no insuficiencia respiratoria, explica Finger.

“Este proyecto, que se valdrá del procesamiento de lenguaje natural para efectuar el diagnóstico médico, se ubica en la frontera del conocimiento. Puede ser que el grado de precisión que alcancemos en una primera fase no sea el ideal. Pero también estamos aprendiendo y abriendo una vía de investigación que puede tener innumerables aplicaciones”, dice. Los investigadores participantes en el proyecto están recibiendo nuevos registros de voz a través del sitio web  del proyecto. Más de 11 mil personas han ingresado a la plataforma para grabar tres frases y hacer su aporte a la investigación.

Percepción tardía

El sistema será especialmente útil en el diagnóstico del COVID-19, pues la enfermedad tiene una progresión sumamente lenta. Por eso la mayoría de los pacientes se da cuenta demasiado tarde del empeoramiento del cuadro y demora en ir al hospital, comenta Anna Shafferman, docente de la FM-USP e integrante del proyecto.

Las personas que evolucionan hacia cuadros más graves de la enfermedad empiezan a empeorar solo después del séptimo día de infección, y entre el octavo y el 11º día se produce un empeoramiento súbito, dijo la investigadora en un evento online organizado por el Jornal da USP.

 “Al comienzo de la epidemia, nos preguntábamos por qué las personas tardaban tanto en ir al hospital. Constatamos que eso obedece al hecho de que no notan que están empeorando. Por eso se las orienta a no quedarse en sus casas esperando a percatarse que están con insuficiencia respiratoria, pues esa percepción es demasiado tardía”, dice.

Una de las razones para la progresión lenta de la enfermedad es el tipo de compromiso pulmonar, más intersticial, que mantiene la complacencia de los pulmones y le brinda la falsa impresión al paciente de que los órganos están funcionando bien, según explica la investigadora.

“Es algo muy frecuente que los pacientes con COVID-19 exhiban una saturación de oxígeno entre 85 y 87, que son valores muy bajos. Un sistema capaz de detectar ese cuadro de insuficiencia respiratoria a través de la voz facilitará sobremanera el diagnóstico”, sostiene Shafferman.

El sistema también será sumamente útil incluso una vez superada la epidemia de COVID-19, dado que la insuficiencia respiratoria constituye un síntoma común de otras enfermedades como la neumonía, apunta la investigadora.

“Los profesionales de la salud también podrán utilizar este sistema en la admisión de pacientes en las guardias hospitalarias, por ejemplo”, afirma.

agosto 05/2020 (Dicyt) 

El tejido adiposo puede actuar como reservorio del SARS-CoV-2

2020-08-06 4:03 AM

Experimentos realizados en la Universidad de Campinas (Unicamp), en el estado de São Paulo, Brasil) confirman que el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) es capaz de generar infección en las células adiposas humanas y de mantenerse en su interior. Este dato puede ayudar a entender por qué las personas obesas corren mayores riesgos de desarrollar la forma grave de la COVID-19.

Apcoronavirusarte padecer más enfermedades crónicas tales como diabetes, dislipidemia e hipertensión, las cuales por sí solas constituyen factores de riesgo, los obesos dispondrían de un mayor reservorio para el virus en su organismo, de acuerdo con la hipótesis que se investiga en la Unicamp.

“Existen células adiposas dispersas por todo el cuerpo humano, y los obesos las poseen en cantidades y tamaños aún mayores. Nuestra hipótesis indica que el tejido adiposo haría las veces de reservorio del SARS-CoV-2. Con una mayor cantidad de adipocitos a su vez mayores, las personas obesas tenderían a exhibir una carga viral más alta. Sin embargo, aún debemos confirmar si luego de la replicación el virus logra salir de las células de grasa en condiciones factibles como para infectar a otras células”, le explica Marcelo Mori, docente del Instituto de Biología (IB) y coordinador de la investigación.

Los experimentos con adipocitos humanos se llevan adelante in vitro con el apoyo de la FAPESP (Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo) en el Laboratorio de Estudios de Virus Emergentes (Leve). Dicha unidad posee nivel 3 de bioseguridad, uno de los más altos, y su administración está a cargo de José Luiz Proença Módena, docente del IB y coordinador junto a Mori de la fuerza de tareas creada por la Unicamp para combatir la pandemia. Estos resultados son preliminares y no han sido publicados todavía.

Tal como explica Mori, el SARS-CoV-2 no logra entrar a cualquier tipo de células y replicarse en forma eficiente. Algunas condiciones favorables deben hacerse presentes, entre ellas la existencia de una proteína de membrana llamada ACE-2 (enzima convertidora de angiotensina 2, por sus siglas en inglés) a la cual el virus se conecta para invadir las células.

En las comparaciones realizadas in vitro, los investigadores de la Unicamp observaron que el nuevo coronavirus infecta mejor a los adipocitos que a las células epiteliales de los intestinos o de los pulmones, por ejemplo.

Y la “dominación” de las células de grasas que efectúa el virus se ve aún más favorecida cuando el proceso de envejecimiento celular se acelera debido al uso de radiación ultravioleta. Al medir la carga viral 24 horas luego de ese procedimiento, los investigadores observaron que las células adiposas envejecidas exhibían una carga viral tres veces mayor que las células “jóvenes”.

 “Utilizamos la radiación UV para inducir en los adipocitos un fenómeno conocido como senescencia, que se produce naturalmente con el envejecimiento. Al entrar en senescencia, las células expresan moléculas que reclutan a las células del sistema inmunológico para que se hagan presentes en ese sitio. Es un mecanismo importante para proteger al organismo contra los tumores, por ejemplo”, explica Mori.

Según el investigador, el problema reside en que, tanto en los individuos obesos como en los ancianos y en los portadores de enfermedades crónicas, las células senescentes empiezan a acumularse en el tejido adiposo y lo vuelven disfuncional. Esto puede resultar en el desarrollo o en el agravamiento de trastornos metabólicos.

También de acuerdo con Mori, el envejecimiento acelerado de los adipocitos inducido por la radiación UV mimetiza lo que suele ocurrir en el tejido adiposo de individuos obesos y en los ancianos.

 “Recientemente empezaron a testearse en humanos algunos compuestos capaces de eliminar a las células senescentes: son los llamados fármacos senolíticos. En los experimentos con animales, estos compuestos mostraron capacidad como para prolongar el tiempo de vida y disminuir el desarrollo de enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento”, comenta Mori.

El grupo de la Unicamp tuvo entonces la idea de poner a prueba el efecto de algunos fármacos senolíticos contra la infección causada por el SARS-CoV-2. En experimentos realizados con células epiteliales del intestino humano, se observó que el tratamiento redujo la carga viral de las células sometidas a la radiación UV.

“Algunos compuestos llegaron a inhibir en un 95 % la presencia del virus. Ahora pretendemos repetir este experimento utilizando adipocitos”, dice Mori.

Hasta el momento, en los test se utilizaron adipocitos diferenciados in vitro a partir de un tipo de células madres mesenquimales (preadipocitos) aisladas en pacientes no infectados y sometidos a cirugía bariátrica. Tras la diferenciación, las células quedaron expuestas a un linaje del nuevo coronavirus aislado en pacientes brasileños y cultivado en laboratorio por investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo – ICB-USP.

Las siguientes etapas de la investigación comprenden el análisis de adipocitos extraídos directamente de pacientes con diagnóstico confirmado de COVID-19, obtenidos mediante procedimientos de biopsia. Uno de los objetivos consiste en evaluar si esas células se encuentran infectadas efectivamente por el SARS-CoV-2 y si el virus se encuentra presente en su interior.

También se llevarán a cabo análisis de proteómica para descubrir si la infección provocada por el SARS-CoV-2 afecta el funcionamiento de los adipocitos y si deja alguna secuela a largo plazo en las células. Esta etapa de la investigación se concretará en colaboración con el profesor del IB-Unicamp Daniel Martins-de-Souza.

 “La idea es comparar a todas las proteínas que se expresan en las células con y sin el virus. De este modo lograremos identificar las vías de señalización que se alteraran a causa de la infección y determinar qué impactos tiene esto sobre el funcionamiento celular”, explica Mori.

Envejecimiento precoz

En el Departamento de Bioquímica y Biología Tisular del IB-Unicamp, Mori se ha venido abocando durante los últimos años a estudiar la biología del envejecimiento. En su proyecto actual, el científico investiga por qué los ancianos y las personas con enfermedades asociadas al envejecimiento son más susceptibles a las complicaciones provocadas por el COVID-19.

“Este hallazgo que indica que los adipocitos senescentes exhiben una mayor carga viral apunta un posible nexo entre las enfermedades metabólicas, el envejecimiento y la mayor severidad del COVID-19”, sostiene el investigador.

No obstante, aún no se sabe si la carga viral aparece más elevada en esas células porque las mismas se vuelven más fácilmente infectables cuando se las expone al SARS-CoV-2 en cultivo o si la cantidad de virus que ingresa es la misma, pero el patógeno logra replicarse más. “Debemos realizar nuevos experimentos y realizar un seguimiento de la evolución de la carga viral en el transcurso del tiempo”, explica Mori.

De confirmarse que el virus causa algún tipo de impacto metabólico sobre los adipocitos, según afirma el científico, las implicaciones podrán ser grandes. “Las células de grasa cumplen un papel sumamente importante en la regulación del metabolismo y en la comunicación entre diversos tejidos. Le señalizan al cerebro cuándo debemos parar de comer, les señalizan a los músculos cuándo deben captar la glucosa presente en la sangre y actúan como un termostato metabólico, al indicar cuándo existe la necesidad de gastar o de almacenar energía. Puede ser que el virus interfiera en estos procesos, pero por ahora esto es solo una especulación”, dice el investigador.

Estos aspectos están investigándose en colaboración con el investigador Luiz Osorio Silveira Leiria, docente de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la USP (FMRP-USP). Silveira Leiria coordina un proyecto –que cuenta con el apoyo de la FAPESP– cuyo objetivo consiste en descubrir el rol de determinados lípidos en el control de la inflamación causada en el organismo por el SARS-CoV-2.

“Esta investigación también cuenta con el aporte de una amplia red de colaboradores que integran la Fuerza de Tareas Unicamp Contra el COVID-19”, remarca Mori.

agosto 05/2020 (Dicyt)

Las hormonas sexuales podrían estimular el crecimiento de tumores cerebrales

2020-08-06 4:02 AM

Científicos de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM descubrieron que las hormonas sexuales influyen en la expansión de los tumores cerebrales más frecuentes y agresivos en el ser humano: los glioblastomas.

GlioblastomaDe acuerdo con pruebas in vitro y en modelos animales, la progesterona y el estradiol (hormonas femeninas), así como la testosterona (hormona masculina), provocan que las células tumorales proliferen, migren e invadan cada vez más el tejido sano, afirmó Ignacio Camacho Arroyo, integrante de la Unidad de Investigación en Reproducción Humana, del Instituto Nacional de Perinatología-FQ.

“Hace más de 20 años nos llamó la atención que estos tumores fueran más comunes en hombres que en mujeres, en una proporción de tres a dos. Entonces comenzamos a trabajar sobre el efecto de las principales hormonas sexuales”, dijo.

Aclaró que a pesar de la diferencia en la incidencia, las hormonas sexuales femeninas y masculinas tienen el mismo efecto sobre los glioblastomas: promover su crecimiento.

Junto con su equipo de trabajo, el universitario también descubrió que la progesterona promueve el desarrollo del cáncer a través de dos mecanismos. En el primero actúa dentro de la célula mediante receptores, proteínas que pueden modificar la expresión de muchos genes relacionados con la proliferación, migración e invasión tumoral; y el segundo, a través de señales que ocurren en la membrana de la célula, y que incluso pueden llegar al núcleo.

El científico de la UNAM, uno de los líderes a nivel mundial en el estudio de los efectos y mecanismos de acción de las hormonas sexuales en el sistema nervioso central, señaló que hay diferentes tumores cerebrales, que se originan en distintas partes y provienen de diversos tipos de células; entre ellas están las troncales cancerosas y los astrocitos, estos últimos importantes para el funcionamiento del cerebro, y que pueden duplicarse de manera descontrolada.

De acuerdo con sus características histopatológicas y moleculares, los astrocitomas se pueden clasificar en cuatro grados, siendo el cuarto el más violento, conocido como glioblastoma.

Cuando se diagnostica un glioblastoma la esperanza de vida es muy corta, en promedio de 15 meses, con muy mala calidad, y hasta el momento no hay opción terapéutica, subrayó el experto.

Su incidencia a escala mundial es de seis o siete casos por cada 100 mil habitantes. A diferencia de otros tumores, en este no hay remedio: una vez diagnosticado se sabe que el paciente morirá.

Por lo general, se aloja en la corteza cerebral. El problema, abundó Camacho, es que sus síntomas son muy generales: mareos, cambios en el estado de ánimo, temblores, vómitos, y hasta que se agravan es cuando el paciente acude a un servicio de neurología.

Los glioblastomas se pueden presentar a cualquier edad, pero son más frecuentes entre adultos de 50 a 70 años, y se desconoce por qué se originan.

Investigación universitaria

Camacho Arroyo detalló que en su investigación analizan la manera de inhibir la acción de las hormonas sexuales. “Lo hemos hecho a través de varios modelos; por ejemplo, usando fármacos llamados antagonistas que bloquean su efecto”.

Otra manera es inhibir la expresión de los receptores a hormonas sexuales (proteínas específicas) a través de distintas estrategias de biología molecular. Bloqueándolos o impidiendo su producción, también se frenan los efectos de las hormonas.

La intención de esta investigación a largo plazo es generar una terapia que contribuya al tratamiento, sostuvo el científico. “Ya hemos trabajado en la parte básica y pretendemos que nuestra labor tenga una repercusión en el ámbito clínico, aportar un elemento para el tratamiento de los pacientes”.

En protocolos de investigación del Instituto Nacional de Cancerología, junto con la quimioterapia habitual, se ha comenzado a dar a los pacientes un antagonista del receptor para progesterona, la mifepristona o RU486, y así reforzar el efecto de los fármacos que se utilizan tradicionalmente para tener una mejor respuesta del paciente: alargar y mejorar su calidad de vida.

El grupo de Camacho es uno de los más productivos en esa área de estudio, y ha dado a conocer sus avances en artículos científicos y de divulgación, así como en capítulos de libro. Algunas de las revistas especializadas que han publicado sus investigaciones son Endocrinology, Cellular and Molecular Endocrinology, Journal of Biochemistry and Molecular Biology, Biochimica et Biophysica Acta-Molecular Cell Research e International Journal of Molecular Sciences.

Su equipo ha contado con la colaboración de integrantes del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, así como de los institutos nacionales de Neurología y Neurocirugía, y de Medicina Genómica.

agosto 05/2020 (Dicyt)

Estudios recientes encuentran que el coronavirus causa el agotamiento de células inmunes clave

2020-08-06 4:01 AM

Estudios recientes han encontrado que, de forma similar al VIH, el SARS-CoV-2 también puede agotar las células inmunes clave en pacientes con COVID-19, lo que sugiere que se podría requerir un cóctel de medicamentos para tratar a los pacientes infectados con el coronavirus, según un informe del New York Times.

coronavirus1Además de afectar los pulmones, los riñones, el corazón y el sistema circulatorio, así como el sentido del olfato y el gusto, los investigadores descubrieron que el SARS-CoV-2 también causa el agotamiento de ciertas células esenciales, amenazando, de esta manera, el sistema inmunológico y aumentando el riesgo para los pacientes hospitalizados con el coronavirus.

El SARS-CoV-2 parece tener firmas inmunológicas muy complejas y varios estudios sugieren que el virus causa un agotamiento de las células T y las células B en pacientes críticos con COVID-19, dice el informe del New York Times.

Una observación clave de los investigadores fue un marcado aumento en los niveles de una molécula llamada IP10, que envía las células T a las áreas del cuerpo donde se necesitan. En general, los niveles de IP10 aumentan solo durante un breve período cuando se generan las células T. Sin embargo, en pacientes con COVID-19, sus niveles de IP10 aumentan y permanecen altos, similar a los pacientes infectados por SARS y MERS, que también son causados por coronavirus. Esto podría crear una señal caótica en el cuerpo, ya que el cuerpo puede estar señalando las células T casi al azar, lo que confunde la respuesta inmune.

Los investigadores descubrieron que el sistema inmune de pacientes con COVID-19, gravemente enfermos, se deteriora como resultado de una reacción exagerada, similar a los pacientes con sepsis.

Cuando los sistemas inmunes de los pacientes gravemente afectados por las infecciones por coronavirus responden con demasiada fuerza al coronavirus, el resultado es una llamada tormenta de citoquinas. Los medicamentos pueden controlar estas reacciones exageradas al bloquear una molécula llamada IL-6, que es otro organizador de las células inmunes, aunque estos medicamentos no han demostrado su eficacia en la mayoría de los pacientes con COVID-19. La supresión de IL-6 en algunos pacientes con niveles elevados podría ser útil, aunque la atención debe centrarse en restaurar y resucitar el sistema inmune, no en suprimirlo, afirmó el informe del New York Times. Esto sugiere que el modelo de tratamiento del VIH, que involucra un cóctel de medicamentos antivirales, podría ser efectivo para pacientes con síntomas leves y severos de COVID-19.

 “No he perdido ni un ápice de mi optimismo”, dijo el Dr. Adrian Hayday, inmunólogo del King’s College de Londres, al New York Times y cree que, incluso sin una vacuna, la COVID-19 podría ser una enfermedad manejable que puede ser controlada por medicamentos que actúan directamente contra el coronavirus. “Una vacuna sería genial. Pero como la logística de su lanzamiento global es tan desafiante, es reconfortante pensar que no dependemos de una”.

 agosto 05/2020 (Hospimedica)

El SARS-CoV-2 lleva entre 70 y 40 años en los murciélagos y lo más probable es que saltara directamente a humanos

2020-08-05 4:06 AM

Un análisis genealógico alerta de que el nuevo coronavirus existe desde hace décadas en murciélagos, y por tanto pueden haber aparecido otros linajes con capacidad de infectar humanos. El equipo de investigación pide un sistema de vigilancia capaz de detectar nuevos patógenos en tiempo real.

20190715092706.murcielagoEl origen del coronavirus SARS-CoV-2 sigue siendo uno de los secretos mejor guardados de la biología. Desvelarlo es importante para prevenir futuras oleadas de COVID-19 y también para acallar teorías conspiranoias.

Se supo muy pronto al inicio de la pandemia que el nuevo coronavirus comparte más del 96 % de su genoma con un coronavirus que infecta murciélagos. Ahora, un trabajo de un equipo internacional ha intentado reconstruir el árbol genealógico del SARS-CoV-2.

El SARS-COV-2 lleva décadas circulando sin ser detectado, entre los murciélagos, según el nuevo estudio

Una versión previa del artículo ya se difundió a finales de marzo en el repositorio de preprints BiorXiv,  y ahora el estudio, una vez revisado, se ha publicado en el último número de la revista Nature Microbiology.

Sus resultados determinan que el linaje de ambos coronavirus se separó hace entre 40 y 70 años. Esto significa que el SARS-CoV-2 lleva bastantes décadas circulando indetectado entre los murciélagos.

Eso “se ve claramente en nuestros análisis”, escriben en su artículo los autores, que además lanzan una advertencia: en ese tiempo se pueden haber diferenciado más linajes con los rasgos adecuados para infectar a los humanos.

“Este largo periodo de divergencia sugiere que hay linajes víricos en murciélagos con potencial zoonótico que no han sido muestreados”, se afirma en el texto.

Además, son virus con una alta capacidad de intercambiar material genético entre sí, lo que implica, según los autores, que “será difícil identificar virus con el potencial de causar brotes importantes en humanos antes de que estos emerjan”. Es necesario, por tanto, disponer de un “sistema de vigilancia de enfermedades humanas en tiempo real que rápidamente pueda identificar y clasificar patógenos”.

Tienen una alta capacidad de intercambiar material genético, lo que implica que será difícil identificar virus que puedan causar brotes importantes en humanos antes de que estos emerjan

El nuevo análisis no apoya la hipótesis, aunque tampoco la descarta, de que el pangolín fuera un paso intermedio en el salto de murciélagos y humanos. Tampoco las serpientes. “La evidencia actual es consistente con que la evolución del virus en murciélagos haya dado lugar a [variantes] capaces de replicarse en el tracto respiratorio superior tanto del humano como del pangolín”, escriben los autores.

Uniendo estos nuevos resultados a lo ya conocido, el primer firmante de este trabajo, Maciej F. Boni, de la Universidad del Estado de Pensilvania, Estados Unidos, explica a SINC que el escenario más probable es el de un virus de una población de murciélagos de la provincia de Yunnan, en el sureste de China, “de donde proceden los virus con parentesco más próximo” al SARS-CoV-2, que salta directamente a humanos.

Muchos expertos han descartado ya un origen artificial del virus mediante manipulación genética, dado que una operación así dejaría huellas inequívocas en el genoma que no están en el nuevo coronavirus. Boni considera “improbable” también la hipótesis de la fuga de un laboratorio: “Si el virus hubiera escapado de un entorno de laboratorio, los primeros individuos afectados habrían sido los empleados del centro y sus familias”, comenta. “No vimos esto en los 44 casos originales de finales de diciembre de 2019”.

Sobre cuándo se produjo el salto a humanos, Boni remite a otros análisis de genomas virales ya publicados por otros investigadores, que indican noviembre de 2019 como fecha más probable. Es un elemento más a favor de que fue un error la detección del virus en muestras de aguas fecales de Barcelona de marzo de 2019.

Maciej F. Boni considera “improbable” la hipótesis de la fuga de un laboratorio: “Si el virus hubiera escapado de uno de estos entornos los primeros afectados habrían sido los empleados del centro y sus familias”

Un genoma tipo mecano

Dibujar el árbol genealógico del nuevo coronavirus no es fácil porque intercambia material genético muy fácilmente y “regiones distintas del genoma del virus pueden tener ancestros distintos”, señala el coautor del trabajo. El genoma de estos virus es como un mecano Frankenstein, ensamblado con piezas de distinta procedencia.

Para dibujar al árbol genealógico evitando este obstáculo, Boni y sus colegas emplearon tres técnicas diferentes con el fin de identificar partes del genoma del virus que se han mantenido estables, sin sufrir estos intercambios genéticos.

Tras comparar genomas de virus del mismo subgénero —sarbecovirus— que el nuevo coronavirus, las tres técnicas empleadas indican que este comparte un linaje ancestral con su pariente conocido más próximo, catalogado como RaTG13. Cada técnica da una fecha probable para la separación: 1948, 1969 y 1982. De ahí la conclusión de que el SARS-CoV-2 debe llevar décadas evolucionando en murciélagos.

Los investigadores también examinaron el origen de la proteína RBD, que es la que abre la puerta de las células humanas al encajar con su receptor, la proteína ACE2. Ya se había visto que RBD es genéticamente más parecida a la de virus que infectan al pangolín que a otras del virus de murciélagos RaTG13, por eso se sospecha del pangolín como huésped intermedio-.

Pero lo que se ve en este trabajo es que el SARS-COV-2, RaTG13 y otros virus del pangolín comparten un linaje vírico ancestral, un antiguo antecesor común,  y no que el SARS-CoV-2 haya evolucionado también en el pangolín.

agosto 04/2020 (SINC)

Referencia:

Boni M.F., Lemey Ph. et al.: “Evolutionary origins of the SARS-CoV-2 sarbecovirus lineage responsible for the COVID-19 pandemic”. Nature Microbiology (julio, 2020).

Una nueva técnica genética permite programar células madre del cerebro

2020-08-05 4:05 AM

Jorge García-Marqués, del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC), ha coordinado el desarrollo de una nueva técnica de investigación que permite programar genéticamente células madre del cerebro. Los resultados, publicados en la revista Nature Neuroscience, abren la puerta a la generación de ciertos tipos celulares perdidos en patologías neurodegenerativas (como el alzhéimer o el párkinson).

cerebro humanoEl cerebro humano está compuesto por miles de tipos de neuronas distintas. Esta diversidad neuronal permite que cada tipo lleve a cabo una función distinta. Sin embargo, en la actualidad todavía no se conoce con exactitud el mecanismo de generación de las distintas clases que existen. “Todas las neuronas proceden de células madre que proliferan durante el desarrollo del cerebro”, explica Jorge García-Marqués. “Como ocurre con las personas, cada neurona tiene un origen distinto.

Pensamos que una razón fundamental para que dos neuronas sean distintas es la familia a la que pertenecen. La nueva herramienta, denominada Clades (siglas de Cell lineage access driven by an edition sequence), permitirá conocer su procedencia, algo que hasta ahora ha resultado complicado con la tecnología existente”.

Inicialmente Clades se creó para trazar familias de neuronas en el cerebro de la mosca del vinagre y del pez cebra, pero las aplicaciones de esta tecnología van mucho más allá. “Como si se tratase de un ordenador, las células ejecutan órdenes genéticas previamente programadas con el sistema, una detrás de la otra, lo que activa e inactiva genes siguiendo la secuencia deseada”, explica la investigadora Isabel Espinosa-Medina, que participa en el proyecto y actualmente desarrolla esta técnica en mamíferos en el Howard Hughes Medical Institute en Estados Unidos.

Reparación y reprogramación

Basada en la nueva técnica de edición genética CRISPR, la herramienta abre la puerta al desarrollo de tipos celulares concretos para sustituir su pérdida en algunos tipos de lesiones y enfermedades neurodegenerativas. Esta herramienta permite identificar la historia genética anterior de una neurona hasta que ha llegado a ser lo que es, y programar a la carta la activación secuencial de cascadas genéticas de diferenciación.

Ambas cosas son fundamentales para lograr la reparación y reprogramación el cerebro. “Si pudiéramos recuperar esos tipos celulares podríamos mejorar la vida del enfermo. Aunque hoy en día podemos generar neuronas en el laboratorio, sigue siendo imposible producir un tipo de neurona concreta, ya que faltan las herramientas genéticas que permitan imitar lo que ocurre cuando nuestro cerebro se desarrolla dentro del útero. El método Clades puede activar y desactivar la expresión de genes concretos en orden, que es exactamente lo que ocurre durante el desarrollo de los distintos tipos celulares”, concluye García-Marqués.

agosto 04/2020 (Diario Médico)

 

Anomalías cardíacas encontradas en pacientes recuperados sugieren que la COVID-19 tiene un impacto significativo sobre el sistema cardiovascular

2020-08-05 4:04 AM

Un estudio nuevo ha revelado hallazgos anormales de imágenes del corazón en pacientes con COVID-19 recientemente recuperados, lo que sugiere que la COVID-19 afecta significativamente el sistema cardiovascular.

coronavirus En el estudio observacional de cohorte, los investigadores identificaron a 100 pacientes con coronavirus no seleccionados, 57 pacientes con factores de riesgo y 50 voluntarios sanos del Registro COVID-19 del Hospital Universitario de Frankfurt.

El equipo realizó imágenes de resonancia magnética cardíaca (CMR) que mostraron afectación cardíaca en 78 pacientes e inflamación cardíaca activa en 60 pacientes, independientemente de sus afecciones subyacentes, la gravedad de la enfermedad, el curso de la enfermedad y el tiempo desde el diagnóstico hasta la CMR.

De 100 pacientes, 33 requirieron hospitalización y 71 pacientes con COVID-19 tuvieron niveles detectables de troponina de alta sensibilidad, mientras que cinco pacientes mostraron niveles significativamente altos.

Los pacientes que se recuperaron de la COVID-19 tenían una fracción de eyección ventricular izquierda más baja, mayores volúmenes del ventrículo izquierdo, mayor masa del ventrículo izquierdo y T1 y T2 nativos elevados, que los controles, todo lo cual indicaba disfunción cardíaca. Además, se observaron hallazgos anormales de CMR en 78 pacientes con coronavirus, incluidos 73 con mayor T1 nativo miocárdico, 60 con mayor T2 nativo miocárdico, 32 con realce tardío de gadolinio miocárdico y 22 con realce pericárdico, todos los cuales son signos de daño cardíaco. En pacientes con hallazgos graves, una biopsia del músculo cardíaco reveló una inflamación inmunomediada en curso.

Los diversos tipos de anomalías cardíacas reveladas por la CMR en el estudio, cada una de las cuales está relacionada con la disfunción subyacente y los peores resultados, ofrecen una fuerte evidencia de que la COVID-19 tiene un impacto significativo sobre el sistema cardiovascular al empeorar la insuficiencia cardíaca en pacientes con enfermedades cardíacas preexistentes.

Los hallazgos son significativos, ya que la mayoría de las investigaciones sobre coronavirus se han centrado en las complicaciones respiratorias a corto plazo, particularmente en pacientes críticos.

“Si bien la fracción de eyección ventricular izquierda y derecha se redujo significativamente, hubo una gran superposición entre los pacientes recientemente recuperados de COVID-19 y ambos grupos control, lo que demuestra que los volúmenes y la función son marcadores inferiores de detección de la enfermedad”, escribieron los investigadores.

agosto 04/2020 (Hospimedica)

Los ácaros acuáticos, futuros ‘guardianes’ de la salud humana

2020-08-05 4:03 AM

La reciente observación del mosquito Aedes japonicus en España, posible transmisor del virus del Nilo occidental y potencialmente del dengue y el chikungunya, amplía la lista de estos insectos en nuestro país. Una forma de controlarlos sería a través de los ácaros acuáticos, predadores de mosquitos e inocuos para el humano. Para ello, los científicos piden elaborar una guía de estos organismos tan biodiversos como desconocidos.

Grupo de ácaros acuáticos

Durante el período de confinamiento no han faltado los artículos de periódicos y revistas apuntando a investigadores que, de un modo u otro, habían anticipado lo que está ocurriendo con la COVID-19.

Grupo de ácaros acuáticos. De izquierda a derecha: Arrenurus macho, Arrenurus hembra (x2), Limnesia e Hydrodroma.

Lo que no se menciona y comúnmente se ignora es la existencia de unos eficaces predadores naturales de los mosquitos que son inocuos para el ser humano. Nos referimos a los ácaros acuáticos

En una colección de ensayos publicado en 2007, los investigadores de la Universidad de Harvard, Richard Lewontin y Richard Levins, incluyeron un trabajo publicado en 1996 titulado: “El retorno de las viejas enfermedades y la aparición de nuevas”. En ese ensayo recordaban la presunción de la generación anterior de haber acabado con las enfermedades infecciosas y recomendar a los nuevos estudiantes de Medicina evitar especializarse en este tipo de enfermedades, ya que era un campo en extinción.

Y como muestra práctica, el departamento de Epidemiología de la Harvard School of Public Health se convirtió en un centro de investigación del cáncer y enfermedades del corazón. Pero estaban equivocados. Y la “cifra de su error” (que diría Borges) tiene el nombre de pandemia de cólera en Indonesia y otros países allá por los años 70, la aparición de la legionela, la fiebre de Lassa, las distintas fiebres hemorrágicas que han asolado el Congo y otros países¸y un sinnúmero de enfermedades que rematamos ahora con la COVID-19.

Muchos de esos virus y otros que producen enfermedades más tradicionales como el paludismo, la fiebre amarilla, el dengue, el virus del Zika, el chikungunya, etc., son transmitidos por la picadura de mosquitos y afines. Sin embargo, estos no son los responsables del SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19.

Recientemente algunos medios de comunicación se hacían eco de la aparición de Aedes japonicus en la península ibérica, mosquito que se cree puede ser transmisor del virus del Nilo occidental y potencialmente del dengue y el chikungunya. Es un mosquito a sumar a los ya conocidos en nuestra área, como el Aedes aegypti, A. albopictus, Anopheles atroparvus, Culex pipiens y unos cuantos más.

Predadores de mosquitos, inocuos para el humano  

Lo que no se menciona y comúnmente se ignora es la existencia de unos eficaces predadores naturales de los mosquitos que son inocuos para el ser humano. Nos referimos a los ácaros acuáticos (Hydrachnidia), el tercer grupo de animales más biodiverso en aguas continentales, después de los coleópteros y los dípteros, y, sin embargo, unos grandes desconocidos.

Ahora, la elaboración de una guía de estos organismos para nuestra área sería importante. Al fin y al cabo, la ciencia básica de las relaciones ecológicas y los patrones evolutivos no se construye solo sobre el estudio de las comunidades de aves

Por mencionar una cifra que ayude a hacer una idea de la gran diversidad de ácaros acuáticos, tan solo en la provincia de Madrid hay registradas 104 especies, aunque recientemente se han descubierto tres más, mientras que otros grupos animales acuáticos, más conocidos, sobre todo por los pescadores, como los plecópteros (vulgarmente conocidas como “gusarapas”) no llegan a las 140 especies en toda la Península.

A lo largo de su ciclo vital, los ácaros acuáticos pasan por las etapas de larva, ninfa y adulto, como la gran mayoría de insectos. Muchos son ectoparásitos de insectos, mosquitos y otros, durante la fase de larvaria, y predadores activos de adultos. Se sabe que hay un parasitismo más o menos específico de especies de ácaros acuáticos a determinadas especies de mosquitos. Sin embargo, las relaciones tróficas de muchas otras especies permanecen desconocidas para la ciencia.

Aparte del gran interés aplicado en el control de plagas de mosquitos transmisores de enfermedades, los ácaros acuáticos son un instrumento ideal para el estudio de procesos ecológicos y evolutivos. Esto ocurre no solo porque sean buenos bioindicadores de calidad del agua, sino porque la variedad de color, forma, tamaño y de hábitat donde pueden vivir, los hacen muy adecuados para un sinfín de estudios aplicados para la ciencia fundamental, relacionadas con los colores de advertencia (aposematismo), relaciones predador-presa, coevolución del parasitismo, etc.

Ahora, la elaboración de una guía de estos organismos para nuestra área sería importante. Al fin y al cabo, la ciencia básica de las relaciones ecológicas y los patrones evolutivos no se construye solo sobre el estudio de las comunidades de aves o de la inversión económica en algunas especies singulares.

Hay otros organismos, quizás más difíciles de estudiar, o simplemente más desconocidos, que guardan claves que podrían ser cruciales para la salud, en un futuro no muy lejano. ¿Quizás los Hydrachnidia mañana?

Antonio G. Valdecasas es investigador en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) de Madrid. Javier Lobón Rovira y Mercedes Marín F. Campoamor colaboran con él en este proyecto.

agosto 04/2020 (SINC)

Un estudio internacional intenta determinar cuándo tratar el cáncer de próstata y cuándo mantener la vigilancia activa

2020-08-05 4:02 AM

Los primeros resultados del análisis de la base de datos de cáncer de próstata en vigilancia activa, más grande del mundo, el Consorcio GAP3, creado por la Fundación Movember, ha comenzado a identificar qué pacientes están en riesgo de desarrollar la enfermedad y qué pacientes pueden continuar retrasando el tratamiento de manera segura.

cancer-de-prostata1Este trabajo se presentó en el Congreso virtual de la Asociación Europea de Urología, celebrado en marzo 20 – 24, 2020.

Como investigador principal, el doctor Mieke Van Hemelrijck, del King’s College de Londres, explica que, los métodos actuales para decidir si recomendar o no el tratamiento no son confiables. Nuestro análisis muestra que deberíamos ser capaces de producir una metodología global única, que proporcionará estimaciones precisas sobre cuán agresivos son estos cánceres, resalta. Estos alimentarán directamente la decisión del tratamiento y darán a los hombres la tranquilidad que necesitan para decidir sobre el tratamiento.

El cáncer de próstata es una de las principales causas de muerte en los hombres, pero muchos que descubren que tienen cáncer de próstata no están en peligro inmediato: tienen cáncer de próstata de bajo riesgo.

En los últimos 10 años, a un número cada vez mayor de estos hombres se les ha dado la opción de realizar una vigilancia activa, en lugar de recibir tratamiento inmediato. La vigilancia activa significa que los hombres continúan siendo controlados y evaluados (a través de los niveles de PSA, biopsia y otras pruebas), y el tratamiento solo comienza cuando el cáncer muestra signos de desarrollo.

El número de hombres en vigilancia activa varía de un país a otro, con hasta el 80 % de los hombres que retrasan el tratamiento en algunos países. Sin embargo, no hay formas generalmente aceptadas de entender quién está en riesgo, y hasta el 38 % de los hombres que comienzan la vigilancia activa abandonan en 5 años.

Van Hemelrijck recuerda que el tratamiento del cáncer de próstata puede tener efectos secundarios significativos, como la disfunción eréctil y la incontinencia, por lo que, a menudo, evitar la cirugía intrusiva o la radioterapia puede beneficiar al paciente. Sin embargo, saber que tiene cáncer ejerce una gran presión psicológica sobre los hombres para que acepten el tratamiento, por lo que es esencial comprender lo agresivo que es el cáncer antes de decidir el tratamiento. Por el momento, simplemente no tenemos esa tranquilidad, señala.

Aunque la vigilancia activa se considera un verdadero paso adelante en el tratamiento del cáncer de próstata de bajo riesgo, sorprendentemente hay poco acuerdo sobre qué hombres se beneficiarán. Los médicos consideran una variedad de factores, como la edad, el puntaje del PSA, los detalles de la biopsia, los detalles técnicos del cáncer, etc. Pero la decisión sobre si iniciar o no el tratamiento a menudo sigue siendo subjetiva.

Movember le encargó al departamento de Urología de Erasmus MC que coordinara el desarrollo de una base de datos global sobre vigilancia activa (el consorcio GAP3). El doctor Van Hemelrijck trabajó con un equipo de investigadores del Consorcio GAP3 para desarrollar el nomograma de vigilancia activa más preciso del mundo.

Un nomograma es una calculadora de tratamiento, similar a una aplicación: introduce los detalles y le da consejos sobre si tratar o no. Existen nomogramas locales, pero se necesita una versión global para que sea de aplicación general.

Al trabajar con datos de 14 380 pacientes de la base de datos Movember (la más grande del mundo), pudieron ingresar datos como la edad, el tamaño y la condición del tumor, el PSA, los detalles de la biopsia, el tiempo de vigilancia activa, los factores genéticos, etc.

No es sorprendente que hayamos encontrado que incluso teniendo en cuenta estos factores todavía había diferencias en los resultados entre los centros participantes. Pero este trabajo ha demostrado que será posible producir un nomograma que pueda guiar el tratamiento, destaca. Igualmente, importante, el trabajo muestra qué es necesario incluir factores adicionales en el nomograma en el futuro para que podamos eliminar esta variación y producir estimaciones precisas de la agresividad del tumor.

agosto 04/2020  (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Describen los mecanismos responsables de la competencia entre genomas mitocondriales

2020-08-05 4:01 AM

La selección entre ADN mitocondriales depende de cómo estos afectan al metabolismo celular. Así concluye un estudio, publicado en Science Advances, que revela cómo la célula es capaz de reconocer la presencia de diferentes ADN de mitocondria y seleccionar de forma específica aquellos dependiendo de cómo influyen en su estado metabólico.

mitocondriaCientíficos del Centro Nacional de Investigadores Cardiovasculares (CNIC),  han descrito los mecanismos responsables de la competencia entre genomas mitocondriales cuando conviven en la misma célula. El trabajo, publicado en Science Advances, estudia por qué la presencia simultánea de más de un tipo de ADN mitocondrial en las células es rechazada por la mayoría de los tejidos, que seleccionan una única variante que es diferente según dicho tejido.

El ADN mitocondrial es una parte del material genético, transmitido únicamente desde las madres a su descendencia. Los investigadores explican que el proceso de selección entre ADN mitocondriales que conviven en la misma célula depende de su impacto en el metabolismo celular y puede ser modulado tanto por variaciones en la función de diversos genes como por la acción de fármacos o alteración de la dieta de los animales. Todos estos factores determinan la preferencia del tipo de genoma mitocondrial seleccionado.

La célula es capaz de reconocer y seleccionar de forma específica las mitocondrias con uno u otro ADN mitocondrial, lo que les otorga sutiles diferencias funcionales

El estudio, resultado de más de cinco años de investigación y colaboraciones con diversos laboratorios de Europa, revela que la célula es capaz de reconocer y seleccionar de forma específica las mitocondrias con uno u otro ADN mitocondrial, lo que les otorga sutiles diferencias funcionales que las hacen más o menos eficientes para distintos tipos de células dependiendo de sus necesidades metabólicas. Esto explica que el ADN mitocondrial preferido sea distinto en diferentes tipos celulares.

“La selección del ADN mitocondrial depende del tipo celular y no del tipo de tejido, como se creía hasta el momento”, señala Ana Victoria Lechuga-Vieco, primera autora del artículo. “Además, la preferencia celular por un tipo de mitocondria depende del programa metabólico de la misma y de diversos genes nucleares que afectan de forma sutil el metabolismo y el control de calidad mitocondrial. Hemos descrito este mecanismo como un proceso de selección funcional”.

Obtenidas dianas moleculares

Las mitocondrias, orgánulos celulares presentes en el citoplasma de la mayoría de las células eucariotas, suministran la mayor parte de energía a la célula a través de la generación de ATP [trifosfato de adenosina, la principal fuente de energía de los seres vivos] en la cadena respiratoria. Estos orgánulos contienen su propio genoma, representan menos del 0,2 % de la información genética celular del ser humano y codifican un total de 37 genes.

La mezcla de variantes mitocondriales coexistiendo en una misma célula es más frecuente de lo esperado en el ser humano y puede ser provocada por nuevos tratamientos en enfermedades mitocondriales y nuevas tecnologías médicas relacionadas con la donación mitocondrial. Esta situación se denomina técnicamente heteroplasmia. Entender sus implicaciones es de vital importancia para evaluar la seguridad de los procedimientos que pueden causarla, señala José Antonio Enríquez, coordinador del trabajo.

La investigación se ha realizado en modelos de ratón con distintos genomas mitocondriales coexistiendo en la misma célula. Este sistema permite entender cómo la célula puede advertir la presencia de más de un tipo de ADN mitocondrial y el estudio de la complejidad en la comunicación entre el núcleo y las mitocondrias.

Además, añaden los investigadores, el estudio ha definido dianas moleculares para desarrollar herramientas que modularían la selección del ADN mitocondrial y metabolismo celular como medio para prevenir la generación de heteroplasmia accidental derivada de nuevas tecnologías médicas, entre las que se encuentra el trasplante de mitocondrias sanas para prevenir enfermedades mitocondriales, la inyección de mitocondrias en ovocitos para incrementar la fertilidad, o la propuesta de transferir mitocondrias entre células como opción terapéutica en diversas patologías (cardiovasculares, pulmonares o nerviosas) utilizando técnicas de terapia celular.

agosto 04/2020 (SINC)

Referencia:

Lechuga-Vieco V., et al.: Cell identity and nucleo-mitochondrial genetic context modulate OXPHOS performance and determine somatic heteroplasmy dynamics. Science Advances  29 Jul 2020: Vol. 6, no. 31, eaba5345 DOI: 10.1126/sciadv.aba5345

El estudio ha contado con la financiación de The International Human Frontier Science Program Organization (HFSP RGP0016/2018) y en él han colaborado investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES), del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), de la Universidad de Zaragoza, del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IISA), de la Universidad de Salamanca, de la Universidad de Bergen (Noruega), el MRC Human Immunology Unit, Weatherall Institute of Molecular Medicine de la Universidad de Oxford (Reino Unido),del IRCCS ICS-Universidad de Pavía (Italia), del Imperial College London, del Centro de Investigación Cooperativa en Biomateriales CIC biomaGUNE y de la Universidad Complutense de Madrid.

El síndrome inflamatorio multisistémico en niños no es un factor de riesgo para ventilación mecánica

2020-08-04 4:06 AM

Rafael González, intensivista de la UCI pediátrica, que dirige Jesús López-Herce, del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, coordina un estudio que puede señalar la relación entre el síndrome inflamatorio y la COVID-19 en niños.

niño enfermoAunque con los datos disponibles todavía no se puede determinar una relación directa, la asociación temporal y la acumulación de casos de síndrome inflamatorio en niños con evidencia microbiológica de contacto con SARS-COV-2 sugieren la existencia de un vínculo entre ambos.

La investigación, en la que también participan por parte del Marañón Amaya Bustinza y María Slöcker, ha sido promovida por la Sociedad y Fundación Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP) y recoge 50 casos de niños con COVID-19 ingresados en las unidades de críticos pediátricas entre el 1 de marzo y el 1 de mayo de este año. El estudio indica que 27 de estos 50 niños presentaban síntomas del nuevo síndrome inflamatorio multisistémico.

“Se ha detectado en estos pacientes que su sistema inmunitario está muy activado en comparación con otros pacientes que no tienen síndrome inflamatorio” aclara González, quien explica que el síndrome inflamatorio multisistémico se caracteriza por una respuesta inflamatoria exagerada.

No relación directa, pero sí evidencia asociada 

Aunque con los datos disponibles todavía no se puede establecer una relación directa entre la COVID-19 y este síndrome, la asociación temporal y la acumulación de casos de síndrome inflamatorio en niños con evidencia microbiológica de contacto con SARS-COV-2 sugieren la existencia de un vínculo entre ambos cuadros clínicos.

En general los cuadros se solventan en pocos días y requieren tratamiento hemodinámico, pero no suelen necesitar ayuda respiratoria. De hecho, de los 50 niños ingresados en unidades de cuidados intensivos, solo 14 requirieron soporte mediante ventilación mecánica y la mayoría eran niños que presentaban alguna patología previa.

Una de las conclusiones del estudio es que el síndrome inflamatorio no es un factor de riesgo para precisar ventilación mecánica. De hecho, se ha observado que los pacientes con síndrome inflamatorio la precisan menos frecuentemente que los pacientes que ingresan por otros motivos. “Por otra parte existe un desfase entre el pico de mayor incidencia de COVID y la aparición de estos casos inflamatorios, lo que hace plantearse la hipótesis que pueda tratarse de una reacción tardía del sistema inmunitario en niños susceptibles. En general, la evolución de los niños con síndrome inflamatorio ha sido buena y no se ha notificado mortalidad alguna en esta serie de pacientes”.

Esta investigación, coordinada desde el Gregorio Marañón con una primera publicación en Intensive Care Medicine, contará, en breve, con una serie más completa con información detallada, que incluye unos 75 niños y que también está pendiente de publicación que analizará las características de los pacientes con síndrome inflamatorio frente a los que no presentan estos síntomas.

Un registro nacional desvelará cómo actúa la COVID-19 en los niños

El proyecto EPICO-AEP permitirá implementar medidas y protocolos preventivos, de diagnóstico y clínicos.

La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su Fundación, ha anunciado la creación, apoyo y financiación de EPICO-AEP: “Estudio de las infecciones por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2) e influencia de los factores genéticos del huésped en población pediátrica”.

Este registro nacional de pacientes pediátricos afectados por COVID -19 durante la epidemia en España, para poder conocer cómo se comporta la enfermedad en los niños, su impacto en la epidemia global y sus consecuencias en la población infanto-juvenil.

Este registro permitirá también implementar nuevas actuaciones y protocolos nacionales preventivos, de diagnóstico y clínicos que aseguren las medidas más adecuadas basadas en la evidencia científica.

Según explica en una carta abierta a todos los socios la presidente de la AEP, María José Mellado, este registro “es el máximo exponente de la participación multidisciplinar y plurigeográfica que ha conseguido aunar la AEP durante esta epidemia”. En esa misma carta la AEP apunta a las especialidades pediátricas como una fortaleza que ha permitido hacer frente a la epidemia y prioriza las intervenciones que tendrán un impacto decisivo a largo plazo en la salud infantil tales como la educación para la salud.

“El registro EPICO-AEP nos permite crear un mapa de conocimiento fiel de cómo se comporta la infección por SARS-Cov-2 en menores de 17 años”, explica la presidente de la AEP. Para ello, y sobre la base de la red EPICO, inicial, coordinada por el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y que ha recogido datos desde marzo de 2020, se transformará en el registro nacional EPICO-AEP, que trabajará para implicar a todos los hospitales pediátricos de España y ampliar la recogida de parámetros nacionales, incluyendo datos epidemiológicos, clínicos, diagnósticos, analíticos, terapéuticos, complicaciones y seguimiento evolutivo.

Respaldado por el Ministerio de Sanidad y financiado a través de una beca de la Fundación AEP, el Registro nacional de niños con COVID-19: EPICO-AEP está previsto que comience en el próximo mes de septiembre, con la recogida retrospectiva y prospectiva de todos los casos pediátricos. “Es un paso de gigante en la nueva forma de entender la responsabilidad y soporte de la AEP para la salud de los niños y de impulsar la investigación clínica y traslacional, que hasta ahora nunca se había planteado en la asociación”, subraya Mellado.

Los pediatras expertos apuestan por aunar Guías y Recomendaciones únicas-AEP multidisciplinares y plurigeográficas con respaldo de la autoridad sanitaria competente. De hecho, durante este periodo, la AEP y sus sociedades de especialidad han elaborado cerca de una veintena de documentos, asequibles a través de la web de la AEP y del Ministerio de Sanidad.

“Esta es una situación más en la que se ha puesto de manifiesto la necesidad imperiosa de que sean reconocidas y acreditadas las especialidades pediátricas, disciplinas bien definidas y que se han mostrado indispensables en esta epidemia”, reconoce Mellado. Por ello, y respaldados por la evidencia, la AEP insta a las instituciones competentes a reconocer oficialmente las especialidades pediátricas sin demorarlo más.

“Durante esta epidemia ha quedado de manifiesto lo eficiente que ha sido tener pediatras cualificados y expertos en cada una de las disciplinas que ha requerido esta delicada atención sanitaria de la enfermedad por COVID-19 en los niños”, subraya, a la vez que recuerda que esta es una demanda de la AEP desde hace ya una década.

agosto 03/2020 (Diario Médico

La exposición nocturna a la luz azul se asocia con mayor riesgo de cáncer colorrectal

2020-08-04 4:05 AM

Una nueva investigación, basada en fotografías tomadas desde el espacio del alumbrado exterior de Barcelona y Madrid, relaciona la exposición nocturna a la luz azul, como la que emiten muchas pantallas de tabletas y teléfonos móviles, con un mayor riesgo de cáncer colorrectal. Los resultados se publican en la revista Epidemiology.

cancer-de-colon-y-recto-portadaLa luz azul es cada vez más frecuente en el alumbrado exterior de las ciudades, pero ¿de qué manera puede impactar en nuestra salud? Por primera vez, un equipo liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal),  centro impulsado por la Fundación la Caixa, ha analizado la relación entre la exposición nocturna a la luz artificial exterior y el cáncer colorrectal. Los resultados, publicados en Epidemiology, concluyen que este espectro podría aumentar el riesgo de este tipo de tumor.

Diferentes estudios han relacionado hasta ahora la exposición nocturna a la luz artificial, especialmente la luz azul, con varios efectos negativos para la salud, incluidos trastornos del sueño, obesidad y mayor riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer, especialmente entre personas trabajadoras en turnos de noche.

Diferentes estudios han relacionado hasta ahora la exposición nocturna a la luz artificial, especialmente la luz azul, con varios efectos negativos para la salud, como trastornos del sueño, obesidad y mayor riesgo de cáncer

La luz de espectro azul es aquella que emiten la mayoría de luces LED de tipo blanco y muchas pantallas de tabletas y teléfonos móviles. En 2018, otro trabajo ya relacionó la exposición nocturna a la luz azul con un mayor riesgo de cáncer de mama y de próstata.

El estudio se realizó con datos de aproximadamente 2 000 personas adultas de Barcelona y Madrid –660 con cáncer colorrectal y el resto una muestra aleatoria de la población de las dos ciudades– que nunca habían trabajado de noche, en el marco del proyecto MCC-Spain.

La luz artificial nocturna exterior se registró con imágenes de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Los resultados obtenidos en ambas ciudades mostraron que las y los participantes expuestos a niveles más altos de luz azul tenían un 60 % más de riesgo de sufrir cáncer colorrectal, comparado con la población menos expuesta. No se halló relación con el espectro de la luz general.

“La luz nocturna, y en especial la luz de espectro azul, puede disminuir la producción y secreción de melatonina, en función de la intensidad y longitud de onda”, explica Manolis Kogevinas, director científico de la distinción Severo Ochoa en ISGlobal y coordinador de la investigación.

Necesarios más estudios

La Agencia Internacional de Investigación en Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (IARC), clasifica el trabajo en turno de noche como probable cancerígeno y los cánceres de más alto riesgo son el de mama, próstata y colorrectal.

La evaluación de la exposición utilizando imágenes espaciales no tiene en cuenta ciertos comportamientos individuales, como el uso de persianas, común en países mediterráneos.

Existe una creciente preocupación por los efectos de la luz en los ecosistemas y en la salud humana, afirma Kogevinas. Sin embargo, la evaluación de la exposición utilizando imágenes espaciales no tiene en cuenta ciertos comportamientos individuales, como el uso de persianas, común en España y otros países mediterráneos.

Así, la estimación de la exposición puede interpretarse como la cantidad de luz a la que las personas están expuestas cuando están fuera de casa, un patrón común en España, y dentro de casa antes de acostarse y de cerrar las persianas. La investigación sobre los posibles efectos se encuentra todavía en una fase inicial, por lo que es necesario realizar más trabajos para poder proporcionar recomendaciones basadas en una evidencia científica sólida para una prevención adecuada, concluye el experto.

agosto 03/2020 (SINC)

Referencia:

Garcia-Saenz, A., Sánchez de Miguel A., Espinosa A. , Costas A., Aragonés L., Tonne N., Moreno C., Pérez-Gómez V., Valentin B., Pollán A:, Castaño-Vinyal M., Aubé G., Kogevinas M.: Association between outdoor light-at-night exposure and colorectal cancer in Spain (MCC-Spain study). Epidemiology. July 2020.

Descubren cómo actúa el virus de Epstein-Barr para favorecer el cáncer de estómago

2020-08-04 4:04 AM

El virus de Epstein-Barr (VEB), uno de los virus humanos más comunes, está asociado con alrededor del 8-10 por ciento de los cánceres de estómago o gástricos, la tercera causa principal de muerte por cáncer en todo el mundo.

cancer estomagoInvestigadores de la Universidad de Chiba en Japón, y la Escuela de Medicina Duke-NUS y el Instituto del Genoma de Singapur (GIS) de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Investigación (A * STAR), ambos en Singapur, han revelado un paradigma novedoso en el cáncer gástrico asociado al virus de Epstein-Barr (VE), por lo que el genoma viral de este virus altera directamente el paisaje epigenético del huésped para promover la activación de protooncogenes (genes involucrados en el crecimiento celular normal que puede mutar en genes causantes de cáncer) y la tumorigénesis.

El genoma humano es el conjunto completo de información genética humana, y el epigenoma describe modificaciones al genoma que determinan si los genes se activan o desactivan cuando y donde se necesitan. A diferencia de la información genética, el epigenoma es dinámico y responde a estímulos externos, y ciertos estímulos externos pueden causar modificaciones anormales del ADN que, a su vez, pueden alterar la expresión génica normal y contribuir al desarrollo del cáncer.

El grupo de investigación, dirigido por autores principales y corresponsales, el doctor Atsushi Kaneda, profesor de la Escuela de Graduados de Medicina de la Universidad de Chiba, y el doctor Patrick Tan, profesor del Programa de Biología del Cáncer y de las Células Madre, Escuela de Medicina Duke-NUS, y director ejecutivo de SIG, realizó un análisis exhaustivo de estructuras genómicas tridimensionales en células humanas.

Estos iban desde líneas celulares de cáncer gástrico, muestras de pacientes, células epiteliales gástricas normales y cáncer gástrico asociado con el VEB. En combinación con los análisis de infección por virus, los investigadores encontraron regiones genómicas anormalmente activadas específicas para el cáncer de estómago con VEB positivo. La infección experimenta de células estomacales cultivadas reprodujo los fenómenos de unión del virus a estas regiones genómicas inactivas y cerradas y su activación anormal.

“Las células ponen marcas activas en las regiones genómicas necesarias para sus comportamientos y las utilizan, y las marcas inactivas en regiones genómicas innecesarias que están muy cerradas y no deben utilizarse, explica el profesor Kaneda. Hicimos la sorprendente observación de que se perdieron fuertes marcas inactivas en regiones genómicas específicas cuando infectamos células estomacales con VEB”.

Los investigadores descubrieron además que los potenciadores genéticos (fragmentos cortos de ADN que ayudan a alentar a los genes a producir proteínas) silenciados en las regiones cerradas fueron activados por el virus para regular los genes relacionados con el cáncer cercanos, lo que condujo a la proliferación de células cancerosas.

Este modelo de ‘infestación potenciadora’, como lo denominaron los investigadores, revela un nuevo mecanismo de tumorigénesis que no requiere alteraciones genéticas, y en cambio funciona reprogramando el paisaje epigenético de las células humanas para convertir los potenciadores latentes de un estado silenciado a un estado activo.

El profesor Patrick Tan, quien también es miembro del Consorcio de Cáncer Gástrico de Singapur, comenta que en todas las células de cáncer de estómago positivas para VEB y muestras de pacientes con cáncer de estómago primario estudiadas, el ADN del VEB se unió a las mismas regiones genómicas que también mostraron una activación anormal. Estas mismas regiones también cambiaron de estados inactivos a activos por infección experimental por VEB.

Este mecanismo de infestación potenciadora condujo a la activación de protooncogenes vecinos en células humanas y es probable que contribuya a la oncogénesis asociada al VEB en múltiples tipos de células cancerosas.

En particular, los investigadores también encontraron que, incluso después de eliminar los genomas de VEB, las modificaciones epigenéticas que se indujeron continuaron persistiendo, lo que sugiere un mecanismo de “golpear y correr” en el que, una vez que un episoma de VEB altera la topología de la cromatina de las células humanas, estas alteradas Las topologías son estables y persisten incluso después de la eliminación del episoma del VEB.

El profesor Kaneda reitera: “Si bien el 8-10 por ciento del cáncer de estómago está asociado con el VEB, creemos que nuestro modelo de infestación potenciador proporciona un nuevo mecanismo de cáncer que involucra alteraciones epigenómicas e infección viral que puede ser relevante para una gama más amplia de cánceres y enfermedades asociadas”.

El profesor Tan agrega que “se estima que las infecciones por VEB causan más de 200 000 cánceres por año en todo el mundo, incluidos ciertos cánceres de estómago. Nuestro estudio destaca nuevos objetivos potenciales de medicamentos en tumores malignos positivos para el VEB, revelados por epigenética y previamente invisibles usando estudios de secuenciación genética más convencionales”.

agosto 03/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Nuevo anillo vaginal para aumentar las opciones de prevención al contagio de SIDA

2020-08-04 4:03 AM

A pesar de los avances en la lucha contra el virus de inmunodeficiencia humano (VIH), las mujeres continúan enfrentando un riesgo de contagio muy alto, especialmente en el África subsahariana. Un nuevo anillo vaginal mensual que ellas pueden usar en privado y bajo sus propios términos tiene el potencial de expandir su cartera de prevención y de forma prolongada. La Agencia Europea del Medicamento acaba de dar la opinión positiva sobre su uso.

anillo de dapivirina mensualEl anillo de dapivirina mensual podría suponer una opción de prevención prolongada frente al VIH para las mujeres.

Casi 1 400 mujeres contraen VIH cada día en el África subsahariana, lo que representa casi el 60 % de las nuevas infecciones en esa región. Las estrategias actuales de prevención son esenciales, pero no suficientes, para detener las altas tasas de contagio en ellas, ya que aún carecen de la gama de métodos necesarios para proteger su propia salud.

Los productos existentes para la prevención incluyen la píldora antirretroviral oral diaria, conocida como profilaxis preexposición o PrEP, cada vez más disponible en África, así como los condones. Aunque la PrEP es altamente efectiva, no todas las mujeres pueden tomar una píldora diariamente. Los condones también son altamente efectivos, pero a menudo no son prácticos para las mujeres que no pueden negociar su uso con parejas masculinas o que están en riesgo de violencia sexual o de pareja.

El pasado 24 de julio, la Agencia Europa del Medicamento (EMA), anunció una noticia muy esperada: la opinión científica positiva sobre el anillo vaginal de dapivirina para su uso entre mujeres cisgénero de 18 años o más en países en desarrollo, con el objetivo de reducir su riesgo de infección por VIH.

Nuestra esperanza es que podamos hacer que el anillo esté disponible en 2021 en algunas comunidades de África, en espera de varios pasos críticos, como una fuerte voluntad política y financiación.

El anuncio marcó un hito para nuestra Asociación Internacional de Microbicidas (IPM), un partenariado de desarrollo de producto sin ánimo de lucro establecido en 2002 con el objetivo de prevenir la transmisión del virus al acelerar el desarrollo y disponibilidad de un microbicida seguro y eficaz para su uso por las mujeres en los países en desarrollo, que ha desarrollado este producto.

El anillo de dapivirina mensual podría suponer una opción de acción prolongada que una mujer podría usar en privado, bajo sus propios términos, para reducir el riesgo de VIH durante el sexo vaginal. Si bien la opinión positiva de EMA de esta semana es un paso histórico, no es una aprobación, y nuestro trabajo ahora se centra en garantizar que el anillo llegue a las mujeres.Nuestra esperanza es que podamos hacer que el anillo esté disponible en 2021 en algunas comunidades de África, en espera de varios pasos críticos, como una fuerte voluntad política y financiación.

En paralelo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) revisará la evidencia sobre el anillo como parte de su proceso de pautas y considerará el producto para la precalificación, un proceso que facilita el acceso a medicamentos que cumplen los requisitos mundiales de calidad, seguridad y eficacia.

Al mismo tiempo, se están realizando y planificando estudios adicionales en África para ayudar a comprender mejor cómo el producto podría satisfacer las necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres en diferentes momentos de sus vidas. Eso incluye estudiar su uso y seguridad entre los grupos que enfrentan un riesgo de VIH especialmente elevado, incluidas las adolescentes y las mujeres embarazadas y lactantes.

El anillo de dapivirina mensual debe ser asequible y accesible para las mujeres.

Seguridad comprobada del dispositivo

Durante 16 años se ha supervisado la investigación del anillo en 16 ensayos clínicos en África, Europa y Estados Unidos. Dos estudios de Fase III encontraron que el anillo redujo el riesgo de infección de VIH-1 en las mujeres, sin problemas de seguridad con su uso a largo plazo.

El Estudio Ring, realizado entre 2012 y 2016, encontró que el anillo redujo el riesgo general en un 35 %, y ASPIRE,  dirigido por la Red de Ensayos de Microbicidas (MTN), observó que el anillo redujo el riesgo general en un 27 %. Juntos, los dos estudios evaluaron el uso mensual del anillo en casi 4 600 mujeres de entre 18 y 45 años en Malawi, Sudáfrica, Uganda y Zimbabue.

Otros dos estudios de seguimiento posteriores de extensión abierta (OLE, por sus siglas en inglés) mostraron un mayor uso del anillo en comparación con los estudios anteriores de Fase III, lo que sugiere que una vez que las mujeres saben que se ha demostrado que un producto funciona en ensayos sin problemas de seguridad, es más probable que lo utilicen.

Brindar opciones de prevención del VIH seguras y efectivas para las mujeres con mayor riesgo promete ser uno de los grandes logros de salud pública de nuestra generación

En el estudio DREAM se encontró que el 95 % de las mujeres inscritas usaban el anillo al menos parte del tiempo. Además, los datos sugirieron una mayor reducción del riesgo en los dos estudios, en más del 50 %. Aunque ese hallazgo se basa en modelos estadísticos y, por lo tanto, es limitado, es una tendencia alentadora que esperamos observar en investigaciones adicionales.

También se mostró que el anillo tiene un perfil de seguridad favorable en todos los ensayos clínicos hasta la fecha, incluidos más de 20 estudios que analizan la seguridad de la dapivirina en una variedad de formulaciones. Además, se ha examinado la aceptabilidad del anillo para las mujeres desde el comienzo del proceso de desarrollo del producto.

Por último, IPM está trabajando en el desarrollo de otros productos como un anillo vaginal de dapivirina que dure tres meses, lo que aumentaría su beneficio y reduciría los costes; también está desarrollando un anillo contraceptivo con dapivirina para responder a dos amenazas a la salud de las mujeres distintas pero muchas veces superpuestas: el VIH y los embarazos involuntarios.

Brindar opciones de prevención del VIH seguras y efectivas para las mujeres con mayor riesgo promete ser uno de los grandes logros de salud pública de nuestra generación. Pero hay que ser conscientes de que ese potencial requiere una inversión financiera y política continua. La promesa del anillo de ayudar a controlar la epidemia del sida solo se hará realidad si podemos hacerla asequible y accesible para ellas.

Bríd Devlin es responsable de los proyectos de desarrollo de fármacos en la Asociación Internacional de Microbicidas (IPM). Se trata de un partenariado de desarrollo de producto sin ánimo de lucro establecido en 2002 para prevenir la transmisión del VIH acelerando el desarrollo y disponibilidad de un microbicida seguro y eficaz para su uso por las mujeres en los países en desarrollo.

agosto 03/2020 (SINC)

Organización Mundial de la Salud pesimista frente a solución para la COVID-19

2020-08-04 4:02 AM

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró pesimista al considerar que quizás nunca haya solución para la pandemia de la COVID-19, cuando las cifras de contagiados ya superan los 18 millones.

Más de 18OMS,14 millones de personas en todo el mundo han sido infectadas con la enfermedad y 690 mil han fallecido, por lo que el llamado a todas las naciones es aplicar rigurosamente medidas de salud como el uso de máscaras, distanciamiento social, lavado de manos y pruebas para detectar la mayor cantidad de enfermos, declaró el organismo sanitario internacional.

Es la primera vez que la OMS es tan pesimista sobre el desarrollo de una vacuna eficaz y coincide con la preocupación creciente también sobre el anuncio demasiado rápido de una inmunización lograda por Rusia y Estados Unidos.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, precisó en conferencia de prensa en línea que los ensayos clínicos dan esperanza, pero no significa necesariamente que ya se cuenta con una vacuna efectiva.

“Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie”, añadió, e insistió en que mientras tanto frenar los brotes depende del respeto a las medidas de salud pública.

Ghebreyesus insistió en detener nuevas olas y en la necesidad de hacer test, aislar y tratar a los enfermos y sus contactos, además de informar para que las poblaciones respeten el distanciamiento y así romper las cadenas de transmisión.

El mensaje a la gente y los gobiernos es: haced todo esto. Y continuad cuando el virus esté bajo control”, insistió, tras recordar que varios países parecían haber superado lo más duro, pero ahora conocen nuevos brotes.

También se refirió a que el equipo de la OMS que viajó a China terminó su misión de sentar las bases de los esfuerzos conjuntos para identificar los orígenes del virus, mediante estudios epidemiológicos que comenzarán en Wuhan para identificar la fuente potencial de infección de los primeros casos.

Una gran parte de los científicos coinciden en que el nuevo coronavirus se originó en un murciélago, pero que antes de ser transmitido al ser humano pasó por otro animal.

La letalidad del coronavirus se aproxima al 0,6 %

Un 0,6 por ciento de los pacientes que contraen el coronavirus sucumben a la enfermedad, aseguró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si analizamos la cifra de decesos entre todas las personas contagiadas, aunque no sepamos exactamente cuántas se infectaron las estimaciones oscilan entre el 1 y el 0,6 por ciento, dijo la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, en una rueda de prensa.

La funcionaria agregó que hay “estudios recientes” que confirman esos datos.

A su vez, Michael Ryan, director de Emergencias Sanitarias del organismo, explicó que eso supone que uno de cada 200 casos de contagio es letal.

Según el balance de la OMS, a lo largo del mundo se registraron más de 18,1 millones de pacientes con coronavirus, más de 680 000 de ellos fallecieron.

La situación más dramática se observa en Estados Unidos, actualmente el mayor foco de contagio en el mundo, con más de 4,6 millones de casos de COVID-19 y más de 154 000 decesos.

agosto 03/2020 (Prensa Latina) (Sputnik).- Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

En medio año, el mundo se dividirá en dos mitades según lo bien que cada país controle la pandemia

2020-08-04 4:01 AM

El matemático especializado en análisis de brotes infecciosos publicó a comienzos de año Las reglas del contagio. Este libro, casi profético, explica cómo se transmiten las enfermedades, pero también las ideas, el pánico, la violencia, los memes, los bulos y hasta los cuentos de hadas. Hablamos con él aprovechando que el libro acaba de ser publicado en español.

coronaAdam Kucharski (Reino Unido, 1986) perdió la capacidad de andar con tres años. El diagnóstico: síndrome de Guillain-Barré. Quizá por eso, aunque estudió matemáticas y fue becario en bancos londinenses, acabó por centrar su carrera en el análisis matemático de los brotes infecciosos.

En 2015 volvió a encontrarse con la enfermedad rara que había amenazado su vida de pequeño, esta vez en forma de brote en varias islas del Pacífico. El responsable era el, por entonces poco conocido, virus del zika, que acabaría por causar una epidemia en América. Kucharski se dedicó entonces a investigar la evolución de esta enfermedad y, posteriormente, la del ébola.

En Las reglas del contagio (Capitán Swing, 2020) Kucharski explica cómo se transmiten y extienden las enfermedades, pero asegura que estas normas van más allá de virus y bacterias. Violencia, crisis económicas, ideas, suicidio, felicidad, obesidad, pánico, bulos e incluso cuentos de hadas son susceptibles de seguir estos patrones.

El libro se publicó en inglés el 13 de febrero, justo el día en que Valencia registró la primera muerte por coronavirus en España, aunque, por aquel entonces, nadie lo supiera. Hablamos con Kucharski sobre cómo se transmite la COVID-19… y cómo evitarlo conforme los países intenten volver a la normalidad.

¿Entendemos las reglas del contagio de la COVID-19?

Entendemos ciertos patrones en su crecimiento, sobre todo conforme los países relajan sus medidas y vemos rápidos estallidos. Aun así, quedan interrogantes sobre la transmisión, por ejemplo, el papel de los niños y de la gente sin síntomas claros.

Hemos visto países que han bajado hasta los diez casos diarios y ahora cuentan miles al día. Incluso si tienes al virus bajo control, enseguida puedes enfrentarte a una situación que requiera distanciamiento o confinamientos.

La regla del contagio más importante ahora mismo es lo rápido que podemos perder el control sobre los brotes. Hemos visto países que han bajado hasta los diez casos diarios y ahora cuentan miles al día. Incluso si tienes al virus bajo control, enseguida puedes enfrentarte a una situación que requiera distanciamiento o confinamientos.

Es crucial que encontremos formas de detener lo que está pasando y para ello vamos a necesitar innovar con mejores datos y respuestas. El gran cambio a partir de ahora será movernos desde reglas y tasas de crecimiento a escala poblacional a medidas de control mucho más locales.

Habla de la transmisión que “no podemos ver”. En ese sentido, ¿se parece la COVID-19 a una enfermedad de transmisión sexual que se extiende de manera silenciosa entre la población?

Desde un punto de vista teórico esa es, en gran parte, la razón por la que ha sido tan difícil de controlar. Con el SARS y la viruela la gente tenía síntomas claros cuando eran contagiosos, así que contener el brote era más directo si tenías recursos.

Como el coronavirus tiene transmisión antes de los síntomas, para cuando alguien aparece en el hospital la infección ya ha pasado a otras personas que pueden estar a punto de infectar a otras. En ese sentido comparte características con enfermedades como el sida, en las que puedes tener una gran transmisión sin detectar antes de darte cuenta de que hay un brote.

¿Cómo podemos saber la efectividad de las medidas de control?

Es muy difícil saber exactamente qué está teniendo qué efecto, pero podemos mirar lugares que han aplicado medidas en secuencias diferentes. Por ejemplo, en Alemania las mascarillas se introdujeron en distinto orden en algunas áreas y eso hizo posible estimar el efecto de que la gente las lleve. Lo mismo con los colegios, que están abriendo de distintas maneras en cada lugar. Será muy importante intentar aprender tanto como podamos de la variación que veamos entre países.

En otras palabras, estamos inmersos en un experimento global queramos o no.

Esencialmente, sí. Es un juego global de ensayo y error. Tenemos que entender las causas por las que algunos países relajaron las medidas demasiado pronto e intentar aprender lo más rápidamente posible cómo mejorar.

En su libro asegura que “en los análisis de los brotes, los momentos más importantes no suelen ser aquellos en los que tenemos razón. Son esas ocasiones en las que nos damos cuenta de que estábamos equivocados”. ¿Cuándo nos dimos cuenta de que estábamos equivocados con la COVID-19?

Existe la idea de que los modelos matemáticos son bolas de cristal que pueden darnos todas las respuestas, cuando los investigadores los usamos para mirar un conjunto de posibilidades muy específico.

Hubo dos momentos muy importantes que cambiaron nuestra visión de un brote pequeño a un problema mucho mayor. Uno, al principio. Los números reportados en China eran bajos, pero por cómo se habían exportado a Tailandia y Japón supimos que estábamos frente a algo inusual. Otro, ese par de días de febrero en los que Italia reportó brotes a gran escala. Hasta entonces habían estado muy centrados en Asia, pero que la transmisión hubiera ocurrido tan ampliamente sin haber sido detectada sugirió que estábamos ante un problema muy grande.

Los investigadores que han intentado modelizar y predecir la evolución de la pandemia han sido muy criticados. ¿Cree que los medios y el público han sido justos?

Vemos titulares que dicen que los modelos están equivocados o son correctos, y esa no es la cuestión. Los modelos contestan preguntas muy concretas. Existe la idea de que son bolas de cristal que pueden darnos todas las respuestas, cuando los investigadores los usamos para mirar un conjunto de posibilidades muy específico, como qué pasa si no se toman medidas de control o cuál será la tasa de crecimiento en las siguientes semanas.

En su libro menciona la paradoja de los modelos en contextos como el efecto 2000 y la gripe de 2009. Si aciertan y son escuchados, la gente cree que han fallado y que son alarmistas.

Sí, se ven los modelos como una predicción meteorológica. Si eres pesimista sobre el tiempo eso no cambia el tiempo, pero si muestras las consecuencias de no hacer nada durante un brote y eso hace que la gente reaccione, entonces tu predicción original no será correcta. En muchos países de Europa poca gente se ha infectado, lo que indica que las medidas de control tuvieron un impacto, pero aun así hemos visto muchas muertes y grandes daños. Eso es consistente con el modelo que predice que, si no hubieras introducido medidas y hubieras permitido más infecciones, habríamos visto un número de fallecimientos mucho más alto.

Parte de ese momento en el que descubrimos que estábamos equivocados tuvo que ver con la falta de datos. ¿Qué pasó con los modelos para que al principio se pensara que esperar a la inmunidad de grupo era una opción?

La gran limitación inicial fue la falta de datos disponibles. En Europa muchos países no tenían ni idea de su número de casos. Cuando miramos los datos genéticos disponibles ahora, está claro que había transmisión sin detectar entre países a finales de febrero en Europa.

Aun así todavía no sabemos cuál es la estrategia apropiada. Entonces estaba muy claro que si los países se sentaban y no hacían nada sería un desastre. Si pones en marcha intervenciones muy fuertes, como los confinamientos, necesitas un plan para después, pero no está claro cuál es la solución a largo plazo para muchos países.

¿Todavía no tenemos una imagen completa?

Sí, muchos países no tienen una estrategia de salida y han relajado sus medidas para luego tener que reintroducirlas. Como todavía son susceptibles [no hay inmunidad de grupo], vamos a acabar en un ciclo en el que estas medidas son implantadas y relajadas repetidamente, quizás hasta que tengamos una vacuna.

Necesitamos innovación para no repetir confinamientos de manera cíclica durante el próximo año.

¿Debe preocuparnos esta posibilidad?

Es preocupante cuando miramos lo rápido que ocurren estos estallidos. Si la vacuna no está disponible hasta dentro de uno o dos años, es demasiado tiempo adoptando medidas de control drásticas. Necesitamos innovación para no repetir confinamientos de manera cíclica durante el próximo año.

Si solo te centras en las infecciones, es muy fácil confinarse durante un año y acabar con la epidemia, o hacer un rastreo de contactos muy riguroso que identifique todos los casos. Pero existe una realidad en la que hay que implementar las estrategias teniendo en cuenta los efectos sociales y sanitarios de la restricción de movimientos. Si las medidas no son sostenibles, como ya estamos estamos viendo en varias partes del mundo, habrá un efecto dominó en el brote.

Pensaba preguntarle por la plaga de modelizadores aficionados que, sin experiencia en estos campos, ha intentado predecir la evolución de la pandemia. Sin embargo, en Las reglas del contagio menciona el caso de George Sugihara, un ecólogo de peces que aplicó con éxito su conocimiento al mundo de las finanzas. ¿Cuándo son útiles estos enfoques?

Siempre es bueno acercarse con ojos nuevos a un problema difícil. Si tienes una pregunta compleja puede ser muy útil tener gente que haya trabajado en problemas similares, aunque no sean especialistas en ese campo. El problema es cuando se tiene mucha seguridad sin haber leído lo básico. En este brote he visto a gente llegar con mucha confianza y caer en errores que se cometían hace 40 años y que no deberíamos repetir.

En su libro explica que el contagio es un proceso social y que en Italia la gente interactúa más que en Hong Kong. ¿Ha jugado esto un papel en la propagación del coronavirus?

Italia fue una de las áreas que antes se vieron afectadas en Europa y hemos pensado mucho en si hay diferencias sutiles en el comportamiento que hayan contribuido. Las interacciones sociales de Hong Kong son similares a las de Londres, pero aquí hemos visto brotes porque también es importante cómo la gente responde al brote. Por ejemplo, cuántos intentan reducir su riesgo de infección con mascarillas. Todo eso influye.

Asegura que las ideas también se rigen por estas reglas del contagio, pero que se extienden con gran lentitud. ¿Es esto un problema para la ciencia?

Algunas ideas en ciencia tienen problemas para difundirse tan rápido como deberían, en parte por razones políticas. También porque, como decía el físico Max Planck, “la ciencia avanza de funeral en funeral” y si alguien domina un campo puede ser difícil que emerjan nuevas ideas. Es un riesgo grande, sobre todo si tratas con una nueva amenaza como una pandemia en la que habrá pocas certezas.

¿Está la ciencia preparada para la urgencia que implica una pandemia?

Estamos mucho mejor que hace unos años, pero quedan retos porque la ciencia está diseñada para escribir un paper, publicarlo y progresar en tu carrera, no para responder y juntar evidencias con rapidez.

¿Deberíamos obsesionarnos menos con los datos brutos que ofrecen los medios?

Tenemos que ser cuidadosos a la hora de sobreinterpretar los datos porque no todos son recogidos y agregados de la misma forma conforme avanza la semana. Se puede montar un drama por un cambio de un día para otro, cuando puede que no refleje el brote subyacente.

También necesitamos centrarnos en qué datos son importantes para cada analizar cada situación. El número de reproducción es muy útil cuando tienes un brote grande con muchos casos porque te dice cómo está creciendo. Cuando son números pequeños a nivel local es mucho más importante saber dónde está ocurriendo la transmisión, cuánto estamos detectando y quién está en riesgo.

Comentaba antes que los datos llegan con cierto retraso, ¿cómo trabajar con ellos?

Los datos más fiables tardan más en llegar. Cuando tienes una epidemia en crecimiento, el número de casos puede no reflejar la transmisión real porque no recoge el número total y, en cualquier caso, son de infecciones que tuvieron lugar semanas antes. Lo más fiable son las hospitalizaciones y muertes, pero también reflejan eventos pasados y si intentas reaccionar basándote en eso estás muy por detrás de la situación.

“Tenemos que ser cuidadosos a la hora de sobreinterpretar los datos y centrarnos en los que son importantes para cada analizar cada situación”.

Las reglas del contagio no va solo de enfermedades, sino también de cómo estas normas se aplican a la difusión de ideas, pánico, crisis económicas, violencia… En estos meses hemos visto otros ejemplos de contagio, por ejemplo de desinformación y bulos. ¿Podemos parar esa otra pandemia?

La pandemia va a prolongarse y tenemos que atacar la desinformación tanto como la propia enfermedad. Será importante controlar la información sobre qué deberíamos o no hacer, dónde estamos y qué pasa. No podemos deshacernos de cada mala información como no podemos identificar cada infección en el mundo. En su lugar tenemos que reducir cuánta gente está expuesta a esa información.

WhatsApp ha limitado el número de personas con las que se pueden compartir mensajes, lo que reduce la velocidad de transmisión: es muy similar a lo que estamos haciendo con el distanciamiento social porque si la gente no interacciona tan ampliamente es muy difícil que algo se extienda tan rápido.

También hemos visto plataformas que dan información fiable al buscar sobre coronavirus. Sabemos por las vacunas que es una forma muy poderosa de intervenir: si reduces la susceptibilidad la gente no estará expuesta, ya sea a un virus real o a desinformación, y no necesitas interrumpir sus interacciones.

¿Cómo cambiará la privacidad en el mundo poscoronavirus?

El balance entre privacidad y salud pública es muy importante. Si queremos controlar la infección tenemos que saber dónde está sucediendo y eso significa recoger buenos datos, más personales, porque el virus da poco tiempo para responder. Debemos conseguir la confianza de la población para asegurar que estas medidas son posibles.

Necesitamos muchos datos, pero ¿aceptarían los europeos medidas como las de Corea del Sur, donde recogen datos sin necesidad de autorización previa?

Es un equilibrio realmente difícil. Algunos países han hecho rastreos estrictos de móviles y tenemos la impresión de que eso no podría pasar en Europa, pero debemos elegir entre tener una colección de datos más detallada o tener confinamientos repetidos. Eso es lo que hay en juego.

Algunos tienen la sensación de que podemos volver a la normalidad, pero gran parte del éxito de los países asiáticos ha venido por los datos y por asegurarse de que la gente permanece en cuarentena. Si queremos eso, entonces tenemos que explicar lo que implica.

El balance entre privacidad y salud pública es muy importante. Para controlar la infección tenemos que saber dónde está sucediendo y eso significa recoger datos más personales, porque el virus da poco tiempo para responder.

Ha insistido varias veces en la importancia de contar con buenos datos. ¿Han sido los gobiernos suficientemente transparentes en este sentido?

En cada brote hay grandes problemas con los datos, es parte de la vida del epidemiólogo. Hay muchos motivos por los que pueden ser malos. Si es una decisión de alguien, debe cambiarse. Si no se recolectaron, ya sea por error o motivos de organización, debemos hacerlo mejor en el futuro, pero también ser conscientes de que siempre vamos a tener una imagen incompleta con la que tomar decisiones.

Las reglas del contagio, comienza hablando de la crisis financiera de 2008. La siguiente pandemia, ¿será económica?

Veremos contagio económico porque el mundo está muy interconectado. Necesitamos pensar en el efecto dominó que habrá si en seis meses el coronavirus está controlado en algunos países, pero no en otros, cómo va a afectar a la capacidad de los países para seguir funcionando. Es un problema internacional. El nivel de infección de uno va a influir en lo que pase en la sociedad y la economía en más lugares.

La gran pregunta: ¿qué va a pasar en el futuro?

Es muy difícil decir cuántos casos o muertes veremos en los siguientes meses. Creo que algunos países no lograrán el control y puede que la acumulación de inmunidad sea la que termine el brote, con un gran impacto en la salud. Otros, con restricciones fronterizas y cierres muy estrictos mantendrán la infección muy baja. En medio año, el mundo se dividirá en dos mitades según lo bien que cada país esté controlando la pandemia.

La polio y el sarampión tienen vacuna y han sido difíciles de erradicar. Creo que el coronavirus será una amenaza global para el futuro próximo.

Incluso cuando llegue la vacuna, ¿cuánto tiempo conviviremos con la pandemia?

Lo que suceda a continuación dependerá de lo buena que sea la vacuna. Lo ideal sería que fuera muy efectiva, pueda mantener la transmisión bajo control y podamos dársela a mucha gente en todo el mundo. En ese caso podríamos volver a la normalidad con bastante rapidez. Pero pienso que lo más probable es que necesitemos aplicar otras medidas. Puede que no sea posible dársela a todos los países y gente. La polio y el sarampión tienen vacuna y han sido difíciles de erradicar. Mi esperanza es que consigamos una vacuna que nos ayude a volver a la normalidad, pero creo que el coronavirus será una amenaza global para el futuro próximo.

Entonces, ¿la pandemia de COVID-19 cambiará el mundo para siempre?

Creo que dejará un impacto muy profundo en el mundo. Lo que pase el próximo año en cuanto a brotes y respuestas nacionales tendrá un efecto durante décadas.

agosto 03/2020 (SINC)

La dieta mediterránea no beneficia a todo el mundo por igual

2020-08-03 4:06 AM

La eficacia de la dieta mediterránea depende del perfil genético de cada persona. Un nuevo estudio ha comprobado cómo cada individuo se beneficia de forma diferente de la ingesta de la misma cantidad de un antioxidante natural, el tirosol. Esto abre la puerta a una personalización de las cantidades recomendadas de consumo.

dieta mediterráneaNuestra variabilidad genética influye en la forma en la que nuestro organismo aprovecha los potenciales beneficios de la dieta mediterránea. Así lo pone de relieve un estudio encabezado por expertos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), que publica la revista Free Radical Biology and Medicine.

El trabajo ha consistido en administrar a un grupo de personas en alto riesgo de sufrir una enfermedad coronaria un antioxidante natural presente en diversos alimentos de la dieta mediterránea: el tirosol. Además, han analizado cómo la genética de los participantes influye en su capacidad para lograr el máximo provecho.

En uno de cada tres participantes no se observaron los efectos beneficiosos esperados, dado que su organismo y metabolismo no eran suficientemente eficientes

En concreto, 32 voluntarios han participado en un ensayo clínico aleatorizado cruzado y controlado. Los sujetos de forma aleatorizada tenían que seguir una dieta mediterránea estándar durante tres periodos de cuatro semanas.

En el primero, tenían que tomar agua durante las comidas. En el segundo, una copa de vino blanco pobre en fenoles y, en el tercero, una copa de vino blanco suplementado con una cápsula con una dosis de tirosol, equivalente a su contenido en un litro de vino.

El tirosol es un fenol, un compuesto orgánico aromático, que está presente de forma natural en el aceite de oliva, el vino o la cerveza. Esta substancia tiene una capacidad antioxidante limitada, pero al ser ingerida se transforma en el organismo en hidroxitirosol, con un potente efecto antioxidante.

Lo que se observó es que no todo el mundo se beneficia de él de la misma manera. En uno de cada tres participantes no se observaban los efectos beneficiosos esperados, dado que su organismo y metabolismo no eran suficientemente eficientes en este proceso y no lograban casi ningún provecho.

Esto se debe a la presencia de determinadas mutaciones genéticas que afecten a su capacidad para convertir el tirosol en hidroxitirosol. Estas mutaciones afectan a un conjunto de genes (CYP2D6 y CYP2A6) especializados en regular el metabolismo de fármacos y otros compuestos ajenos al organismo y facilitar la excreción del cuerpo.

Beneficios para la salud cardiovascular

Anna Boronat, investigadora de Farmacología Integrada y Neurociencia de Sistemas del IMIM y primera firmante del estudio, ha apuntado que estos resultados explican uno de los mecanismos por los cuales un micronutriente de la dieta mediterránea hace su efecto. A la vez, se ha demostrado el papel de este antioxidante y de su derivado, el hidroxitirosol, a la mejora de la función endotelial, factor clave en la salud arterial.

Los resultados del trabajo llevan a sus autores a plantear la posibilidad de adaptar las recomendaciones de ingesta de los alimentos de la dieta mediterránea a la capacidad de cada individuo de aprovechar las sustancias positivas que aportan.

Cada uno puede obtener un beneficio diferente a partir de dosis distintas de un mismo alimento. Incluso, el consumo que a una persona le favorece, a otra no

Siempre se ha explicado que una copa de vino o dos cucharadas de aceite de oliva son recomendables para la salud cardiovascular, recuerda Anna Boronat, pero no son igual de beneficiosas para todos. Siempre se han hecho las recomendaciones nutricionales a nivel poblacional asumiendo que todos somos iguales.

Hoy en día estamos viendo que cada uno puede obtener un beneficio diferente a partir de dosis diferentes de un mismo alimento o, incluso, el consumo de un alimento que a una persona le puede beneficiar a otra no le beneficia o le puede ser perjudicial, añade.

Esto nos lleva a proponer que las recomendaciones dietéticas en el futuro se tienen que hacer de forma más individualizada en el contexto de la medicina personalizada, apunta Rafael de la Torre, jefe del grupo de investigación que ha liderado el estudio.

Patrimonio de la UNESCO

Este tipo de dieta, incluida en 2010 en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los patrones alimentarios y más equilibrados y saludables del mundo. A parte, la adhesión a este patrón dietético es alta a largo plazo por la variedad de alimentos y riqueza en grasas de origen vegetal.

Numerosos estudios han puesto de manifiesto los beneficios de este tipo de dieta en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades como los trastornos cardiovasculares, la diabetes o el cáncer. El siguiente paso es saber si este patrón favorece por igual a todos dado que la adaptación de la misma según las características genéticas, edad, género, tipo de enfermedad, etc., podría incluso potenciar sus provechos.

agosto 02/2020 (SINC)

Referencia bibliográfica:

Boronat A, Mateus JA, Soldevila N, Guerra M, Rodríguez-Morató J, Varon C, Muñoz D, Barbosa F, Morales JC, Gaedigk A, Langohr K, Covas MI, Pérez-Mañá C, Fitó M, Tyndale RF, de la Torre R*. Cardiovascular benefits of tyrosol and its endogenous conversion into hydroxytyrosol in humans. A randomized, controlled trial. Free Radical Biol Med 2019; 143: 471-481.

Este estudio ha sido posible gracias a una ayuda de los Fondos de Investigaciones Sanitarias del Instituto Carlos III (PI14/00072). Los investigadores Rafael de la Torre, Josep Rodríguez-Morató, Daniel Muñoz y Maria Isabel Covas, son miembros del grupo de investigación (CB06/03/0028) del CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición) liderado por la Dra. Montserrat Fitó. La empresa Codorniu ha proporcionado el vino que se ha administrado en este estudio.

La primera vacuna inactivada contra la COVID-19 del mundo produce anticuerpos en todos los participantes en ensayos clínicos

2020-08-03 4:05 AM

La vacuna inactivada COVID-19 fue desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos Wuhan bajo el Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG) afiliado al Grupo Farmacéutico Nacional de China Co., Ltd. (Sinopharm Beijing, China).

vacuna COVIDEl 12 de abril, la vacuna obtuvo la primera aprobación para ensayos clínicos del mundo, y los ensayos clínicos de fase I/II se hicieron durante 66 días consecutivos para obtener datos sobre su seguridad y eficacia después de la administración de dos inyecciones. El estudio fue diseñado para evaluar la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna inactivada con COVID-19 en individuos sanos de 18 a 59 años para dosis bajas, medias y altas e inyecciones a intervalos de 14, 21 y 28 días.

El estudio se centró en los cambios en la inmunidad celular después de la vacunación y exploró los procedimientos de vacunación, la dosis de inmunización, la seguridad, la inmunogenicidad y los cambios en los niveles de anticuerpos in vivo.

Hasta ahora, los 1 120 pacientes que participaron en los estudios clínicos de fase I/II completaron dos inyecciones.

Los resultados de los ensayos clínicos mostraron que la vacunación fue segura sin ninguna reacción adversa grave y después de que se adoptaron diferentes procedimientos y diferentes dosis de vacunación, todos los participantes en el grupo de la vacuna produjeron títulos altos de anticuerpos. Para aquellos de 18 a 59 años que recibieron dos inyecciones de dosis media a través de los procedimientos de intervalo de 14 días y 21 días, la tasa de conversión positiva de anticuerpos neutralizantes fue del 97,6 %. Para aquellos que recibieron dos inyecciones de dosis media en un intervalo de 28 días, la tasa de conversión positiva de anticuerpos neutralizantes alcanzó el 100 %. El CNBG ahora desarrolla activamente cooperación en el extranjero en la investigación clínica de fase III y confirmó las intenciones de cooperación con empresas e instituciones en varios países.

agosto 02/2020 (Hospimedica)

Tener cáncer duplica la letalidad por COVID-19

2020-08-03 4:04 AM

Un estudio internacional con datos de más de 900 pacientes de hospitales de España, Canadá y Estados Unidos indica que la tasa de letalidad de enfermos de cáncer que también padecen coronavirus es del 13 %. Este dato es justo el doble que la establecida para pacientes que solo están infectados por el SARS-COV-2, que es del 6,5 % de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

coronavirusVarias instituciones de Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio que indica que la tasa de letalidad de los enfermos de cáncer afectados por coronavirus está en torno al 13 %. Este índice duplica el establecido para todos los pacientes con COVID-19, que es del 6,5 % según los datos actualizados del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de Johns Hopkins.

Los resultados del trabajo proceden de datos de 928 pacientes de hospitales de España, Canadá y Estados Unidos y se han publicado en The Lancet.

Según los autores, se trata del primer informe de la iniciativa COVID-19 and Cancer Consortium (CCC19), creada para hacer un seguimiento de los resultados dentro de esta población vulnerable. El registro CCC19 se mantiene como una base de datos electrónica REDCap (Research_Electronic_Data_Capture), alojada en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, Estados  Unidos, cuyo objetivo es comprender los efectos únicos que el coronavirus tiene en los pacientes oncológicos.

Estas personas se enfrentan a una gran incertidumbre en la era de la COVID-19, ya que esta pandemia ha cambiado de una manera fundamental el equilibrio entre riesgos y beneficios en el tratamiento del cáncer“, señala Jeremy Warner, profesor de investigación de Medicina e Informática Biomédica de la Universidad de Vanderbilt, y uno de los autores.

Según Warner, “esta tasa de letalidad del 13 % en el grupo de pacientes de cáncer con coronavirus empeoraba en los subgrupos de enfermos con tumores activos y en los que sufrían un mayor deterioro”.

El equipo señala que estos datos preliminares no muestran ninguna asociación estadística entre los fallecimientos a los 30 días y los tratamientos contra el cáncer, lo que sugiere que la cirugía, la quimioterapia complementaria y la de mantenimiento deberían continuar durante la pandemia con “extrema cautela”.

Terapias y riesgos

“Mientras que los pacientes de más edad y aquellos con condiciones de comorbilidad importantes tienen un riesgo sustancialmente mayor de morir por la COVID-19, nuestros primeros hallazgos son alentadores para los pacientes sin condiciones médicas importantes que reciben su terapia para el cáncer dentro de las cuatro semanas tras la infección por SARS-CoV-2”, indica Nicole Kuderer, del Grupo de Investigación de Cáncer Avanzado de Seattle y una de las autoras principales.

Sin embargo, Kuderer aclara que se necesitan más datos para evaluar de manera fiable las terapias individuales de mayor riesgo”.

agosto 02/2020 (SINC)

Referencia:

Kuderer  n. et al “Clinical impact of COVID-19 on patients with cancer (CCC19): a cohort study”. The Lancet. 2020

Coronavirus: el consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de contagio

2020-08-03 4:03 AM

El consumo del alcohol y su relación con el COVID-19 ha dado lugar a ciertos bulos  durante las últimas semanas. El Instituto Superior de Sanidad italiano era uno de los muchos organismos que desmentía la efectividad de este tipo de bebidas a la hora de protegerse frente al coronavirus.

alcoholismo_enfermedadEl consumo de alcohol no protege de ninguna manera contra el COVID-19 no impide ser infectado,  aseveraba en su último informe.

Al contrario, el abuso de las bebidas alcohólicas revierte en un riesgo mayor de contraer enfermedades infecciosas, puesto que “afecta a todos los componentes del sistema inmunitario”. De hecho, lo debilita, reduciendo la capacidad del cuerpo para hacer frente a posibles infecciones.

Tal y como explica el organismo, el alcohol provoca una reducción en el número de funciones de los linfocitos B, las células que ayudan a proteger el cuerpo humano. También induce a una mayor producción de inmunoglobulinas y compromete la cantidad de linfocitos T y su funcionamiento.

El alcohol es además, “un factor de riesgo potencial para la neumonía“, uno de los principales efectos causados por el SARSCoV-2.

Su consumo reduce el tono orofaríngeo, aumenta las probabilidades de introducir microbios en el organismo y modifica la “función de los macrófagos alveolares” que son los responsables de limpiar los alveolos pulmonares de polvo y patógenos.

No solo eso. Las bebidas espirituosas también producen a menudo desnutrición, un estado que incrementa el riesgo de sufrir infecciones y están asociadas a ciertas enfermedades hepáticas. Además, su consumo excesivo aumenta las probabilidades de sufrir síndrome de dificultad respiratoria aguda, una de las complicaciones más graves derivadas del COVID-19.

El alcohol ingerido no protege frente al coronavirus

En su informe, el ISS también refutaba algunas de las teorías más compartidas durante la epidemia en relación con el alcohol, como, por ejemplo, su capacidad para hacer de escudo frente al virus. “En una concentración de al menos el 60 %, funciona como desinfectante en la piel, pero pierde su efecto cuando se ingiere.” Tampoco “destruye al virus en el aire inhalado” ni es capaz de “desinfectar la boca ni la garganta”. Los expertos niegan, además que bebidas como “la cerveza, el vino o los licores de hierbas” estimulen el sistema inmunitario y la resistencia al contagio.

Si se suma la situación de aislamiento a la ecuación, el abuso del alcohol puede generar otro tipo de problemas de tipo social como adicciones  o fomento de la violencia. Aunque pensemos que el “alcohol ayuda a lidiar con el estrés”, en realidad  aumenta los “síntomas de pánico y agrava los trastornos de ansiedad y depresión.”

Desde el ISS, aconsejan sustituir su consumo por la práctica de ejercicio dentro de casa, ya que la actividad física, “ayuda a fortalecer el sistema inmunitario”, además de ser “una forma, tanto a corto como a largo plazo, muy ventajosa de pasar este período de cuarentena”.

agosto 02/2020 (Redacción médica)

En el confinamiento se produce la pérdida de todas las capacidades físicas de los deportistas

2020-08-03 4:02 AM

Justo cuando quedaban cuatro meses para que la antorcha olímpica ardiera en Tokio llegó el anuncio con la decisión más sensata: los Juegos Olímpicos de 2020 tendrán lugar en 2021. Celebrarlos habría supuesto desigualdad de condiciones y, aún peor, un riesgo importante para la salud de unos deportistas de élite que, como el resto de los mortales, se encuentran en cuarentena por la crisis mundial del coronavirus.

ejercicio-fisico-correr¿Qué cambios experimentan sus cuerpos con el confinamiento?

Lo explica María del Pilar Martín Escudero, investigadora del Departamento de Radiología, Rehabilitación y Fisioterapia y de la Escuela de Especialización Profesional de Medicina de la Educación Física y el Deporte de la Universidad Complutense de Madrid.

¿Es buena decisión retrasar un año los Juegos Olímpicos de Tokio?

Era necesario retrasar los Juegos Olímpicos tal y como se ha decidido porque si no habría una descompensación entre países y no todos los deportistas podían competir en igualdad de condiciones. Ya sabemos que existen muchos intereses económicos en el desarrollo de unos Juegos Olímpicos, pero la salud de los atletas es lo primordial.

¿Qué supone para un deportista de élite un parón de un mes, como sucede en Italia o España, o de más de dos meses, como en ciudades de China?

En esta época de confinamiento se produce un desentrenamiento de todas las capacidades físicas de los deportistas que provoca por lo tanto una pérdida de masa muscular y por ende una disminución de la fuerza, de la potencia y del equilibrio. Se pierde también capacidad de resistencia aeróbica, anaeróbica, fuerza, flexibilidad y velocidad. También se pierden capacidades del gesto deportivo.

¿Qué cambios sufre su cuerpo acostumbrado a jornadas enteras de entrenamiento?

Hay estudios que muestran que tras 5 semanas de desentrenamiento se produce un aumento de la masa grasa, un aumento del perímetro de la cintura, que esto se asocia con una disminución del consumo máximo de oxígeno (V02 máx.) y la tasa metabólica en reposo disminuye. Otra de las consecuencias del confinamiento es una alteración en la estructura ósea por disminución de la densidad ósea y de la mineralización producidas por disminución del ejercicio y de las horas de exposición al sol. Tal y como hemos indicado, se produce una alteración y una disminución de la masa muscular con modificación de la distribución de algunas fibras musculares, la musculatura se acorta y se pierde elasticidad. Esto produce una disminución importante del glucógeno en el músculo y que afecta a los esfuerzos explosivos. Se ha constatado disminuciones en el consumo máximo de oxígeno (VO2maximo), del 21%, aumento de la frecuencia cardiaca y con problemas de recuperación de la frecuencia cardiaca tras el esfuerzo.

¿Hay más riesgo de lesiones una vez se incorporen a la rutina?

Por supuesto que sí, una vez que se reincorporen a su rutina, y como se pretenda que realicen todas las competiciones que faltan en el tiempo que queda, va a producir un incremento muy importante de las lesiones a todos los niveles. En todos los deportes ciclismo, futbol, triatlón, natación, etc. Deberían, como mínimo tener unas dos semanas de reacondicionamiento, tal y como lo realizan muchos deportes antes de las primeras competiciones importantes y después de las vacaciones de verano (aunque siempre suelen hacer algo de ejercicio en estas vacaciones).

¿Qué consejos se les recomienda una vez pase este periodo de aislamiento y vuelvan al entrenamiento?

Como he indicado, dependiendo de la intensidad del ejercicio e inversamente proporcional a ello, se deben de mantener como mínimo dos a tres semanas de reacondicionamiento del cuerpo para que esté en las mejores condiciones para realizar ejercicio. Igualmente, para los deportistas amateur, que no piensen que el primer día de salir del aislamiento se van a poder hacer maratonianas sesiones de running o de gimnasio, tendrán que ir poco a poco.

¿Hay deportes a los que les afecte más el parón que a otros?

Si, especialmente aquellos deportes que requieran de mayor destreza en su realización o bien que sean más exigentes tanto en intensidad como en duración como sea un triatlón largo.

Otra enfermedad, el virus del Zika, también amenazó los pasados Juegos Olímpicos. ¿Qué diferencia destaca entre una situación y otra?

El zika es una zoonosis muy limitada a determinadas zonas del planeta y trasmitida por un mosquito que podía picar o no. Ahora estamos hablando de una pandemia que, como su nombre indica, afecta a todos los países y que justo la mejor manera de luchar contra ella es evitar el tránsito de personas de diferentes zonas del planeta, ya que es una infección vírica que se trasmite de humano a humano y es muy contagiosa.

Nota: Entrevista a María del Pilar Martín Escudero, experta de la Universidad Complutense de Madrid

agosto 02/2020 (Dicyt)

Estudian el papel del extracto de guanábana en los síntomas de la fibromialgia

2020-08-03 4:01 AM

Científicas españolas han publicado recientemente en Pharma Nutrition, un estudio en ratones en el que constatan que las dietas suplementadas con extracto acuoso de hojas de Annona muricata L., conocida como guanábana, pueden prevenir los síntomas asociados a la fibromialgia, mejorando así la vida de estos pacientes.

guanabanaInvestigadoras de la Universidad de Sevilla han analizado el papel del extracto acuoso de hojas de Annona muricata L., conocida como guanábana, para prevenir los síntomas asociados a la fibromialgia.

El consumo del extracto de las hojas de Annona muricata L., con la forma farmacéutica y dosificación adecuada, puede mejorar el dolor crónico, la ansiedad y la depresión que acompañan a la enfermedad. Este extracto procede de la preparación tradicional en forma de decocción”, informa la experta Ana María Quílez, del grupo de investigación Plantas Medicinales de la Universidad de Sevilla.

El siguiente paso será realizar un ensayo clínico con pacientes para corroborar su actividad y asegurar la dosis eficaz y segura en humanos.

Este estudio se ha llevado a cabo durante un periodo de un mes con 60 ratones hembras de cinco semanas de edad en los laboratorios de la Facultad de Farmacia. Los animales fueron divididos en seis grupos a los que se les alimentó con una dieta estándar suplementada con distintas cantidades de esta planta.

Tras los resultados obtenidos por estas investigadoras, el siguiente paso será llevar a cabo un ensayo clínico con pacientes para corroborar su actividad y asegurar la dosis eficaz y segura en humanos.

Sobre el árbol de la guanábana

Las hojas de la Annona muricata L. proceden de un árbol frutal de entre 4 y 6 metros de altura de la familia botánica Annonaceae. Son hojas simples, de color verde oscuro brillante, de forma oblongo-aovada u oblongo-elíptica y de 5 a 15 cm de longitud. Esta especie es nativa de las áreas tropicales de América y abundante en la región amazónica.

Se suele cultivar también para su empleo medicinal. La hoja posee diferentes usos biomédicos según el país de origen. Los empleos en medicina tradicional más destacados, validados científicamente en ensayos preclínicos son: inflamación, dolor, infecciones, diabetes y cáncer.

agosto 02/2020 (SINC)

Referencias bibliográficas:

Quílez A.M., Montserrat de la Paz, S., Fernández-Arche A., De la Puerta R., García-Giménez M.D.: Diets supplemented with Annona muricata improve the symptoms of fibromialgia. Publicado en Pharma Nutrition Volume 6, Issue 3,Pages 81-84.

Quílez A.M., Montserrat de la Paz, S., Fernández-Arche A., De la Puerta R.: Potential therapeutic applications of the genus Annona: Local and traditional uses and pharmacology. Journal of Ethnopharmacology.  Volume 225, Pages 244-270.

Tratamiento inmunológico alrededor de momento de cirugía por cáncer evita metástasis

2020-08-02 4:04 AM

Investigadores israelíes encontraron que el tratamiento de estimulación del sistema inmunológico evita la metástasis y puede salvar la vida de los pacientes con cáncer, informó la Universidad de Tel Aviv.

Sistema-inmunologicoEste tratamiento reduce el estrés psicológico y fisiológico que causa un incremento en el desarrollo de la metástasis en los días previos y posteriores a la cirugía por cáncer.

Las conclusiones corresponden a un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv y el Centro Médico Shamir, ambos localizados en el centro de Israel. El incremento en la metástasis se debe a grupos de hormonas que son producidas en grandes cantidades cuando el cuerpo está estresado.

Estas hormonas suprimen la actividad de las células del sistema inmunológico, lo que incrementa de forma indirecta el desarrollo de la metástasis.

Las hormonas también contribuyen a que las células cancerosas que quedan después de la intervención quirúrgica se conviertan en metástasis que amenazan la vida.

Los tratamientos actuales contra la metástasis se saltan el período crítico en torno a la cirugía para el cáncer y, como resultado, el personal médico tiene que enfrentar las consecuencias de tratar procesos metastásicos progresivos y resistentes, señalaron los investigadores.

En el estudio, los investigadores encontraron que los tratamientos médicos que reducen el estrés y la inflamación pueden evitar el desarrollo de metástasis y salvar vidas. Un tratamiento de este tipo es inyectar sustancias con receptores similares a los de los virus y bacterias en el cuerpo de los pacientes.

El sistema inmunológico los reconoce como amenazas y se activa, lo que puede evitar una enfermedad metastásica.

Esta intervención en el período crítico antes y después de la intervención quirúrgica puede evitar el desarrollo de metástasis, la cual se descubrirá meses o años después, concluyeron los investigadores.

 agosto 01/2020 (Xinhua) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Investigadores identifican un posible objetivo farmacológico para el cáncer de próstata

2020-08-02 4:03 AM

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM) han descubierto que la proteína BRD4 podría ser un nuevo objetivo importante para prevenir las metástasis de cáncer de próstata resistentes a la castración, según publican en la revista Prostate Cancer and Prostatic Disease.

cancer_de_prostata_ilustracionEl cáncer de próstata resistente a la castración es una forma altamente agresiva de cáncer de próstata que a menudo conduce al desarrollo de metástasis letales.

El tratamiento estándar generalmente incluye la interrupción de la señalización del receptor de andrógenos con medicamentos llamados terapia de privación de andrógenos que, si bien es efectiva durante un promedio de dos o tres años, finalmente no impide la progresión del cáncer, debido a la resistencia adquirida a los medicamentos. Luego, los pacientes desarrollan metástasis y ya no es posible curar el cáncer.

Bajo la dirección del doctor Gerald V. Denis, de la BUSM, profesor asociado de Medicina y Farmacología, los investigadores han estudiado durante mucho tiempo una familia de tres proteínas estrechamente relacionadas, llamadas proteínas de bromodominio BET, compuestas por BRD2, BRD3 y BRD4, que regulan la expresión génica. Los investigadores de la BUSM fueron los primeros, en la década de 1990, en mostrar cómo funcionan estas proteínas en el cáncer humano.

Los investigadores examinaron líneas celulares de cáncer de próstata que modelan formas comunes de cáncer de próstata que son resistentes a la terapia de privación de andrógenos y descubrieron que BRD4, pero no miembros similares de la familia BRD2 o BRD3, regulan la expresión de proteínas clave que contribuyen directamente a la progresión de la enfermedad del cáncer de próstata.

Estos hallazgos son nuevos porque, hasta ahora, no estaba claro cuál de las proteínas de la familia BET regula los programas transcripcionales, o cómo influyen en la morfología de las células de cáncer de próstata, la motilidad y la invasividad, cada uno de los cuales está asociado con la capacidad de hacer metástasis, explica el primer autor Jordan Shafran, investigador en el departamento de medicina molecular y traslacional de la BUSM.

Según los investigadores, estos hallazgos son significativos porque las opciones terapéuticas actuales para el cáncer de próstata resistente a la castración son limitadas y se centran principalmente en la supresión de las células tumorales de próstata que dependen de la señalización del receptor de andrógenos.

A medida que las células tumorales de próstata se vuelven resistentes a la terapia, su dependencia de la señalización del receptor de andrógenos se reduce y se activan mecanismos de señalización alternativos. De esta mezcla compleja, surgen las células metastásicas, agrega Denis, autor del estudio.

Los investigadores creen que es imperativo identificar nuevos objetivos que regulen la expresión de factores de transcripción críticos en diversos tipos de células de cáncer de próstata para bloquear la migración, la invasión y la eventual metástasis.

 agosto 01/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Referencia:

Jordan S. Shafran J.S.; Jafari N., Casey A.N., Győrffy B.  &Denis G.V.: BRD4 regulates key transcription factors that drive epithelial–mesenchymal transition in castration-resistant prostate cancer. Prostate Cancer and Prostatic Disease. 21 de julio de 2020.

Combinar células madre adultas y fármacos para el glaucoma promueve la curación de las heridas diabéticas en ratones

2020-08-02 4:02 AM

Una nueva investigación que publica STEM CELLS Translational Medicine supone la promesa de un gran avance en la curación de las úlceras crónicas del pie debidas a la diabetes.

úlcera de pie diabéticoEl estudio, realizado por investigadores de la Universidad de California, es el primero en demostrar cómo un andamio bioingeniería compuesto de células madre mesenquimales humanas (CMM) combinado con timolol, un medicamento comúnmente utilizado para tratar el glaucoma, mejoró la curación y disminuyó inflamación en las heridas de ratones diabéticos hasta en un 75 por ciento en los grupos de control.

Las úlceras crónicas del pie son algunas de las complicaciones más peligrosas y comunes de la diabetes, y afectan hasta a una cuarta parte de los 25 millones de personas que viven con diabetes solo en los Estados Unidos, según la Asociación Americana de Diabetes.

La asociación también predice que el 30 por ciento de estos casos eventualmente conducirán a la amputación. Aún más alarmante es la tasa proyectada de mortalidad a cinco años de quienes se someten a una amputación: 48 por ciento, una estadística a la par con el cáncer de colon.

Tratar a estos pacientes e intentar que sanen es lo que me impulsó a trabajar en este problema, explica Roslyn Rivkah Isseroff, profesora de dermatología en UC Davis, jefa del Servicio de Dermatología en VA Northern California Healthcare System y jefa de la clínica de curación de heridas, quien dirigió el estudio junto con Jan Nolta, director del Programa de Células Madre en la Escuela de Medicina de UC Davis y su Instituto de Curaciones Regenerativas.

La tasa de curación es bastante triste lo que ha provocado una investigación intensa en busca de alternativas terapéuticas, explica el doctor Nolta. Varias terapias celulares para tratar las úlceras de pie diabético ya han sido aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), pero las tasas de curación muestran solo una mejora modesta en comparación con el estándar de atención de estas lesiones.

Sin embargo, continúa, ninguno de estos productos está compuesto principalmente por células madre. Las terapias basadas en células madre pueden ofrecer ventajas sobre las terapias celulares actualmente disponibles al regular la respuesta inmune e inflamatoria anormal típica de las úlceras.

Estudios previos realizados por el equipo de UC Davis mostraron que el 85 por ciento de las células madre aplicadas a andamios se localizan en el lado de la siembra y son retenidas y viables en cultivo durante 15 días. Su trabajo también demostró que el tratamiento previo de la hipoxia, es decir, privar a las células madre de oxígeno, aumentó su supervivencia y mejoró la retención celular en el sitio de la herida.

El pre acondicionamiento hipóxico disminuye el consumo de glucosa por las células, lo que resulta en una supervivencia más prolongada en un ambiente deficiente en nutrientes, explica Nolta.

La idea de agregar timolol a este último estudio surgió de otro estudio realizado por investigadores de UC Davis en el que mostraron cómo el tejido de la herida genera una hormona del estrés llamada catecolamina y que la catecolamina perjudica la curación. La catecolamina juega un papel importante en la respuesta del cuerpo al estrés al elevar la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre. Se sabe que el timolol revierte los efectos negativos de la catecolamina y, por lo tanto, mejora la curación.

Para llevar a cabo su último estudio, el equipo de investigación sembró células madre recogidas de la médula ósea de donantes humanos sanos, en andamios de matriz circular. Se probaron varias concentraciones en un esfuerzo por determinar la dosis óptima. A continuación, los andamios se incubaron en timolol al 1 por ciento de oxígeno (hipoxia) en el medio de cultivo células madre.

Los andamios se aplicaron luego a las heridas de un grupo de ratones diabéticos. El grupo de control de ratones fueron tratados con un andamio de matriz solamente (sin células madre o timolol). La idea era ver lo efectivas que eran las propias células de los animales en la reconstrucción del tejido dañado en comparación con las heridas tratadas con matriz de células madre y timolol.

Además, varias de las heridas tratadas con la matriz recibieron una aplicación diaria de timolol (se probaron diferentes dosis) para medir cómo el fármaco afectó el proceso de curación.

Siete días después se analizaron los resultados. Los investigadores descubrieron que todos los andamios de matriz que usan la combinación de células madre con hipocondicionamiento y preacondicionamiento de timolol mostraron una epitelización de la herida significativamente mejorada (es decir, reparación de tejidos), en más del 70 por ciento, en relación con el grupo de matriz sola. Las aplicaciones adicionales de timolol aplicadas a la combinación matriz / células madre también aumentaron la reepitelización, en casi un 75 por ciento en comparación con los controles no tratados con timolol.

En general, la combinación de células madre y timolol mejoró con éxito la cicatrización de heridas y redujo la respuesta inflamatoria en los ratones, resume Nolta. Esto sugiere que este enfoque único podría proporcionar respuestas curativas superiores en humanos con heridas diabéticas.

agosto 01/ 2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Referencia Bibliográfica:

Hsin‐ya Yang H., Fierro F., So M. Yoon D.J., Nguyen A.V., Gallegos A., Bagood M.D., Rojo‐Castro T., Alan Alex A., Stewart H., Chigbrow M., Dasu M.R:, Peavy T.R., Soulika A.M., Nolta J.A., Isseroff R.R.: Combination product of dermal matrix, human mesenchymal stem cells, and timolol promotes diabetic wound healing in mice. STEM CELLS Translational Medicine. First Published:   28 July 2020

Descubren diferencias por sexos en el volumen de ciertas regiones del cerebro humano

2020-08-02 4:01 AM

Un análisis científico de más de 2 000 escáneres cerebrales ha encontrado evidencia de diferencias por sexos en el volumen de ciertas regiones del cerebro humano, según un estudio dirigido por investigadores del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), parte de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, que publican en Proceedings of the National Academy of Sciences.

cerebro-masculino-femenino-versión-final-e1509115571693Esta pauta de diferencias basadas en el sexo en el volumen cerebral se corresponde con las pautas de expresión génica de los cromosomas sexuales observadas en muestras postmortem de la corteza cerebral, lo que sugiere que los cromosomas sexuales pueden desempeñar un papel en el desarrollo o el mantenimiento de las diferencias sexuales en la anatomía del cerebro.

Desarrollar una comprensión más clara de las diferencias de sexo en la organización del cerebro humano tiene una gran importancia en cómo pensamos acerca de las diferencias de sexo bien establecidas en la cognición, el comportamiento y el riesgo de enfermedad psiquiátrica, señala Armin Raznahan, coautor del estudio y jefe de la Sección NIMH sobre Neurogenómica del Desarrollo.

Nos inspiraron los nuevos hallazgos sobre las diferencias de sexo en modelos animales y queríamos para tratar de cerrar la brecha entre estos datos de animales y nuestros modelos de diferencias sexuales en el cerebro humano, añade.

Los investigadores han observado durante mucho tiempo diferencias consistentes basadas en el sexo en las estructuras cerebrales subcorticales en ratones. Algunos estudios han sugerido que estas diferencias anatómicas se deben en gran medida a los efectos de las hormonas sexuales, dando peso a una explicación centrada en las gónadas para las diferencias basadas en el sexo en el desarrollo del cerebro.

Sin embargo, estudios más recientes en ratones han revelado diferencias sexuales consistentes en las estructuras corticales, y los datos de expresión génica sugieren que los cromosomas sexuales pueden desempeñar un papel en la configuración de estas diferencias sexuales anatómicas. Aunque el cerebro del ratón comparte muchas similitudes con el cerebro humano, no está claro si estos hallazgos clave en los ratones también se aplican a los humanos.

Para explorar la base neurobiológica de las diferencias sexuales en el cerebro humano, Raznahan, el autor principal Siyuan Liu, y sus colegas analizaron por primera vez los datos de neuroimagen recopilados como parte del Proyecto Connectome Humano (HCP). Los datos, obtenidos de 976 adultos sanos entre las edades de 22 y 35, revelaron diferencias sexuales consistentes en el volumen de ciertas estructuras corticales.

De media, las mujeres tenían un volumen cortical relativamente mayor en la corteza prefrontal medial y lateral, la corteza orbitofrontal, la corteza temporal superior y la corteza parietal lateral, mientras los hombres, presentaban un volumen cortical relativamente mayor en las regiones temporales ventrales y regiones occipitales, incluido el polo temporal, el giro fusiforme y la corteza visual primaria.

Liu y sus colegas utilizaron dos enfoques complementarios para determinar si estos hallazgos eran reproducibles. Primero, los investigadores realizaron 1 000 comparaciones de mitad dividida dividiendo aleatoriamente el conjunto de datos HCP por la mitad y comparando los resultados en las dos mitades. Los resultados de estas comparaciones de mitad dividida indicaron que el patrón de diferencias basadas en el sexo en el volumen cortical era altamente estable.

En segundo lugar, los investigadores cuantificaron la reproducibilidad de los hallazgos del PS en un conjunto de datos de neuroimagen no relacionado del Biobanco del Reino Unido. Aunque los conjuntos de datos tenían notables diferencias demográficas y metodológicas, los investigadores descubrieron que el patrón general de las diferencias basadas en el sexo en el volumen cortical era muy consistente.

Luego, Liu y sus coautores hicieron referencias cruzadas de sus hallazgos anatómicos con mapas disponibles públicamente de expresión génica en el cerebro, que se basan en 1 317 muestras de tejido post mortem de seis donantes humanos.

Los resultados indicaron que el patrón espacial de las diferencias sexuales en el volumen cortical era similar al patrón espacial de la expresión del gen del cromosoma sexual en la corteza. Específicamente, las regiones de la corteza con una expresión relativamente alta de genes de cromosomas sexuales tendieron a tener un mayor volumen cortical en hombres que en mujeres.

Esta correspondencia con la expresión cortical de los genes del cromosoma sexual también es consistente con los hallazgos de estudios anteriores en ratones, lo que sugiere que las diferencias sexuales en la anatomía del cerebro pueden deberse, al menos en parte, a mecanismos genéticos que se han conservado a lo largo de la evolución de los mamíferos. Estos hallazgos sugieren que las diferencias de sexo en el volumen cortical pueden estar influenciadas por genes ubicados en los cromosomas sexuales X e Y.

Los hombres y las mujeres difieren en muchos factores genéticos y ambientales que podrían influir en el desarrollo del cerebro. Debido a que es un desafío experimentar en humanos, a menudo confiamos en datos de observación para inferir posibles factores genéticos o ambientales de las diferencias sexuales en el cerebro, señala Raznahan.

El hecho de que observamos un nivel muy alto de reproducibilidad de las diferencias anatómicas de sexo entre los diferentes grupos de hombres y mujeres, y un vínculo entre estas diferencias y la expresión del gen del cromosoma sexual, sugiere que estas diferencias probablemente no sean principalmente el resultado de los efectos ambientales por sí solos, añade.

Los investigadores también compararon los hallazgos anatómicos con los datos de más de 11 000 estudios de neuroimagen funcional. Los resultados indicaron una superposición espacial entre las áreas del cerebro que mostraron diferencias basadas en el sexo en el volumen cortical en el conjunto de datos HCP y las áreas del cerebro asociadas con el procesamiento facial en los estudios de neuroimagen funcional.

Tomados en conjunto, estos hallazgos arrojan luz sobre los mecanismos que pueden contribuir a las diferencias basadas en el sexo en la anatomía del cerebro y apuntan a factores genéticos que pueden contribuir a las diferencias basadas en el sexo en la enfermedad y el comportamiento del cerebro. Con estos hallazgos correlacionales como una hoja de ruta, la investigación futura puede investigar de manera más eficiente las causas y consecuencias de las diferencias sexuales en el cerebro humano.

agosto 01/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La respuesta inmunitaria a la gripe es mayor en los primeros años de vida y baja en la mediana edad

2020-08-01 4:06 AM

Las respuestas inmunitarias a la exposición a la gripe aumentan en las primeras etapas de la vida, luego disminuyen en la mediana edad, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto PLOS Pathogens por un grupo internacional de científicos.

gripe111Utilizando nuevas métricas que definen las características clave de los perfiles de anticuerpos, los investigadores Bingyi Yang y Derek Cummings, de la Universidad de Florida; Steven Riley, del Imperial College de Londres, y sus colegas han comprobado que las exposiciones a la gripe a lo largo de la vida moldean continuamente los perfiles de anticuerpos, lo que impulsa las respuestas inmunes futuras a la influenza.

La gripe estacional sigue siendo una amenaza omnipresente para la salud humana. Cada infección deja una marca en el sistema inmunitario de una persona, y la acumulación de respuestas de anticuerpos a lo largo de la vida conduce a perfiles de anticuerpos individuales complejos que reflejan exposiciones pasadas.

Un creciente cuerpo de evidencia sugiere que el orden y el momento de las exposiciones a la gripe configuran la respuesta inmune de maneras que pueden afectar la morbilidad y la mortalidad, particularmente cuando se encuentran cepas nuevas (es decir, pandemias o potencialmente pandémicas). Pero no ha quedado claro cómo las exposiciones pasadas a múltiples cepas varían según las personas y el tiempo y determinan el riesgo futuro de infección y las respuestas inmunes posteriores.

Para abordar esta brecha en el conocimiento, los investigadores desarrollaron varias métricas novedosas para definir las características clave de los perfiles de anticuerpos.

Específicamente, caracterizaron los perfiles de anticuerpos en dos puntos de tiempo (línea de base de 2009 a 2011 y seguimiento de 2014 a 2015), con aproximadamente cuatro años de diferencia, en una gran muestra de individuos, de 2 a 86 años, en Guangzhou (China).

Midieron las respuestas inmunes a 21 cepas de influenza H3N2 que representan la historia de la circulación de H3N2 en humanos desde su aparición en 1968. Utilizando estas métricas, descubrieron que la inmunidad se acumula durante los primeros veinte años de vida y luego disminuye hasta los 40 a 50 años de edad.

Es probable que estos patrones de edad en los perfiles de anticuerpos estén impulsados por la exposición continua a la gripe y los efectos de la inmunidad existente en las respuestas inmunes a las cepas recién encontradas. Además, los individuos con mayor inmunidad a las cepas más antiguas y expuestas anteriormente muestran una mayor producción de anticuerpos a las cepas recientes.

Encontramos que los perfiles de anticuerpos proporcionan más información que los títulos homólogos para predecir cambios temporales en la inmunidad a la gripe, concluyen los autores.

julio 31/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Un estudio revela que una mayor urbanización mundial aumentará los mosquitos transmisores de infecciones

2020-08-01 4:05 AM

Para predecir y ayudar a controlar la propagación de infecciones transmitidas por mosquitos es importante saber dónde y por qué, evolutivamente hablando, ciertos mosquitos tienen su gusto por picar a los humanos en primer lugar. Ahora, los investigadores han identificado dos factores principales: un clima seco y la vida en la ciudad.

Aedes aegypti A partir de estos hallazgos, predicen que una mayor urbanización en las próximas décadas significará aún más mosquitos picadores de humanos en el futuro, según el estudio que publican en la revista Current Biology.

De unas 3 500 especies de mosquitos en todo el mundo, solo unas pocas se han especializado en picar a las personas, convirtiéndose en propagadores importantes de enfermedades infecciosas.

Los mosquitos Aedes aegypti son invasivos en los trópicos mundiales, donde una fuerte preferencia por los huéspedes y hábitats humanos los convierte en vectores de enfermedades importantes, dice Carolyn McBride, de la Universidad de Princeton. Descubrimos que en su área de distribución nativa del África subsahariana, muestran una atracción extremadamente variable hacia los huéspedes humanos, que van desde una fuerte preferencia por los humanos hasta una fuerte preferencia por los animales no humanos.

Los mosquitos que viven cerca de densas poblaciones humanas en ciudades como Kumasi, Ghana u Uagadugú, en Burkina Faso, mostraron una mayor disposición a morder huéspedes humanos, agrega Noah Rose, también de Princeton.

Pero solo desarrollan una fuerte preferencia por los huéspedes humanos en lugares con estaciones secas intensas, en particular, en la región del Sahel, donde la lluvia se concentra en solo un par de meses al año, añade. Creemos que esto se debe a los mosquitos en estos climas son especialmente dependientes de los humanos y del almacenamiento de agua humana para su ciclo de vida.

Las personas tienden a pensar en todos los mosquitos como plagas importantes para las personas. Pero, de hecho, explican los investigadores, los mosquitos son bastante diversos. Algunos de ellos no morderán a los humanos en absoluto. Solo unas pocas especies se especializan en morder personas. En el nuevo estudio, los investigadores centraron su atención en Aedes aegypti, el principal propagador del dengue, el zika, la fiebre amarilla y el virus chikungunya.

Muchas personas han especulado sobre por qué esta especie evolucionó para morder selectivamente a los humanos, pero nuestro estudio es el primero en abordar esta pregunta directamente con datos empíricos sistemáticos, apunta McBride.

Para hacer esto, los investigadores aprovecharon el hecho de que esta especie provenía de África y que a muchas poblaciones de África todavía no les gusta morder a los humanos. Hicieron una pregunta simple: ¿dónde específicamente les gustan los mosquitos a los humanos? ¿Y dónde prefieren morder a otros animales?

Los investigadores utilizaron trampas especiales para recoger huevos de Aedes aegypti de múltiples lugares al aire libre en cada uno de los 27 lugares en África subsahariana. De vuelta en el laboratorio, probaron las preferencias de cada una de esas poblaciones de mosquitos para el aroma de las personas frente a otros animales, incluidos los conejillos de indias y las codornices.

Sus estudios condujeron a dos hallazgos principales. Primero, muestran que los mosquitos que viven en ciudades urbanas densas se sentían más atraídos por las personas que los de lugares más rurales o salvajes.

Sin embargo, los investigadores señalan que esto solo se aplica a ciudades modernas especialmente densas y, por lo tanto, no es probable que sea la razón original de que cierta población de Aedes. Los mosquitos aegypti evolucionaron para especializarse en picar humanos.

Su segundo descubrimiento fue que los mosquitos que viven en lugares con estaciones secas más largas y cálidas mostraron una fuerte preferencia por un olor humano frente a un animal.

Me sorprendió que el hábitat inmediato no tuviera mucho efecto: los mosquitos en los bosques y las ciudades cercanas tenían un comportamiento similar, señala Rose. Pensamos que tal vez mudarse a paisajes humanos sería un factor clave de atracción para los huéspedes humanos. Pero parece que los mosquitos vuelan demasiado rápido entre estos hábitats para que su comportamiento diverja en muchos casos.

Cuando tomamos una visión más regional de las cosas, vimos que las regiones con densas poblaciones humanas tenían mosquitos con una mayor atracción por los hospedadores humanos, pero esto no dependía del hábitat preciso en el que los recolectamos dentro de cada región, continúa Rose.

También me sorprendió que el clima fuera más importante que la urbanización para explicar la variación de comportamiento actual, añade. Muchos mosquitos que viven en ciudades bastante densas no prefieren particularmente picar a los huéspedes humanos.

Creo que será sorprendente para las personas que, en muchas ciudades de África, esta especie discrimina activamente contra los humanos, apunta McBride. Solo cuando las ciudades se vuelven extremadamente densas o se ubican en lugares con estaciones secas más intensas, se interesan más en morder a los humanos.

Los investigadores muestran que muchos genes concentrados en algunas partes clave del genoma impulsaron este cambio evolutivo en las preferencias de picadura de los mosquitos.

A partir de sus hallazgos, los investigadores se preguntaron cómo se espera que el cambio climático a corto plazo y el crecimiento urbano moldeen el comportamiento de los mosquitos en el futuro cercano. Y no son buenas noticias.

Los investigadores dicen que no se espera que el cambio climático en las próximas décadas genere cambios importantes en la dinámica de la estación seca que encontraron importante para los mosquitos. Pero, dicen, la rápida urbanización podría empujar a más mosquitos a picar a los humanos en muchas ciudades del África subsahariana en los próximos 30 años.

Los investigadores continuarán estudiando la interacción entre las preferencias de picadura de mosquitos, el clima y la vida urbana. También les gustaría entender por qué los mosquitos se especializan en ciertos huéspedes para empezar y qué genes específicos y cambios genéticos son más importantes.

julio 31/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Un nuevo sistema de imagen de tejido no invasivo acelera el diagnóstico de cáncer

2020-08-01 4:04 AM

El diagnóstico de cáncer requiere un largo proceso de análisis múltiples de biopsias de tejidos, lo que impide la detección rápida y temprana de los cánceres. En un nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Osaka, en Japón, han desarrollado un novedoso sistema de imágenes que utiliza luz infrarroja cercana para ser menos invasivo y más eficiente en el tiempo que el enfoque convencional.

Biopsia-líquida-1-1200x640El análisis histopatológico, o la investigación de biopsias de tejidos, es la piedra angular del diagnóstico de cáncer. Primero, se hacen biopsias de múltiples muestras de diferentes ubicaciones de tejidos que se envían luego a un patólogo, quien analizará los tejidos en busca de moléculas de interés para determinar si hay células cancerosas presentes.

Aunque es un proceso establecido, puede ser particularmente invasivo, ya que se necesita una cantidad suficiente de biopsias de múltiples ubicaciones dentro del mismo órgano para aumentar las posibilidades de contraer el cáncer potencial, lo que no siempre es posible para ciertos órganos como los pulmones, el páncreas y útero La sospecha de cáncer cervical es incluso una contraindicación para la adquisición de biopsias.

Otro gran inconveniente de este proceso es la lentitud del proceso, debido a la complejidad de la adquisición de tejidos, la preparación histopatológica, la evaluación y la preparación del informe.

El tiempo es esencial cuando se trata de cáncer, dice el autor correspondiente del estudio Masaru Ishii. El objetivo de nuestro estudio fue desarrollar una técnica novedosa que pueda proporcionar un diagnóstico de cáncer en tiempo real utilizando solo los tejidos obtenidos, sin más preparación histopatológica.

Para lograr su objetivo, los investigadores se centraron en el cáncer de cuello uterino, el cuarto tipo de cáncer más común en las mujeres. Obtuvieron biopsias de pacientes sanas y pacientes con cáncer cervical, y las tomaron imágenes de inmediato con su sistema de imágenes que usa luz infrarroja cercana para escanear los tejidos.

Una característica adicional de este sistema de imágenes es su capacidad para escanear no solo tejidos en dos dimensiones, como se hace convencionalmente, sino también en tres dimensiones, obteniendo así una imagen completa de los tejidos.

Los investigadores encontraron que los núcleos, compartimientos dentro de las células que contienen el ADN, tenían una forma irregular en el tejido canceroso. Al aprovechar este hallazgo y analizarlo utilizando un algoritmo de aprendizaje automático, los investigadores pudieron establecer un enfoque cuantitativo para clasificar los tejidos en normales y cancerosos según la forma nuclear.

Para verificar la precisión de los resultados de las imágenes, los investigadores enviaron la muestra a los patólogos que luego realizaron un análisis histopatológico convencional de las biopsias y encontraron una superposición significativa entre ambos enfoques.

El empleo de ambos algoritmos de clasificación recientemente desarrollados incluso permitió la diferenciación entre el cáncer invasivo y la llamada neoplasia intraepitelial cervical, un precursor del cáncer invasivo detectado mediante la recolección de células cervicales con frotis de Papanicolaou. En conjunto, este novedoso método de obtención de imágenes permitió visualizar tejidos en tres dimensiones y analizar el cáncer sin una preparación extensiva de tejidos.

Estos son resultados sorprendentes que muestran cómo la combinación de nuestra técnica con el análisis de imágenes utilizando inteligencia artificial permite la detección menos invasiva, rápida y cuantitativa del cáncer de cuello uterino en comparación con el enfoque convencional, señala Ishii. Nuestro sistema de imágenes podría ayudar a desarrollar nuevos dispositivos médicos como un enfoque mejorado para el diagnóstico de cánceres.

julio 31/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La enfermedad de las encías podría asociarse a deterioro cognitivo leve y demencia 20 años después

2020-08-01 4:03 AM

La periodontitis o enfermedad de las encías, especialmente la irreversible y causa pérdida de dientes, puede estar asociada con un deterioro cognitivo leve y demencia 20 años después, según un estudio publicado en la edición en línea de Neurology,  la revista medica de la Academia Americana de Neurología.

odontologo-dentista-dientesObservamos la salud dental de las personas durante un período de 20 años y descubrimos que las personas con la enfermedad de las encías más grave al comienzo de nuestro estudio tenían aproximadamente el doble de riesgo de deterioro cognitivo leve o demencia al final, explica el autor del estudio Ryan T Demmer, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota en Minneapolis.

Sin embargo, la buena noticia es que las personas con pérdida mínima de dientes y enfermedad leve de las encías no tenían más probabilidades de desarrollar problemas de pensamiento o demencia que las personas sin problemas dentales, añade.

En el estudio participaron 8 275 personas con una edad promedio de 63 años que no tenían demencia al comienzo del estudio. Los participantes fueron evaluados por deterioro cognitivo leve y demencia. Los participantes recibieron un examen periodontal completo que incluyó la medición de la profundidad de sondeo de las encías, la cantidad de sangrado y la recesión.

Luego, los participantes se agruparon según la gravedad y el alcance de la enfermedad de las encías y la cantidad de dientes perdidos, y los implantes contaban como dientes perdidos.

Al comienzo del estudio, el 22 % no tenía enfermedad de las encías, el 12 % tenía enfermedad de las encías leve, el 12 % tenía inflamación severa de las encías, el 8% tenía algo de pérdida de dientes, el 12 % tenía enfermedad en sus molares, el 11 % tenía pérdida de dientes severa, El 6 % tenía enfermedad grave de las encías y el 20 % no tenía dientes.

Un total de 4 559 personas fueron evaluadas al final del estudio, cuando habían sido seguidas durante un promedio de 18 años. En general, 1 569 personas desarrollaron demencia durante el estudio (19 %).

El estudio encontró que al comienzo del estudio de las personas que tenían encías sanas y todos sus dientes, 264 de 1 826 (14 %), desarrollaron demencia al final del estudio. Para aquellos con enfermedad leve de las encías, 623 de 3 470 (18 %), desarrollaron demencia. Para los participantes con enfermedad severa de las encías, 306 de 1 368 (22 %), desarrollaron demencia. Y 376 de 1 611 (23 %), desarrollaron demencia en el grupo que no tenía dientes.

Al observar tanto el deterioro cognitivo leve como la demencia, el grupo sin dientes tenía aproximadamente el doble de riesgo en comparación con los participantes con encías sanas y todos sus dientes.

Las personas con enfermedad de las encías intermedia o grave, pero que todavía tenían algunos dientes, tenían un riesgo 20% mayor de desarrollar deterioro cognitivo leve o demencia en comparación con el grupo sano. Estos riesgos se produjeron después de que los investigadores tuvieron en cuenta otros factores que podrían afectar el riesgo de demencia, como la diabetes, el colesterol alto y el tabaquismo.

Una buena higiene dental es una forma comprobada de mantener dientes y encías saludables durante toda su vida. Nuestro estudio no prueba que una boca no saludable cause demencia y solo muestra una asociación. Se necesitan más estudios para demostrar el vínculo entre los microbios en la boca y la demencia y para entender si el tratamiento para la enfermedad de las encías puede prevenir la demencia, precisa Demmer.

julio 31/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Científicos japoneses descubren una relación entre la risa y la salud en edad avanzada

2020-08-01 4:02 AM

Los ancianos que no ríen corren un riesgo 1,4 veces mayor de perder su autonomía y necesitar la ayuda de otras personas, declaró el académico del departamento de medicina preventiva de la Universidad de Nagoya Kenji Takeuchi.

risoterapiaEl grupo científico de Kenji Takeuchi observó por tres años a 14 233 personas mayores de 65 años. Todos los participantes del experimento fueron divididos en cuatro grupos en función de la frecuencia con que ríen. Se descubrió que las personas que casi no ríen corren un riesgo 1,4 veces más alto de perder la autonomía que aquellas que ríen casi cada día.

Kenji Takeuchi relaciona los resultados del estudio con el efecto positivo de la risa sobre el sistema inmunitario.

Hay datos de que la risa frecuente mejora las funciones inmunitarias y estimula la circulación sanguínea, creo que un mecanismo similar actúa en el estado de salud en general, cuando una persona necesita la ayuda de otros o cuando es autónoma en la vida cotidiana, dijo el científico.

Explicó que los investigadores japoneses tomaron como criterio de la pérdida de autonomía la incapacidad de una persona de levantarse o caminar.

Los científicos siguen estudiando una posible relación entre la risa y la edad de muerte. Los investigadores esperan poder utilizar los resultados del estudio en los pronósticos de los cambios en la salud de personas ancianas.

Puesto que se logró demostrar que los ancianos que ríen poco son más propensos a perder la autonomía existe posibilidad de pronosticar ese estado en función de las risas menos frecuentes, sostienen los científicos.

julio 31/2020 (Sputnik).- Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Nace un bebé sano e histocompatible con su hermano, afectado de anemia falciforme

2020-08-01 4:01 AM

Un equipo multidisciplinario de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, ha conseguido el nacimiento de un bebé sano e histocompatible con su hermano con anemia falciforme. Su médula ósea será la única opción eficaz para la enfermedad de su hermano.

recien-nacidos-primeros-cuidados-bebeUn equipo multidisciplinario de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid,  ha logrado un embarazo y el nacimiento de un bebé sano e histocompatible con su hermano mayor, afectado por anemia falciforme, que podrá por tanto ayudar a su tratamiento para su correspondiente curación.

“El hito conseguido, que va a permitir que su hermano enfermo pueda recibir su médula ósea donada por él, se logra muy pocas veces; de ahí su importancia y el avance que supone para la prevención y tratamiento de estas enfermedades”, afirma Carmen Ayuso, jefa del Departamento de Genética del hospital madrileño.

Las posibilidades de éxito de obtener embriones sanos e histocompatibles en este tipo de situaciones no son altas, “alcanzándose en menos de un 20 por ciento de los casos”, añade Corazón Hernández, jefa de la Unidad de Reproducción Asistida.

Única terapia eficaz 

Una vez logrado, la pequeña de la familia, nacida a principios de mayo, podrá convertirse a partir de los 2 años de edad en donante de médula ósea para su hermano mayor, que ahora tiene 4 años y que, diagnosticado nada más nacer de esta enfermedad grave y hereditaria que deforma y reduce los glóbulos rojos dificultando la circulación sanguínea y causando desde anemia crónica hasta obstrucciones vasculares y microinfartos en distintos órganos, solo tenía esta opción como alternativa terapéutica eficaz.

“Este éxito ha sido fruto del esfuerzo y coordinación de un equipo multidisciplinario formado por genetistas, hematólogos, embriólogos, ginecólogos, obstetras y neonatólogos, entre otros especialistas, pero sobre todo de las condiciones idóneas de la pareja para abordar el tratamiento, principalmente la juventud de la madre, que tiene 28 años”, explica Hernández, haciendo hincapié en que, si bien “el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) supone la máxima expresión de la medicina preventiva, cuanto antes se demanden este tipo de tratamientos, más fácil es conseguir el objetivo, como ha sido el caso”.

El Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz figura entre los pocos del Sistema Nacional de Salud que ofrecen DGP, técnica dirigida a evitar la implantación de embriones, y el consiguiente nacimiento de individuos, con enfermedades genéticas graves, sin tratamiento eficaz y que comprometen la calidad de vida de quienes las sufren, y cuya existencia ya se conoce en la familia. “Fundamentalmente, el DGP está enfocado a las enfermedades raras, que actualmente tienen muy pocas opciones terapéuticas, una de las cuales es precisamente su prevención a través de esta técnica”, señala Ayuso.

Adicionalmente, hay un tipo específico de DGP que es el diagnóstico e identificación de embriones histocompatibles, posibles donantes de médula ósea, con el doble propósito de que “una pareja engendre un niño sano y, al mismo tiempo histocompatible, para que pueda solucionar el problema, a través de la donación de médula ósea de un hermano concebido con tal propósito, de otro hermano que ya ha nacido con una enfermedad rara y que existe en la misma familia”, apunta  Isabel Lorda, jefe asociado del Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz.

Embriones libres de enfermedad 

Ana Bustamante, especialista en Genética, explica que este tipo de selección embrionaria requiere un estudio genético previo, y que la enfermedad motivo de estudio esté perfectamente identificada, como era el caso de la anemia falciforme, cuya mutación causante es conocida e identificable, y una búsqueda de marcadores del genoma para estudiar y seleccionar dos regiones dentro del mismo: la relacionada con la enfermedad y la relacionada con la histocompatibilidad para poder ser donante de su hermano.

Una vez detectados los marcadores a utilizar y confirmar que el estudio era factible, la pareja pasó a la Unidad de Reproducción Asistida donde, como apunta Luz Rodríguez, especialista de esta, una estimulación ovárica controlada permitió obtener numerosos ovocitos, que se inseminaron y convirtieron en un número importante de embriones. “Tras tres días de cultivo, fueron biopsiados para realizar el citado estudio genético, y aquellos identificados como libres de enfermedad e histocompatibles fueron seleccionados como aptos para una posible transferencia uterina”, añade. Uno de estos embriones transferido dio lugar a un embarazo.

Así, recuerda Ester Arango, especialista del Servicio de Obstetricia y Ginecología de la Fundación Jiménez Díaz, la madre vivió un embarazo de bajo riesgo y un parto a término y natural durante el que  la recogida de la muestra de sangre del cordón para realizar la donación dirigida estuvo perfectamente coordinada por parte de todo el equipo médico. 

Una vez nacido el bebé, el Servicio de Genética del hospital comprobó la ausencia de enfermedad, y el Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid, avaló su histocompatibilidad con su hermano mayor, confirmando así que el proceso había sido correcto, apunta Maria José Trujillo-Tiebas, jefe asociado del servicio.

julio 31/2020 (Diario Médico)

El sodio controla la señalización hipóxica por la cadena respiratoria mitocondrial

2020-07-31 4:06 AM

Investigadores españoles muestran cómo el sodio controla la señalización hipóxica por la cadena respiratoria mitocondrial. El estudio, publicado en Nature, es clave para avanzar en el conocimiento de la fisiología celular y podría ser usado para futuras terapias en el tratamiento de patologías en las que está involucrada esta deficiencia de oxígeno en la sangre.

mitocondriasCientíficos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC)  y del Instituto de Investigación Sanitaria Princesa (IIS Princesa) han descifrado, en gran parte, el mecanismo por el cual se incrementa la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) en las etapas tempranas de la hipoxia, disminución aguda de oxígeno.

Esta información, publicada en Nature, resulta clave para avanzar en el conocimiento de la fisiología celular y podría ser usada para futuras terapias en el tratamiento de las distintas patologías en las que la hipoxia está involucrada, como un ictus o un paro cardíaco.

La mayoría de las células eucariotas dependen del consumo de oxígeno que se produce a través del sistema de fosforilación oxidativa mitocondrial (OXPHOS) para producir energía, explica José Antonio Enríquez, investigador del CNIC. “Este sistema produce, a partir del oxígeno, las ROS, unas entidades moleculares consideradas hasta hace poco tiempo sustancias tóxicas del metabolismo”.

Este estudio podría ser usado para futuras terapias en el tratamiento de las distintas patologías en las que la hipoxia está involucrada, como un ictus o un paro cardíaco

Sin embargo, en bajas proporciones, estas especies reactivas actúan como señales capaces de impulsar adaptaciones celulares. De esta forma, asegura Enríquez, “en los primeros minutos, tras disminuir las concentraciones de oxígeno, se generan las ROS que ejercen de señalizadores para iniciar la respuesta de adaptación celular a la deficiencia de oxígeno”.

Un mecanismo fundamental

En 2019, el Premio Nobel de Medicina o Fisiología se otorgó a los investigadores que descubrieron el mecanismo por el que se desarrollan respuestas a la hipoxia sostenida en el tiempo, que está mediado por los factores de respuesta a hipoxia (HIF).

Sin embargo, el organismo tiene otras respuestas más rápidas a la hipoxia, que no dependen de HIF, y en las que participan las ROS. El mecanismo preciso por el cual se incrementa la producción de ROS en etapas tempranas de la hipoxia sigue siendo desconocido, pero gracias a este nuevo trabajo se tiene ahora un mejor conocimiento.

“Hemos determinado que el sodio (Na++) que entra en las mitocondrias actúa como un segundo mensajero regulando la función de la mitocondria, en concreto de la cadena de transporte electrónico mitocondrial-CTM, y causando la producción controlada de ROS”, afirma Pablo Hernansanz-Agustín.

Este mecanismo, a través de la producción de ROS, “es fundamental para la adaptación de la circulación sanguínea pulmonar a situaciones de hipoxia mediante la redistribución del flujo de sangre a zonas menos ventiladas, un fenómeno llamado vasoconstricción pulmonar hipóxica”, señala Antonio Martínez Ruiz.

La figura ilustra el papel del intercambiador de sodio por calcio mitocondrial (NCLX) en la adaptación temprana a bajas concentraciones de oxígeno o hipoxia mediante la introducción de sodio dentro de la mitocondria. Esto se ve ejemplificado en la vasoconstricción hipoxia de la arteria pulmonar, que conecta el corazón con los pulmones. Ante la bajada de oxígeno se activa el transporte de sodio al interior de las mitocondrias y se inicia la señalización que active la constricción de la arteria. La eliminación del transportador NCLX de la mitocondria impide la correcta respuesta de la arteria a la bajada de oxígeno.

Terapia para distintas patologías

Varios aspectos de esta investigación son claves para la fisiología celular, destacan los investigadores. Primero, la capacidad del sodio mitocondrial de regular la fluidez de membranas celulares, un aspecto desconocido hasta el momento y que podría tener grandes implicaciones en la regulación de multitud de procesos celulares.

La capacidad del sodio mitocondrial de regular la fluidez de membranas celulares es un aspecto desconocido hasta el momento y que podría tener grandes implicaciones en multitud de procesos.

Segundo, precisa Enríquez, “la relevancia en este proceso de los supercomplejos mitocondriales, generando estructuras sensibles o insensibles al sodio dentro de la cadena de transporte electrónico mitocondrial permitiendo que la acción del sodio no sea tóxica”. Además, añade Martínez, la entrada de sodio en la mitocondria viene precedida de una solubilización del calcio que está depositado dentro de las mitocondrias, en unas estructuras que habían sido descritas hace más de 50 años, pero para las que hasta ahora no se conocía su función fisiológica.

El trabajo también demuestra que la inhibición del intercambiador mitocondrial de sodio/calcio (NCLX) es suficiente para bloquear esta vía, evitando la adaptación a la hipoxia, apunta Enríquez. Este hecho, asegura, podría ser usado como terapia para las distintas patologías en las que la hipoxia está involucrada.

julio 30/2020 (Diario Médico)

La investigación ha contado con la financiación de The International Human Frontier Science Program Organization (HFSP RGP0016/2018).

Referencia:

Hernansanz-Agustín, P., Choya-Foces, C., Carregal-Romero, S. et al.:  Na+ controls hypoxic signalling by the mitochondrial respiratory chain. Nature (2020). https://doi.org/10.1038/s41586-020-2551-y

Los misterios del acné, la enfermedad cutánea de la adolescencia que ataca de nuevo

2020-07-31 4:05 AM

El uso de mascarillas ha provocado que, en algunas personas, reaparezcan granos y espinillas. El 80 % de la población los ha tenido, sobre todo en la pubertad. Recientes estudios proponen dejar de clasificar el acné juvenil como dolencia y considerarlo un proceso natural, pero no todos están de acuerdo.

acne-cicatricesLas largas semanas de confinamiento y, sobre todo, el uso de mascarillas puede que hayan rescatado de tu adolescencia a un enemigo que habías olvidado: el acné. Los dermatólogos están comprobando un aumento de casos en sus consultas.

“Lo que estamos viendo es que aparece más acné y estado seborreicos, como la dermatitis seborreica, porque la mascarilla genera una oclusión de la zona. Por el exceso de vapor de agua generada por la exhalación de aire, se produce un ambiente que es muy propicio para los gérmenes que producen inflamación de la glándula sebácea”, explica a SINC José Luis Martínez-Amo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Según el dermatólogo, al haber menos probabilidad de que se limpie la zona cuando se lleva la mascarilla, hay más tendencia a la producción de sebo y a que quede retenido, se produzca inflamación y, posteriormente, brotes de acné.

Con la mascarilla da menos el sol en la cara, que es un antiinflamatorio natural, por eso en verano estos procesos suelen mejorar, algo que no ocurre ahora, alega el experto. A esto se suma un mayor estrés por la pandemia, que influye negativamente en estas afecciones de la piel.

Julián Conejo-Mir, catedrático de Dermatología de la Universidad de Sevilla, explica que los cuadros de acné pueden agravarse por mascarillas que producen mucha fricción sobre las mejillas y la zona central del rostro, o por las que son muy compactas o de material plástico o sintético que no permiten la evaporación a través de la piel. Además, reutilizarlas más veces de lo recomendado puede provocar sobreinfecciones bacterianas.

Nueva visión de un viejo problema

Entre el 80 % y el 85 % de la población ha sufrido acné en algún momento de su vida, principalmente, durante su adolescencia. Y, aunque siempre se ha considerado como una enfermedad transitoria de la piel, conocida como acné vulgar, un equipo de investigadores de Hungría propone que, en el caso del acné adolescente, se reclasifique como un estado inflamatorio natural.

¿Qué implica que deje de ser una enfermedad? “El cambio más importante de pensar que el acné sea una inflamación natural en lugar de una enfermedad es que las investigaciones dermatológicas deberían centrarse en revelar los mecanismos de resolución espontánea en lugar de la iniciación”, explican a SINC Andrea Szegedi y Zsolt Dajnoki, investigadores del departamento de Dermatología de la Universidad de Debrecen (Hungría) y dos de los científicos que han planteado la nueva clasificación en un artículo publicado en la revista Trends in Immunology.

En comparación con otras enfermedades de la piel, el acné es único. Por ejemplo, hasta en el 50 % de los casos desaparece de forma espontánea, a diferencia de la psoriasis o la rosácea, que son dolencias crónicas pero intermitentes. Su alta incidencia también se sale de lo habitual, frente al solo 2 % de la población que padece psoriasis, o al 10 % que sufre rosácea. Tampoco es común que se focalice en un grupo muy concreto de pacientes, los adolescentes, y en regiones específicas de la piel, ricas en glándulas sebáceas.

Junto a las terapias antinflamatorias para reducir la inflamación del acné, las investigaciones deberían identificar y promover nuevas herramientas que estimulen los mecanismos de tolerancia de la piel sebácea y, por tanto, fomenten la curación del acné, proponen los científicos húngaros.

Para la OMS es una enfermedad

Esta nueva visión choca con lo establecido en las últimas décadas. De hecho, si buscamos en ‘la biblia’ de las dolencias, la Clasificación Internacional de Enfermedades, el acné y sus trastornos relacionados aparecen en una categoría propia dentro de las enfermedades de la piel.

La última versión de la clasificación realizada por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió más de 10 000 propuestas de revisión y ha tardado en elaborarse más de una década. Aunque se presentó en la Asamblea Mundial de la Salud celebrada en mayo de 2019 para que fuera adoptada por los Estados miembros, hasta el 1 enero de 2022 no entrará en vigor.

Entre las causas que influyen en su aparición destaca un trastorno en la capa más superficial de la piel que provoca una obstrucción del poro y la formación de espinillas

Los expertos consultados por SINC que no han participado en la posible reclasificación del acné coinciden en seguir denominándola como una enfermedad de la piel. Es el caso de José Luis Martínez-Amo.

El acné es una enfermedad multifactorial en la mayoría de los casos exclusivamente cutánea, indica el dermatólogo y puntualiza que puede ser inflamatorio “pero también puede no serlo”. Entre las causas que influyen en su aparición destaca un trastorno en la capa más superficial de la piel (el estrato córneo) que provoca una obstrucción del poro y la formación de espinillas.

También interviene el mencionado exceso de sebo producido en las glándulas sebáceas y la consiguiente inflamación del folículo y, por último, una infección por la bacteria Cutibacterium acnes (anteriormente denominada Propionibacterium acnes).

El sobrecrecimiento bacteriano de este microorganismo favorece la infección y la inflamación de las lesiones, señala el dermatólogo.

La parte buena de las espinillas

Los genes también podrían influir en la aparición de las espinillas y explicarían, en parte, por qué unas personas se libran de ellas y otras no. En una investigación publicada en Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, los científicos analizaron la compleja arquitectura genética del acné.

Los genes predisponen a desarrollar acné severo aunque pueden no causarlo por sí solos, matiza a SINC Alexander Navarini,  jefe de Dermatología del Hospital Universitario de Basilea (Suiza) y autor principal de la investigación. Además, lo que los científicos han descubierto es que está molesta dolencia podría tener algo bueno porque, según el experto, una predisposición genética a sufrir acné podría protegernos de padecer otras enfermedades de la piel, como la displasia ectodérmica recesiva.

Una predisposición genética a sufrir acné podría protegernos de padecer otras enfermedades de la piel

El sistema inmunitario también podría beneficiarse de este problema cutáneo puesto que algunas cepas de la bacteria C. acnes asociadas a la dolencia son capaces de activar a un tipo de glóbulos blancos (las células T), que nos ayudan a combatir infecciones y otras enfermedades.

Además, si nos centramos en el sistema inmunitario de la piel, según los científicos húngaros las modificaciones en la microbiota por los cambios hormonales de la adolescencia, junto al aumento de la producción de sebo, suponen todo un desafío para el escudo protector de la piel. Pero, además de ser un reto, los científicos creen que es una prueba necesaria para que este sistema se desarrolle completamente. De hecho, en su opinión, estos cambios ocurren en cualquier persona, desarrollen o no acné.

Aumenta el riesgo de depresión

Aunque los adolescentes son quienes más sufren este problema cutáneo, también afecta a otras edades. “El acné que se presenta en la edad adulta, sobre todo en la mujer fértil, es de influencia hormonal y por ello es imprescindible la consulta al dermatólogo para que, según la historia clínica paute un tratamiento u otro”, aconseja Martínez-Amo.

Otros casos menos comunes serían el acné esteroideo, que puede surgir “en pacientes deportistas que se hormonan”, declara el dermatólogo, el acné por cosméticos o maquillajes o incluso por exceso de sol.

En cuanto al tratamiento, si has sufrido casos de acné severo te sonará el famoso roacután. Según Martínez-Amo, el descubrimiento de los retinoides orales supuso un antes y un después para el tratamiento de los pacientes, ya que curan el acné en un 80 % de los casos y son la única terapia que actúa sobre todas las fases del problema. También hay tratamientos más novedosos como el empleo de diferentes fuentes de luz, peelings o diferentes sustancias “pero siempre de menor utilidad que los retinoides orales”, compara el especialista.

Sea cual sea el tratamiento elegido, las terapias actuales se diseñan a la medida de cada paciente y se enfocan en los factores que originan el acné, es decir, a la eliminación de las espinillas, el exceso de sebo, la inflamación o la infección. “Cuantos más factores controle el tratamiento, más efectivo resultará”, sostiene el dermatólogo.

En cualquier caso, los expertos recalcan que este dependerá de la intensidad y la extensión de las lesiones, teniendo en cuenta el impacto que tenga en la vida del paciente. Una investigación con participantes de Reino Unido y publicada en The British Journal of Dermatology, demostró que una persona con acné en el primer año tras el diagnóstico presentaba un riesgo un 63 % mayor de sufrir depresión en comparación con personas sin espinillas.

Una persona con acné en el primer año tras el diagnóstico presenta un riesgo un 63 % mayor de sufrir depresión en comparación con personas sin espinillas

“Vivir con acné puede ser difícil ya que las lesiones pueden ser dolorosas y a menudo son muy visibles”, declara a SINC Isabelle Vallerand, epidemióloga clínica, dermatóloga de la Universidad de Calgary (Canadá) y autora principal del estudio. “A pesar de que el acné es una afección cutánea común, desafortunadamente sigue existiendo el estigma asociado”, se lamenta.

Lo esperanzador de la investigación es que, pasado el primer año tras el diagnóstico, el mayor riesgo de sufrir depresión empezaba a disminuir, equilibrándose a los cinco años con las personas que no tenían el problema cutáneo. “Esto puede ser un reflejo de un tratamiento que funciona o de que se elimine el acné con el tiempo”, baraja la experta.

A la espera de saber si pasará a la historia como enfermedad, quienes lo sufren lo que realmente desean es que las molestas espinillas desaparezcan de su rostro de una vez por todas.

Afecta a la vida profesional

Además de afectar negativamente a la salud mental de algunos pacientes, el acné también está relacionado con el absentismo laboral y académico. Así lo demuestra una investigación francesa publicada en Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology.

Con cuestionarios repartidos a más de mil pacientes con casos de acné leve, moderado y severo, los autores descubrieron que el 7 % de las personas que trabajaban informaron de un paro laboral en los últimos 30 días debido al acné. En el caso de los estudiantes universitarios encuestados, el 5 % faltó a clases por culpa de este problema cutáneo. Además, el 44 % del total de pacientes declararon haber sufrido recaídas.

Como cuenta a SINC Charles Taieb, del European Market Maintenance Assessment (Francia) y uno de los autores de la investigación, el estudio evalúa por primera vez cómo repercuten estas ausencias en la productividad. “En personas en su mayoría con acné de mínimo a moderado, observamos una duración promedio de ausencia de 1,73 días en los últimos 30 días, con una tasa promedio mensual de paro laboral en Francia de 1,33 días”, calcula.

Los autores han extrapolado estos datos a toda la población francesa mayor de 15 años afectada por acné y concluyen que, en la Francia metropolitana, el número total de días perdidos debido a recaídas por esta dolencia suma 350 000 días.

julio 30/2020 (SINC)

Desarrollan un tratamiento potencial para el ataque cardíaco y la prevención del accidente cerebrovascular

2020-07-31 4:04 AM

Los investigadores de la Universidad Monash, en Australia, han desarrollado un medicamento que se puede administrar potencialmente como preventivo contra el ataque cardíaco. El medicamento, que se ha estudiado en células humanas y modelos animales, literalmente bloquea los cambios mínimos en el flujo sanguíneo que previene un ataque cardíaco y actúa sobre las plaquetas evitando el coágulo desencadenado por las plaquetas antes de que pueda matar o causar daño.

coágulos sanguíneosEste medicamento, además, puede tener un papel en la prevención de la coagulación que es el sello distintivo de COVID-19, según publican en la revista Science Translational Medicine.

Un tercio de todas las muertes en todo el mundo, 18 millones al año, son causadas por enfermedades cardiovasculares, en gran parte ataques cardíacos o derrames cerebrales, los cuales son provocados por coágulos que bloquean los vasos en el cerebro o el corazón.

Si bien los medicamentos como la Aspirina, administrados en el momento del ataque, pueden prevenir la formación de coágulos, solo funcionan en el 25 por ciento de los casos, y estos medicamentos pueden causar efectos secundarios graves por sangrado. Según el científico principal del artículo, el profesor asociado Justin Hamilton, del Centro Australiano de Enfermedad es de la Sangre de la Universidad de Monash, no ha habido nuevos medicamentos  para tratar, y mucho menos prevenir, un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en más de 15 años.

El profesor reconoce que los investigadores tropezaron con este fármaco potencial por accidente. Observaban los cambios dentro de las plaquetas que ocurren alrededor del tiempo de lo que se llama un entorno patológico, es decir, un ataque al corazón o un derrame cerebral y encontraron una enzima de interés, aislaron el gen responsable y desarrollaron un ratón al que le faltaba solo ese gen.

Los ratones, para su sorpresa, estaban completamente protegidos contra el ataque al corazón. Pero por qué esta enzima proporcionó protección siguió siendo un misterio durante dos años. ‘Nos volvió locos‘, admite Hamilton.

Los investigadores utilizaron la microscopía electrónica para cortar ‘rebanadas‘ ultrafinas de las plaquetas de estos ratones para ver qué estaba pasando. Lo que vieron fue una membrana ligeramente modificada, que parece evitar que estas plaquetas se adhieran entre sí o a las paredes de los vasos sanguíneos, en el momento en que hay un cambio en el flujo sanguíneo. ‘Es esta perturbación del flujo sanguíneo la que es un sello distintivo y predictor de un ataque cardíaco’, explica el profesor asociado Hamilton.

Esta enzima permite que las plaquetas respondan a este cambio en el flujo sanguíneo y aumenten su capacidad para coagularse, causando un ataque, añade.

Una vez que los investigadores se dieron cuenta de la importancia de la enzima, desarrollaron un medicamento que podría detener este proceso, en modelos animales y en modelos de laboratorio que usan sangre humana. Este medicamento tiene el potencial de administrarse a pacientes con riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, para prevenir la formación de coágulos sanguíneos cuando existe riesgo de ataque.

El siguiente paso es desarrollar un candidato a fármaco más adecuado que pueda ser llevado a un ensayo clínico, según el profesor asociado Hamilton. Inicialmente, espera probar el medicamento en pacientes que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, como aquellos con diabetes.

Estos mismos coágulos se han relacionado recientemente con COVID-19 como una causa clave de muerte por la enfermedad. El profesor Hamilton apunta que, si bien es temprano, la posibilidad de utilizar nuestro antitrombótico recientemente desarrollado para mejorar el tratamiento de los pacientes con COVID-19 es una idea atractiva que nos gustaría explorar.

julio 30/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

 

Un nuevo candidato a fármaco para la diabetes muestra propiedades prometedoras en islotes humanos y modelos de ratón

2020-07-31 4:03 AM

La Universidad de Alabama y el Southern Research, en Estados Unidos, han descubierto un nuevo candidato a medicamento que ofrece un avance importante en el tratamiento de la diabetes, según publican en la revista Cell Metabolism.

DiabetesProbado en islotes pancreáticos humanos y de ratones aislados, cultivos de células de ratones y ratas y modelos animales de diabetes tipo 1 y tipo 2, el fármaco experimental mejoró significativamente cuatro características perjudiciales de la diabetes: la hiperglucemia, la hiperglucagonemia (elevación de la hormona glucagón que contrarresta los efectos de la insulina, promueve la producción de glucosa y aumenta la glucosa en sangre), producción excesiva de glucosa por el hígado, e hígado graso o esteatosis hepática.

El fármaco candidato SRI-37330 es una molécula pequeña no tóxica que rescató eficazmente a los ratones de la diabetes inducida por estreptozotocina y obesidad y mejoró la homeostasis de la glucosa.

El estudio describe las fuertes propiedades antidiabéticas de este compuesto químico de nuevo diseño. Los investigadores, dirigidos por Anath Shalev, director del Centro Integral de Diabetes de la UAB, señalan que “en comparación con las terapias para la diabetes, disponibles actualmente, el compuesto puede proporcionar un enfoque distinto, efectivo y altamente beneficioso para tratar la diabetes.

Si bien la seguridad y eficacia de SRI-37330 en humanos aún no se ha determinado, añade Shalev, es altamente eficaz en islotes humanos, está biodisponible por vía oral y es bien tolerado en ratones.

El SRI-37330 fue descubierto tras dos décadas de investigación por parte de Shalev, seguido de un examen de alto rendimiento de 300 000 compuestos y una extensa optimización de la química medicina l en Southern Research, con sede en Birmingham.

La diabetes es una enfermedad que afecta a dos hormonas: la insulina y el glucagón. En individuos sanos, la insulina ayuda a las células a tomar glucosa de la sangre cuando los niveles de glucosa son altos, y el glucagón ayuda al hígado a liberar glucosa al torrente sanguíneo cuando los niveles de glucosa son bajos.

En la diabetes, la liberación de insulina disminuye, la sensibilidad celular a la insulina puede disminuir y la liberación de glucagón es excesiva. Esto puede causar un círculo vicioso de niveles crecientes de glucosa en sangre. Y SRI-37330 parece actuar beneficiosamente en los islotes pancreáticos que producen las dos hormonas, y también en el hígado.

La diabetes afecta a 425 millones de personas en todo el mundo en una epidemia creciente. Los estudios preclínicos dirigidos por Shalev sugieren que el fármaco podría ser beneficioso tanto para la diabetes tipo 1 como para la diabetes tipo 2, incluidas las personas delgadas y obesas. Además, la diabetes parece ser una comorbilidad significativa en la pandemia actual de COVID-19.

Además, la efectividad del SRI-37330 en la reducción del hígado graso en ratones sugirió que podría tener potencial para tratar la enfermedad del hígado graso no alcohólico, que afecta a aproximadamente mil millones en todo el mundo.

El camino hacia el descubrimiento de SRI-37330 comenzó hace 18 años cuando Shalev y sus colegas identificaron la proteína TXNIP como el gen superior inducido por glucosa en los islotes humanos, que son los grupos celulares en el páncreas que Producir insulina y glucagón. Esto fue seguido por su trabajo que muestra que TXNIP afectó negativamente la función y la supervivencia de los islotes, lo que sugiere que TXNIP podría desempeñar un papel perjudicial importante en la diabetes.

En investigaciones anteriores, Shalev y sus colegas también demostraron que TXNIP se incrementó en diferentes modelos de diabetes en ratones e islotes humanos diabéticos, y que la eliminación del gen TXNIP protegió a los ratones de la diabetes y tuvo efectos beneficiosos en la biología de los islotes pancreáticos. En conjunto, estos datos sugirieron que la búsqueda de un inhibidor de TXNIP podría proporcionar un enfoque novedoso para el tratamiento de la diabetes.

Algunos de los detalles del estudio actual, que cubre 10 años de trabajo, involucran el efecto inhibidor de SRI-37330 en el gen TXNIP. SRI-37330 inhibió la actividad del promotor TXNIP en un 70 por ciento, y mostró una inhibición dependiente de la dosis de ARNm y proteína TXNIP.

La secuenciación de ARN de islotes pancreáticos humanos aislados tratados con SRI-37330 mostró que la señalización de TXNIP fue inhibida como lo demuestran varios genes regulados hacia arriba y hacia abajo. Además, demostró que SRI-37330 inhibió específicamente TXNIP, pero no otros miembros de la familia arrestin o transcripción general.

Es importante destacar que el laboratorio de Shalev demostró previamente que la inhibición no específica de la señalización de TXNIP por el bloqueador del canal de calcio verapamilo tiene efectos beneficiosos en sujetos humanos con diabetes tipo 1 de reciente aparición, lo que sugiere que este enfoque podría ser traducible.

SRI-37330 es eficaz en la reducción de TXNIP en el rango nanomolar, tiene una biodisponibilidad oral del 95 por ciento, no muestra citotoxicidad in vitro ni toxicidad en ratones, incluso a dosis aproximadamente 10 veces superiores a su dosis terapéutica, y ya ha dio negativo en ensayos de mutagenicidad de Ames, inhibición de CYP450, inhibición de hERG y Eurofins SafetyScreen para responsabilidades fuera del objetivo, incluida la no inhibición de los canales de calcio.

Sorprendentemente, la adición de SRI-37330 al agua potable de ratones diabéticos obesos db / db, un modelo de diabetes tipo 2 severa, condujo en pocos días a la normalización de su glucosa en sangre. Del mismo modo, SRI-37330 también protegió a los ratones de la diabetes inducida por estreptozotocina, un modelo de diabetes tipo 1. El SRI-37330 logró un mejor control de la glucosa en sangre que dos de los principales medicamentos antidiabéticos orales, metformina y empagliflozina.

Junto con el hecho de que el SRI-37330 también fue efectivo después del inicio de la diabetes manifiesta, así como cuando solo se dosificó al día por sonda oral, es particularmente prometedor y aumenta la posibilidad de que el SRI-37330 pueda conducir a un medicamento oral que también podría usarse para la diabetes tipo 1, apunta Shalev.

Sorprendentemente, SRI-37330 disminuyó los niveles de glucosa en sangre principalmente a través de la disminución de los niveles de glucagón en suero y la inhibición de la producción de glucosa basal del hígado. Este modo de acción es muy diferente al de los medicamentos antidiabéticos utilizados actualmente.

A pesar de la reducción de SRI-37330 de la liberación de glucagón de los islotes pancreáticos y la reducción de la producción de glucosa por el hígado, el inhibidor no causó ningún evento de glucosa baja en sangre ni creó una responsabilidad hipoglucémica en ratones, incluso en el contexto de la hipoglucemia inducida por insulina.

En otro resultado sorprendente el inhibidor mejoró drásticamente el hígado graso severo observado en ratones obesos con diabetes db / db. Esto ahora plantea la posibilidad intrigante”, dijo Shalev, “de que el SRI-37330 también podría ser beneficioso en el contexto de la enfermedad del hígado graso no alcohólico, una complicación frecuentemente asociada con diabetes y / u obesidad.

En resumen, señala Shalev, nuestros estudios han identificado una nueva quinazolina sulfonamida sustituida, SRI-37330, que está biodisponible por vía oral, tiene un perfil de seguridad favorable e inhibe la expresión y señalización de TXNIP en islotes de ratón y humanos, inhibe la secreción y función del glucagón , disminuye la producción de glucosa hepática y la esteatosis hepática, y exhibe fuertes efectos antidiabéticos en modelos de ratones con diabetes tipo 1 y tipo 2.

julio 30/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Referencia Bibliográfica:

Thielen L.A., Chen J., Jing G., Moukha- Chafiq O., Xu G.; Jo S., Grayson T.B., Lu B., Li P., Augelli-Szafran C.E., Suto M.J., Kanke M., Sethupathy P., Kim J.K., Shalev A.. Identification of an Anti-diabetic, Orally Available Small Molecule that Regulates TXNIP Expression and Glucagon Action. Published: July 28, 2020DOI:https://doi.org/10.1016/j.cmet.2020.07.002

Ciudades son las más afectadas por la pandemia COVID-19, alerta Organización de Naciones Unidas

2020-07-31 4:02 AM

El 90 por ciento de los casos reportados de COVID-19 en el mundo se encuentran en áreas urbanas, que aparecen como las más afectadas por la pandemia, alertó el secretario general de Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

coronavirus  ciudadesMuchos de esas ciudades tienen servicios inadecuados de agua y saneamiento, sus sistemas de salud están en tensión y enfrentan otros desafíos, señaló el titular.

En su video mensaje por el lanzamiento del resumen de políticas titulado COVID-19 en un mundo urbano, Guterres enfatizó cómo en las zonas más pobres, la pandemia ha expuesto desigualdades profundamente arraigadas.

Pero las ciudades también albergan una extraordinaria solidaridad y resistencia, personas extrañas que se ayudan entre sí, calles que animan en apoyo de los trabajadores esenciales, empresas locales que donan suministros para salvar vidas, expresó.

A medida que respondemos a la pandemia y trabajamos hacia la recuperación, vemos a nuestras ciudades como centros de comunidad, innovación humana e ingenio, agregó.

En estos momentos, tenemos la oportunidad de reflexionar y restablecer cómo vivimos, interactuamos y reconstruimos nuestras ciudades, observó Guterres y se refirió a tres recomendaciones claves contenidas en el informe de ONU publicado recientemente.

Primero, dijo, debemos asegurarnos de que todas las fases de la respuesta pandémica aborden las desigualdades y los déficits de desarrollo a largo plazo, y salvaguarden la cohesión social.

Debemos priorizar a aquellos que son más vulnerables, incluida la garantía de un refugio seguro para todos y viviendas de emergencia para aquellos sin hogar, detalló.

El acceso al agua y al saneamiento también es vital, recalcó el secretario general, el estado inadecuado de los servicios públicos en muchas ciudades requiere atención urgente, particularmente en los asentamientos informales.

Casi una cuarta parte de la población urbana del mundo vive en barrios marginales, recordó y llamó a los Gobiernos a tomar medidas en medio de la pandemia, como prohibir desalojos y establecer nuevas estaciones de agua limpia en las áreas más vulnerables.

En segundo lugar, apuntó Guterres, debemos fortalecer las capacidades de los gobiernos locales: esto requiere una acción decisiva y una cooperación más profunda entre las autoridades locales y nacionales. Asimismo, continuó, los paquetes de estímulo y otros socorros deberían respaldar respuestas personalizadas e impulsar la capacidad del gobierno local.

Tercero, indicó el máximo representante de Naciones Unidas, debemos buscar una recuperación económica verde, resistente e inclusiva.

Al centrarse en la alta transformación ecológica y la creación de empleo, los paquetes de estímulo pueden dirigir el crecimiento hacia una ruta resiliente y baja en carbono, y avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, consideró.

El secretario general subrayó que ahora es el momento de repensar y remodelar el mundo urbano, de adaptarse a la realidad de esta y futuras pandemias, y aprovechar la oportunidad para recuperarnos mejor, construyendo ciudades más resistentes, inclusivas y sostenibles.

 julio 30/2020 (Prensa Latina) Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Los vikingos desvelan las evidencias genéticas más antiguas del virus de la viruela

2020-07-31 4:01 AM

Hace 40 años, la viruela se convirtió en la primera y, hasta ahora, única enfermedad en ser erradicada en todo el mundo. Sin embargo, su origen y evolución siguen sin estar claros. Un equipo internacional ha reconstruido el genoma del patógeno a partir de dientes y huesos humanos de la época vikinga, en el año 600 d.C. La presencia del virus en esta fecha lo sitúa unos mil años antes de la evidencia más antigua que se tenía hasta el momento.

virus de la viruelaLas marcas cutáneas observadas en la momia de Ramsés V, fallecido en el año 1 757 a.C., sugieren que el antiguo Egipto pudo ser una región donde ya circulaba el virus de la viruela (Variola major virus o VARV). Pero a pesar de estas observaciones y de los registros escritos, esta antigüedad no está aún demostrada.

Hasta ahora, la referencia genética más antigua de este virus databa del siglo XVII, época a la que pertenece una momia lituana de la que se aisló una secuencia genómica del virus. Sin embargo, tanto el origen como la evolución del virus, que solo en el siglo XX causó entre 300 y 500 millones de muertes en todo el mundo, siguen siendo un misterio.

Una nueva investigación, publicada ahora en la revista Science, aporta evidencias unos 1 000 años más antiguas de las que se tenían, gracias a la secuenciación del genoma del virus en 11 individuos que vivieron durante la edad vikinga (entre los años 600 y 1 000) al norte de Europa. El trabajo ha permitido, además, la reconstrucción casi completa del genoma del virus en cuatro de ellos a partir de dientes y huesos humanos.

Las últimas cepas pandémicas del virus que circularon durante el siglo pasado difieren genéticamente de las que se han encontrado ahora en los vikingos

“La viruela ya circulaba ampliamente en el año 600 en esa región y, por lo tanto, en el resto del continente. Esto refuta las afirmaciones de que el virus solo se introdujo y fue endémico después de la época medieval”, señala a SINC Martin Sikora, profesor en el Instituto Globe de la Universidad de Copenhague en Dinamarca y autor principal del estudio.

En el siglo XX, la enfermedad, con una mortalidad de más del 30 %,  se convirtió en una de las más virulentas y devastadoras de la historia, pero fue la primera y única en ser eliminada en toda la población humana, según certificó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1980. Sin embargo, esas últimas cepas pandémicas que circularon durante el siglo pasado difieren genéticamente de las que se han encontrado ahora en los vikingos.

“El virus que circulaba durante la era vikinga era genéticamente bastante diferente de las últimas cepas pandémicas del siglo XX. Estas se dividieron hace unos 1 700 años y luego se extinguieron en algún momento después de la era vikinga”, continúa Sikora.

Según Antonio Alcamí, investigador en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, que publica en la revista un artículo en perspectiva sobre esta investigación, la cepa que ha logrado ser secuenciada desapareció y no llegó hasta nuestros días. “La que llegó fue otra”, afirma a SINC.

Reconstruyendo la evolución del virus

Los linajes de VARV hallados en los vikingos representan un clado hermano diverso, ahora extinto, del virus de la viruela moderno. Este pudo haberse extendido al norte de Europa durante siglos antes de convertirse en la cepa altamente virulenta y mortal del siglo pasado. “El virus causante de la viruela existió en una forma muy diferente, al menos genéticamente, durante un período de más de 400 años”, apunta a SINC Terry Jones, investigador en el Centro de la Evolución de Patógenos del departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge.

Los científicos asumen que el virus surgió en un animal, concretamente en un roedor, y que posiblemente pasó a través de un animal intermedio, como por ejemplo una vaca, al ser humano. “No se sabe dónde sucedió esto ni cuándo. Puede que el virus se haya transmitido a los humanos muchas veces, sin una transmisión sostenida entre ellos. Ese es lo que sucede ahora con la viruela de los monos, como se observa en una docena de países en África central y occidental”, recalca Jones.

El estudio permite hacer el seguimiento de los cambios genéticos que han ocurrido durante la evolución del virus, desde un ancestro común con las cepas animales más cercanas y después de la división de las cepas en la era vikinga. “Esta información nos dice cómo el virus se ha adaptado a nivel molecular a los humanos durante su historia y, por tanto, también por qué pudo volverse tan virulento”, subraya Sikora.

Variola major virus no solo fue muy virulento, sino que perdió 29 genes respecto a un virus ancestral. Entre el año 600 y 1 000, sin embargo, el virus solo había perdido la mitad. Con este hallazgo se observa un “fenómeno único” en virología. “El virus no solo ha mantenido su virulencia, sino que ha perdido muchoss genes. En el caso de los virus secuenciados ahora, estos han perdido la mitad de los genes, y esto sugiere que en ese momento el virus estaba a mitad de camino entre algo que tenía todos los genes y el virus del siglo XX”, explica Alcamí.

Lecciones aprendidas para el SARS-CoV-2

Este estudio arroja ciertas similitudes con el SARS-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual. Las epidemias de enfermedades causadas por zoonosis animales han afectado a las poblaciones humanas mucho antes de lo que se pensaba. “El brote actual de coronavirus es solo otro ejemplo de esto”, señala a SINC Sikora.

Los virólogos han estado diciendo durante muchos años “que debemos estar atentos a la posibilidad de zoonosis y que se debe invertir más en vigilancia”, alerta el investigador

“Sabemos que existe una variedad de virus potencialmente peligrosos en animales con los que los humanos entran a menudo en contacto (roedores para la viruela, murciélagos para coronavirus; o animales intermedios). Los hallazgos actuales profundizan en la importancia de la vigilancia y la búsqueda de especies reservorio”, asevera Jones.

El investigador pone nuevamente de ejemplo la viruela del mono: “Es claramente peligrosa, puede saltar a los humanos, ¡pero aún no sabemos de qué especie proviene!”, lamenta. Sus hallazgos publicados ahora en Science hacen hincapié en lo que los virólogos han estado diciendo durante muchos años; “que debemos estar atentos a la posibilidad de zoonosis y que se debe invertir más en vigilancia”, alerta el investigador.

Por otra parte, según Alcamí, cuando un virus salta de un animal al ser humano es muy común que sea muy virulento desde el primer momento, como se ha observado en otras enfermedades como el ébola o la COVID-19. “Ocurre esto porque el patógeno no se ha acostumbrado al sistema inmunitario humano y no sabe gestionar la situación”, cuenta.

Sin embargo, para el experto “es la transmisión lo que dicta el futuro de un virus, más que la virulencia o la atenuación”. En definitiva, partiendo del caso conocido del virus de la viruela, que no ha perdido su virulencia a lo largo de los años, el experto asegura que “no es seguro que un virus como el SARS-CoV-2 vaya a atenuarse. Es necesario estar atentos”, concluye.

julio30/2020 (SINC)

 

Referencias:

Los investigadores dan un paso significativo hacia un análisis de sangre para diagnosticar el alzhéimer

2020-07-30 4:06 AM

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis han desarrollado una técnica para detectar pequeñas cantidades de un fragmento de proteína relacionado con la enfermedad de Alzheimer en la sangre, según publican en el Journal of Experimental Medicine (JEM).

biomarcadores alzhéimerEl estudio muestra que los niveles de p-tau-217 están elevados durante las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer y podrían conducir a un análisis de sangre simple capaz de diagnosticar el neurodegenerativo desorden años antes de que los síntomas comiencen a aparecer.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por la presencia de placas en el cerebro formadas por una proteína llamada amiloide-beta, así como también agregados de una proteína llamada tau que forman nudos neurofibrilares en las neuronas de los pacientes con alzhéimer.

El amiloide-beta y la tau comienzan a cambiar años antes de que cualquier síntoma cognitivo, como la pérdida de memoria y la confusión, sea evidente, pero anteriormente la única forma de detectarlos era con una tomografía por emisión de positrones (PET) para visualizar el cerebro o una columna vertebral toque para medir los niveles cambiantes de amiloide-beta y tau en el líquido cefalorraquídeo.

Durante muchos años, los investigadores han intentado desarrollar análisis de sangre que puedan detectar la enfermedad de Alzheimer antes de que aparezcan los síntomas, a la vez que son más baratos y menos invasivos que los escáneres PET y los golpes espinales.

Randall Bateman, Nicolas Barthélemy y sus colegas de la Facultad de Medicina  de la Universidad de Washington en St. Louis descubrieron previamente que un fragmento modificado de tau, conocido como p-tau-217, se acumula en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes de alzhéimer antes del inicio de los síntomas cognitivos. Aumenta con la progresión de la enfermedad y puede predecir con precisión la formación de placas amiloides.

Los investigadores sospecharon que p-tau-217 también podría estar presente en la sangre de pacientes con alzhéimer, aunque a niveles muy bajos que dificultarían la detección.

“Por lo tanto, queríamos cuantificar los niveles de diferentes proteínas tau, especialmente p-tau-217, en la sangre y compararlas con la patología amiloide y la aparición de demencia para evaluar su potencial como biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer en la sangre”, señala Bateman, profesor distinguido de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Barthélemy y sus colegas en el laboratorio de Bateman desarrollaron un método basado en espectrometría de masas para medir la cantidad de p-tau-217 y otros fragmentos de tau en tan solo 4 ml de sangre, a pesar de que muestras tan pequeñas pueden contener menos de una billonésima parte de un gramo de p-tau-217.

Hasta donde sabemos, esta es la concentración más baja jamás medida por espectrometría de masas para un marcador de proteína en el plasma sanguíneo humano, dice Barthélemy, profesor asistente en el laboratorio de Bateman.

Los investigadores encontraron que, similar a los niveles de p-tau-217 en el líquido cefalorraquídeo, los niveles de p-tau-217 en la sangre eran extremadamente bajos en voluntarios sanos, pero elevados en pacientes con placas amiloides, incluso en aquellos que aún no habían desarrollado síntomas cognitivos.

La medición de los niveles plasmáticos en sangre de p-tau-217 fue capaz de predecir con precisión la presencia de placas amiloides en las exploraciones PET, obteniendo un mejor rendimiento que otro fragmento de tau, p-tau-181, que anteriormente se había propuesto como biomarcador para la enfermedad de Alzheimer.

“Nuestros hallazgos respaldan la idea de que las isoformas de tau en la sangre son potencialmente útiles para detectar y diagnosticar la patología de la enfermedad de Alzheimer, apunta Bateman. Además, nuestro ensayo para medir los niveles de tau en plasma podría usarse como una herramienta de detección altamente sensible para identificar los cambios de tau asociados con la formación de placa amiloide en sujetos normales, reemplazando las costosas imágenes de PET”.

julio 29/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Las personas que han heredado un gen neandertal son más sensibles al dolor

2020-07-30 4:05 AM

Investigadores de Alemania y Suecia han descubierto que los humanos modernos que tienen una variante genética neandertal para un canal de iones asociado al dolor, experimentan este con más fuerza, como si tuvieran ocho años más.

NeanderthalsLos neandertales y los humanos modernos han mezclado e intercambiado genes varias veces a lo largo de los milenios. Ahora se ha descubierto que las personas que han heredado una variante genética para un canal de iones tienen un umbral de dolor más bajo, es decir, lo sienten antes.

El dolor está mediado por células nerviosas especializadas que se activan cuando algo potencialmente dañino afecta a varias partes del cuerpo. Estas células tienen un canal de iones de sodio especial que desempeña un papel clave en el inicio del impulso eléctrico que señaliza esa sensación y la envía al cerebro.

Un nuevo estudio de investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania) y del Instituto Karolinska (Suecia) indica que las personas que han heredado la variante genética neandertal de este canal de iones experimentan más dolor. Los resultados del trabajo se han publicado en el último número de la revista Current Biology.

Los autores han utilizado los datos de un gran estudio de población de Reino Unido y han descubierto que aquellas personas que tienen la variante neandertal del canal de iones experimentan más dolor.

En la actualidad, los científicos disponen de varios genomas neandertales de alta calidad con los que pueden identificar los cambios genéticos que estaban presentes en esa especie, investigar sus efectos fisiológicos y examinar sus consecuencias cuando se producen en los humanos actuales.

Al investigar un gen que conlleva tales cambios, el equipo liderado por el neurocientífico Hugo Zeberg encontró que algunas personas, especialmente de América Central y del Sur, pero también de Europa, han heredado una variante neandertal de un gen que codifica un canal de iones que inicia la sensación de dolor.

Los autores han utilizado para su trabajo los datos de un enorme estudio de población de Reino Unido y han descubierto que aquellas personas que tienen la variante neandertal del canal de iones experimentan más dolor. El factor más importante para la intensidad de dolor que la gente reporta es su edad. Pero llevar esta variante hace que se sienta más dolor, similar al que se experimentaría si se tuvieran ocho años más, dice Zeberg.

Tres diferencias de aminoácidos 

Esta variante, explica el investigador, contiene tres diferencias de aminoácidos con respecto a la variante común ‘moderna’. Mientras que las sustituciones de un solo aminoácido no afectan a la función del canal de iones, la variante neandertal completa que lleva estas tres sustituciones conduce a una mayor sensibilidad al dolor en las personas de hoy en día, destaca.

A nivel molecular, el canal de iones neandertal se activa más fácilmente, lo que podría explicar por qué las personas que lo han heredado tienen un umbral de dolor más bajo.

Es difícil decir si los neandertales experimentaban más dolor porque este se modula tanto en la médula espinal como en el cerebro, dice el coautor Svante Pääbo, considerado ‘padre’ del genoma neandertal, “pero nuestro trabajo muestra que su umbral para iniciar los impulsos de dolor era más bajo que en la mayoría de los humanos actuales”.

 

Referencia Bibliográfica:

Zeberg H., Dannemann M., Sahlholm K., Tsuo K., Maricic T., Wiebe V., W., Robinson H.P.C.,  Kelso J., Pääbo S.: A Neanderthal Sodium Channel Increases Pain Sensitivity in Present-Day Humans. Current Biology, 2020; DOI: 10.1016/j.cub.2020.06.045

Anticuerpos aislados de pacientes con COVID-19 podrían estar entre los anticuerpos neutralizantes más potentes contra el virus SARS-CoV-2

2020-07-30 4:04 AM

Investigadores del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, aislaron anticuerpos de varios pacientes con COVID-19 que, hasta la fecha, se encuentran entre los más potentes para neutralizar el virus SARS-CoV-2.

anticuerpo  para SARSCoV-2Estas compañías farmacéuticas podrían producir estos anticuerpos en grandes cantidades para tratar a los pacientes, especialmente al inicio de la infección, y para prevenir la infección, particularmente en los ancianos.

Los investigadores han confirmado que sus anticuerpos purificados y fuertemente neutralizantes proporcionan una protección significativa contra la infección por SARS-CoV-2 en los hámsters y tienen pensados más estudios en otros animales y personas.

Los investigadores descubrieron que, aunque muchos pacientes infectados con SARS-CoV-2 producen cantidades significativas de anticuerpos, la calidad de esos anticuerpos varía. En los pacientes que estudiaron, aquellos con enfermedad grave, que requirieron ventilación mecánica, produjeron los anticuerpos neutralizantes más potentes. La mayoría de los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 se unen a la glucoproteína Spike en la superficie del virus. Algunos de los anticuerpos más potentes estaban dirigidos contra el dominio de unión al receptor (donde el virus se une a las células humanas), pero otros se dirigieron a la región N-terminal de la proteína Spike. Los investigadores encontraron una variedad más diversa de anticuerpos que los esfuerzos anteriores, incluidos los anticuerpos nuevos y únicos que no se informaron anteriormente.

La investigación demuestra que las personas con enfermedad grave tienen más probabilidades de tener una respuesta de anticuerpos duradera, sin embargo, se necesita hacer más investigación para responder a la pregunta crítica sobre cuánto tiempo durará la inmunidad a la COVID-19. Los investigadores ahora están diseñando experimentos para probar la estrategia en otros animales y eventualmente en humanos. Si los resultados en animales son ciertos en humanos, los anticuerpos puros y altamente neutralizantes podrían administrarse a pacientes con COVID-19 para ayudarlos a eliminar el virus. Aunque varios medicamentos y vacunas en desarrollo para la COVID-19 están en ensayos clínicos, es posible que no estén listos durante varios meses. Mientras tanto, se podían usar los anticuerpos neutralizantes de SARS-CoV-2, producidos por pacientes con COVID-19, para tratar a otros pacientes o incluso prevenir la infección en personas expuestas al virus. El desarrollo y la aprobación de anticuerpos para uso como tratamiento generalmente toman menos tiempo que los medicamentos convencionales.

Ahora tenemos una colección de anticuerpos que es más potente y diversa en comparación con otros anticuerpos que se han encontrado hasta ahora, y están listos para convertirse en tratamientos, dijo David Ho, MD, director científico del Centro de Investigación del SIDA Aaron Diamond y profesor de medicina en la Facultad de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, quien dirigió el trabajo.

julio 29/2020 (Hospimedica)

Un ecógrafo pulmonar para la detección y seguimiento de la COVID-19

2020-07-30 4:03 AM

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están trabajando en el desarrollo de un ecógrafo pulmonar para la detección temprana y el seguimiento de la COVID-19. La nueva herramienta tomará imágenes de los pulmones y combinará la inteligencia artificial, que simplifica la interpretación de las imágenes, con un equipo de fácil manejo y desinfección que reduce el riesgo de contagio del personal sanitario.

ecografía pulmonarFrente a otras tecnologías similares, esta herramienta ofrecerá la ventaja de medir de forma automática el grado de afectación de los pulmones, lo que hará más sencillo el examen y mejorará el manejo y seguimiento de los pacientes.

La empresa española DASEL está liderando el desarrollo, que podría estar disponible a mediados de 2021. El objetivo es extender la ecografía de pulmón a un mayor número de profesionales y servicios, desde atención primaria hasta cuidados intensivos.

Es una herramienta muy específica para la evaluación de la condición pulmonar en todas las etapas de la enfermedad, incluidos los potenciales problemas crónicos a medio y largo plazo, explica Jorge Camacho, investigador del CSIC en el Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información (ITEFI-CSIC).

Además, sería de utilidad para el diagnóstico y manejo de pacientes con otras patologías de pulmón y en determinados grupos donde la radiografía y el TAC están contraindicados (pacientes pediátricos, embarazadas, etc.)”, añade el investigador Tomás Gómez, también del ITEFI-CSIC. “Esta tecnología podría tener un impacto muy positivo, puesto que mejoraría la capacidad del sistema sanitario para atender a los pacientes de COVID-19.

El ecógrafo, que incluye algoritmos de diagnóstico automático obtenidos por investigadores del CSIC, será desarrollado por la empresa DASEL, radicada en Arganda del Rey, y especializada en tecnología de ultrasonido. Participan también el Grupo de Sistemas y Tecnologías Ultrasónicas del CSIC (GSTU-ITEFI- CSIC), el grupo de Física Nuclear de la Universidad Complutense de Madrid (GFN-UCM) y el Hospital Universitario La Paz. La propuesta cuenta con la ayuda de Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para la línea de ayudas extraordinarias a proyectos de I+D para hacer frente a la emergencia sanitaria de COVID-19.

julio 29/2020 (Dicyt)

El uso de mascarillas ha incrementado las patologías vocales

2020-07-30 4:02 AM

Funcionarios de la salud que usan elementos de protección personal como mascarillas y escudos faciales, sumado al ruido de ambiente, podrían experimentar disfonía, dolor de garganta y dificultades para comunicarse adecuadamente.

mascarillaDurante esta pandemia, otorrinolaringólogos y fonoaudiólogos advierten un posible aumento en la frecuencia de las patologías vocales en el personal de salud en sus lugares de trabajo, producto del mayor esfuerzo vocal que implica la utilización permanente de elementos de protección personal como mascarillas y escudos faciales, sumado a la distancia social.

Norma Inés León, directora de la carrera de Fonoaudiología UC, la Dra. Carla Napolitano y el Dr. Pedro Badía, profesores asistentes del Departamento de Otorrinolaringología de la Facultad de Medicina UC, enfatizan en la importancia de informarse acerca de posibles problemas secundarios al esfuerzo vocal por el uso de mascarillas durante largas jornadas laborales y la necesidad de cuidar la voz en tiempos de descanso.

La capacidad respiratoria, la producción del sonido a nivel laríngeo y la proyección o resonancia, son los elementos necesarios para emitir la voz, así lo explica Pedro Badía. Pues bien, el académico puntualiza que en tiempos como los actuales, el uso obligatorio de elementos como mascarillas, especialmente en el rubro de la salud, además de escudos faciales, dificultan la comunicación oral, obligando a forzar la voz por largas horas de trabajo. Este natural desgaste, sumado al ruido de ambiente, agregan un factor adicional de estrés a los funcionarios de la salud.

Precisamente este escenario supone factores de riesgo que podrían contribuir a aumentar la incidencia de patologías vocales en el personal de la salud principalmente, por el uso de mascarillas dobles, de mayor filtro y adicionalmente escudos faciales; situación que se repite en menor medida en servicios como comercio, ferias libres y bancos.

Para nosotros es frecuente observar episodios de disfonía en enfermeras que experimentan una atenuación acústica por la cantidad de barreras que impiden que los decibeles se proyecten en la voz, dificultando la comunicación oral. El mensaje no apunta a desincentivar el uso de mascarillas y otros elementos de protección, sino a respetar los tiempos de reposo de la voz en lo posible, mantenerse hidratados y evitar irritantes como el tabaquismo, el consumo de café y el alcohol entre otros, así lo señala la Dra. Carla Napolitano.

Por su parte, Norma Inés León, señala que este tipo de patología vocal conlleva cansancio, aislamiento social y dolor, por lo que aconseja consultar a especialistas vía telemedicina en caso de que este episodio de disfonía y dolor se prolongue en el tiempo. “Inhalaciones con vapor, consumo de aguas de hierbas y procurar tiempos de reposo vocal son parte de las indicaciones clínicas. También con apoyo de un fonoaudiólogo es posible aprender ejercicios de proyección e impostación de la voz, que ayudarían a disminuir o repetir estas complicaciones en similares condiciones de trabajo”, concluye.

julio 29/2020 (Dicyt)

Un medicamento para la leucemia, con potencial para tratar un agresivo cáncer cerebral infantil

2020-07-30 4:01 AM

Científicos de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo (FMRP-USP), en Brasil, lograron demostrar el potencial de un medicamento que se aplica contra la leucemia en el tratamiento del cáncer cerebral más común entre los niños: el meduloblastoma.

MedulloblastomSe puso a prueba el trióxido de arsénico en células de una de las variedades más agresivas de este tipo de tumores y el mismo exhibió resultados prometedores en la eliminación de las células tumorales, además de volverlas más sensibles a la radioterapia.

Este estudio, publicado en la revista Scientific Reports, contó con el apoyo de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo – FAPESP.

Los meduloblastomas se dividen actualmente en 12 subgrupos, de acuerdo con sus características moleculares que también indican el pronóstico. Uno de los grupos con peor pronóstico es el que se conoce como SHH con mutación somática en el gen TP53, en cuyo tratamiento se combina la quimioterapia y la radioterapia, dice Paulo Henrique dos Santos Klinger, primer autor del artículo, fruto de su investigación de maestría en la FMRP-USP con beca del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) de Brasil.

Este estudio integra el proyecto intitulado “La interacción entre blancos terapéuticos emergentes y las vías de desarrollo asociadas a la tumorigénesis, con énfasis en las neoplasias de niños y adolescentes”,  coordinado por Luiz Gonzaga Tone, docente de la FMRP-USP.

En este proyecto se enfocó la investigación en profundidad de la desregulación de las vías de señalización que controlan el desarrollo embrionario normal y su interrelación con el comienzo y la progresión del cáncer en la infancia y en la juventud, explica el investigador.

En niños, la radioterapia en el cerebro puede dejar graves secuelas cognitivas, endocrinas y de locomoción. De allí la búsqueda de tratamientos que disminuyan o eliminen la necesidad de irradiación.

En el estudio, los investigadores seleccionaron distintos linajes de células tumorales del subtipo SHH y testearon diferentes dosis de trióxido de arsénico, un fármaco que se emplea en el tratamiento de la leucemia mieloide. Asimismo, probaron una combinación de este tratamiento con distintas dosis de irradiación.

El fármaco por sí solo logró eliminar a las células tumorales e incluso evitar la formación de nuevas colonias celulares. Y sus efectos se potenciaron cuando se combinó el medicamento con la irradiación. Al aplicárselo en células sanas, mostró escaso efecto tóxico.

El trióxido de arsénico por sí solo podría incluso erigirse como un tratamiento para portadores de meduloblastoma de hasta tres años de edad, y podría explorarse su acción combinada con quimioterapéuticos clásicos contra meduloblastomas. A los niños de esa franja etaria no puede tratárselos con radioterapia en el cerebro a causa de los daños irreversibles que puede provocar la radiación en el sistema nervioso.

Mutación

La elección de esta droga obedeció al hecho de que se la conoce porque bloquea la misma vía de señalización celular, denominada SHH, en la leucemia. Esencial durante la génesis del embrión humano, la SHH es desactivada cuando culmina la embriogénesis. Cuando se reactiva, por motivos que aún se desconocen, termina derivando en ciertos tipos de cáncer, tales como algunos de piel, meduloblastomas y distintos tipos de leucemia.

Otra ventaja del trióxido de arsénico residió en su capacidad de penetración en la barrera hematoencefálica, que es la estructura que protege al sistema nervioso central contra las sustancias potencialmente tóxicas presentes en la sangre. Estudios previos demostraron que, en los meduloblastomas, la penetración fue razonable, explica Elvis Terci Valera, médico asistente del hospital escuela (Hospital de Clínicas) de la FMRP-USP y docente del posgrado del Programa de Salud de Niños y Adolescentes de la institución, quien coordinó el estudio.

Normalmente, los meduloblastomas del grupo SHH tienen un pronóstico intermedio, con la mitad de los pacientes que responden bien al tratamiento. Sin embargo, cuando ocurre la mutación somática en el gen TP53, el pronóstico es peor. Sucede que ese gen tiene la función de chequear la vía SHH, y puede corregir eventuales alteraciones que llevan al cáncer.

La mutación germinativa en ese gen apunta hacia el llamado Síndrome de Li-Fraumeni, que se caracteriza por un conjunto de factores clínicos que generalmente comprenden la pérdida de la función del gen TP53 que aumenta las posibilidades de aparición de distintos tipos de tumores”, dice Dos Santos Klinger. Entre los niños y los adolescentes que padecen este síndrome se registra una frecuencia aumentada del surgimiento de meduloblastomas, particularmente del subgrupo SHH.

Los investigadores ahora pretenden poner a prueba el medicamento en modelos animales, con el fin de verificar si los resultados serán los mismos. En caso positivo, el tratamiento podría testearse futuramente en humanos.

 julio 29/2020 (Dicyt)

Referencia:

Dos Santos Klinger, P.H., Delsin, L.E.A., Cruzeiro, G.A.V. et al. Arsenic Trioxide exerts cytotoxic and radiosensitizing effects in pediatric Medulloblastoma cell lines of SHH Subgroup. Sci Rep 10, 6836 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-63808-9

Una sustancia de la saliva se asocia con la sensación de hambre en adolescentes

2020-07-29 4:06 AM

Científicos españoles han descrito cómo un compuesto salival interviene en el incremento de apetito y lo proponen como diana para futuros tratamientos contra la obesidad. Además, los expertos han confirmado que la exposición visual de comida hace que aumente la necesidad de comer en jóvenes obesos y lo relacionan con un bajo nivel de este constituyente de la saliva. Los autores de este estudio proponen la alfa-amilasa de la saliva como un marcador de hambre y de propensión al sobrepeso.

salivaInvestigadores de las Universidades de Jaén y Málaga, junto al Hospital Virgen de la Victoria, han relacionado niveles bajos de un compuesto que se encuentra en la saliva con la sensación de hambre en jóvenes obesos. El estudio se ha basado en el análisis de la respuesta de los adolescentes cuando se les muestran fotografías de comida rica en grasas y azúcares.

Los procesos que regulan el comportamiento alimentario son complejos y engloban factores químicos, sensoriales o conductuales, controlados por el hambre y la saciedad a través de señales en el organismo. Algunos péptidos y proteínas, como la insulina, proporcionan información sobre el funcionamiento y los mecanismos de transformación de los alimentos en nutrientes y, por lo tanto, se pueden utilizar como biomarcadores de regulación en la conducta alimentaria y la obesidad.

El nivel de alfa-amilasa salival puede ser un factor en los tratamientos de obesidad, especialmente en la infantil

Otro de esos posibles biomarcadores es la alfa-amilasa salival, una enzima que se encuentra en la saliva y comienza el proceso de digestión de los alimentos en la boca. Así, los científicos han evaluado la presencia de esta sustancia en adolescentes con exceso de peso y peso normal en un trabajo publicado por la revista Childhood Obesity y la han asociado con la sensación de hambre antes y después de ver imágenes de alimentos.

Tras los estudios, los expertos proponen la alfa-amilasa salival como un marcador de hambre y de propensión al sobrepeso, ya que los niveles de apetito y los cambios en los mismos dependen de ella. Este hallazgo indica que el nivel de esta sustancia puede ser un factor en los tratamientos de la obesidad, especialmente en la infantil.

Esta enzima está presente en muchos tejidos y se encarga de romper enlaces de moléculas grandes, como el glucógeno o el almidón, y producir muchas otras más pequeñas como la maltosa y la glucosa. Así, los carbohidratos se convierten en glucosa por la intervención de la enzima y esto provoca la sensación de estar saciado.

Así, en individuos que presentan niveles más bajos de alfa-amilasa, la digestión será lenta y, por tanto, la existencia de glucosa será menor.

Esto hace que la sensación de hambre se mantenga durante un período más largo, lo que contribuye a un mayor consumo de alimentos antes de alcanzar la saciedad. A largo plazo, aumenta la propensión a la acumulación de grasas, un alto índice de masa corporal, riesgo de obesidad y mayor liberación de insulina”, indica María Moreno, autora del artículo e investigadora de la Universidad de Jaén.

La publicidad y los hábitos saludables

Con estos resultados, los expertos proponen la necesidad de una intervención en la publicidad para proteger a los adolescentes ante uno de los problemas de salud que más ha aumentado en la última década entre los niños, según indica la Organización Mundial de la Salud en el Informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil.

En el estudio de los investigadores andaluces participaron 60 estudiantes de Jaén divididos en dos grupos según el percentil que presentaban. De los 25 hombres y 35 mujeres, entre 13 y 18 años, la mitad pertenecía al grupo de peso alto con un percentil superior a 85.

Después de una hora tras el almuerzo, se les presentaron imágenes de comida que debían clasificar como apetitosa o saludable. Entre las imágenes apetitosas se incluían salchichas y chocolate, mientras que las frutas y ensaladas se proponían como saludables. Además, se tomaron muestras de saliva para analizar los niveles de alfa-amilasa antes y después de la prueba. También debían valorar su sensación de hambre al inicio y al finalizar en una escala entre 1 (sin hambre) y 10 (muy hambriento).

La relación entre la visualización de la imagen y la necesidad de comer es un hecho que utilizan los medios publicitarios para ampliar sus ventas

Aunque ambos grupos mostraron un aumento significativo en los niveles de hambre entre la evaluación previa y posterior a la tarea, fue mayor en los adolescentes con sobrepeso. Asimismo, el nivel de alfa-amilasa salival tuvo efecto sobre el cambio en los niveles de hambre en este grupo y bajó considerablemente tras la actividad.

Sin embargo, en el grupo normalizado no se detectaron asociaciones entre la enzima y los niveles de hambre. Finalmente, la cantidad de alfa-amilasa estaba inversamente correlacionada con el porcentaje de grasa corporal. Es decir, los estudiantes con menor índice de masa presentaban mayor nivel y viceversa.

Según indican los expertos, la relación entre la visualización de la imagen y la necesidad de comer es un hecho que utilizan los medios publicitarios para ampliar sus ventas, especialmente entre adolescentes, un público más fácil de persuadir. Esto se debe, entre otros muchos factores, a que los cambios metabólicos naturales fomentan comportamientos de riesgo.

Entre otras causas, los adolescentes aún no tienen completamente desarrollado una estructura cerebral llamada córtex frontal, responsable del autocontrol y del impulso, especialmente visible en el hecho de obtener una gratificación inmediata, añade la investigadora.

Además, en el entorno alimentario es frecuente encontrar una abundante oferta de alimentos apetitosos, energéticos y de bajo precio, fácilmente accesibles y promovidos por la publicidad de manera agresiva. En este ambiente, promover una alimentación saludable se ha vuelto difícil, puntualiza.

julio28/2020 (SINC)

Referencia bibliográfica:

María Moreno Padilla, Enrique F. Maldonado Montero, Alfredo Enguix Armada y Gustavo A. Reyes del Paso. Salivary Alpha-Amylase Mediates the Increase in Hunger Levels in Adolescents with Excess Weight after Viewing Food Images. Childhood Obesity. 2019

El trabajo se ha desarrollado a través de la financiación propia del grupo de investigación Psicofisiología Clínica liderado por el profesor Gustavo A. Reyes del Paso de la Universidad de Jaén y forma parte de la tesis doctoral de la investigadora, titulada Exceso de peso en adolescentes: Influencia del estrés social en el rendimiento neuropsicológico y efecto de la visualización de imágenes de alimentos en la activación cerebral y toma de riesgos.

La anemia puede contribuir a la propagación del dengue

2020-07-29 4:05 AM

La sangre con deficiencia de hierro facilita la colonización y multiplicación del virus del dengue en los mosquitos transmisores.

mosquitosLos mosquitos tienen más probabilidades de contraer el virus del dengue cuando se alimentan de sangre con niveles bajos de hierro, según un estudio publicado en Nature Microbiology.

De este modo, complementar la dieta con hierro en los lugares donde la anemia y el dengue son un problema podría limitar la transmisión de la enfermedad, aunque existen riesgos.

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos en los trópicos, principalmente en América Central y en el norte de América del Sur, el Caribe, África subsahariana y el sudeste asiático. También se ha transmitido en el sureste de Estados Unidos. El dengue causa fiebre, sarpullido y fuertes dolores, y en los casos más graves puede provocar conmoción y la muerte. Al año se producen alrededor de 60 millones de casos, de los cuales un 18 por ciento requiere hospitalización, y unas 13 600 muertes. La enfermedad tiene también importantes repercusiones en los sistemas de salud, ya que cuesta alrededor de 9 000 millones de dólares anuales en todo el mundo.

El dengue se contrae comúnmente en entornos urbanos, de modo que la expansión de las ciudades en los trópicos ha ido acompañada de una expansión de la infección. Existe una vacuna, pero en realidad la enfermedad puede empeorar si se administra a alguien que nunca antes ha sido infectado. Por ello, los sistemas de salud pública están buscando activamente formas de reducir su prevalencia.

Penghua Wang, inmunólogo de la Universidad de Connecticut, quería conocer si la calidad de la sangre tenía algún impacto en la propagación del virus del dengue. Los niveles de diversas sustancias en sangre pueden variar enormemente entre las personas, incluso entre personas sanas. Wang y sus colegas de la Universidad de Tsinghua, el Laboratorio Estatal de Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas de Beijing, el Instituto de Tecnología del Rey Mongkut Ladkrabang en Bangkok y la Fuerza de Apoyo Logística Conjunta del Hospital 920 en Kunming realizaron una serie de experimentos para explorar la idea.

Recolectaron sangre de voluntarios humanos sanos y agregaron el virus del dengue a cada muestra. Luego alimentaron de esta sangre a los mosquitos y verificaron cuántos mosquitos estaban infectados en cada lote. Encontraron que variaba bastante. Y la variación se correlacionó muy estrechamente con el nivel de hierro en la muestra de sangre.

Cuanto más hierro en la sangre, menos mosquitos se infectaron, apunta Wang. El equipo descubrió que esto también era cierto en un modelo de ratón: los mosquitos que se alimentan de ratones infectados con dengue eran mucho más propensos a adquirir el virus si los ratones estaban anémicos.

La razón tiene que ver con el propio sistema inmune de los mosquitos. Las células del intestino de un mosquito absorben hierro de la sangre y lo usan para producir oxígeno reactivo. El oxígeno reactivo mata al virus del dengue.

En áreas donde el dengue es endémico, la deficiencia de hierro es común. No necesariamente explica la alta prevalencia del dengue, pero la suplementación con hierro quizás podría reducir la transmisión del dengue a los mosquitos en esas áreas, agrega Wang. Aunque hay un gran problema.

El paludismo tiende a ser común en las mismas áreas que el dengue. Y el plasmodio, el microorganismo que causa el paludismo, prospera en un ambiente rico en hierro y podría empeorar si las personas reciben un suplemento de hierro. Así, las autoridades de salud pública deben sopesar los costos y beneficios antes de embarcarse en cualquier programa de suplementación para toda la población.

En cualquier caso, concluye Wang, comprender cómo se transmite el dengue ayudará a las autoridades y a los científicos a desarrollar nuevas formas de controlar la enfermedad y, con suerte, también de virus similares como el Zika o el virus del Nilo.

julio 28/2020 (Dicyt)

De la peste negra al coronavirus: confinamientos que marcaron la Historia

2020-07-29 4:04 AM

El confinamiento de ciudades o regiones ha sido una de las medidas que a lo largo de la historia han tomado gobernantes y reyes para hacer frente a las crisis sanitarias, como la actual provocada por la pandemia del coronavirus.

hombre-cortador-guadana-la-muertePero no ha sido la única. La Historia está marcada por decisiones de este tipo, y el ejemplo más claro está en la llamada ‘peste negra’ que asoló Europa en el Siglo XIV.

En el caso del coronavirus, China fue el primer país en imponer la cuarentena a sus ciudadanos para luchar contra el COVID-19. Una decisión que pocas semanas después adoptaron otros numerosos gobiernos del mundo: primero fueron Italia, España o la India, y después ha sido implementada en otras regiones para intentar contener el número de contagios de coronavirus.

En concreto, España lleva en cuarentena semanas, después de que el pasado 14 de marzo, el Gobierno decretara el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus COVID-19. Una decisión que se ha ampliado en el tiempo, tras la autorización del Congreso de los Diputados al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Este confinamiento obliga a los españoles a permanecer en sus casas, con los movimientos limitados (solo salir para ir al supermercado, la farmacia, el cuidado de dependientes, etc.) hasta, como mínimo, el próximo 9 de mayo. No obstante, el Gobierno baraja prolongar el Estado de Alarma aún más, aunque no tomará la decisión definitiva hasta los próximos días, tras escuchar a los expertos.

25 millones de muertes por la peste negra

Otro ejemplo claro de limitación del movimiento entre los ciudadanos a lo largo de la Historia por una crisis sanitaria se vivió con la llamada ‘peste negra’. De hecho, esta enfermedad provocó uno de los confinamientos más duros que vivió Europa tuvo lugar en el siglo XIV.

Una pandemia que solo en el Viejo Continente dejó cerca de 25 millones de muertos, aunque se calcula que esta pandemia sesgó la vida de entre 40 y 60 millones de personas más en África y Asia, y cuyas consecuencias se han alargado durante décadas en estos países. Desde entonces, cualquier brote de peste ha sido temido por todas las clases sociales.

Ante el avance imparable de la enfermedad, fueron muchos los príncipes, como los italianos, los que decidieron cerrar sus ciudades para evitar la entrada de personas contagiadas. Esta misma medida fue adoptada por los distintos gobernantes de las ciudades y regiones europeas a las que llegaba la enfermedad.

Sin embargo, no hace falta retroceder tanto en el tiempo para ver que el confinamiento fue una decisión recurrente. Otro ejemplo en la Historia lo encontramos en el siglo XVIII, momento en el que Girona cerró las puertas de la ciudad para evitar la entrada de todas las personas que vinieran desde Francia, a causa de la llamada Gran Peste de Marsella. En esta ocasión, se trató de una enfermedad que sesgó a la población del sur del estado galo.

julio 28/2020 (Redacción médica)

Comer más en el desayuno que en la cena podría prevenir la obesidad

2020-07-29 4:03 AM

Tomar un desayuno abundante en lugar de una gran cena puede prevenir la obesidad y el alto nivel de azúcar en la sangre, ya que se pueden quemar hasta el doble de calorías, según una nueva investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Sociedad Endocrina de Estados Unidos.

desayuno_xoptimizadax_2--644x362El organismo gasta energía cuando digiere los alimentos para la absorción, digestión, transporte y almacenamiento de nutrientes. Este proceso, conocido como termogénesis inducida por la dieta (TID), es una medida sobre lo bien que está funcionando el metabolismo y puede diferir según la hora de la comida.

Nuestros resultados muestran que una comida que se toma en el desayuno, independientemente de la cantidad de calorías que contiene, genera el doble de termogénesis inducida por la dieta que la misma comida consumida en la cena, explica la autora correspondiente del estudio, Juliane Richter, de la Universidad de Lübeck en Alemania. Este hallazgo es significativo para todas las personas, ya que subraya el valor de comer lo suficiente en el desayuno.

Los investigadores realizaron un estudio de laboratorio de tres días con 16 hombres que consumieron un desayuno bajo en calorías y una cena alta en calorías, y viceversa en una segunda ronda. Descubrieron que el consumo idéntico de calorías condujo a un TID 2,5 veces más alto en la mañana que en la noche después de las comidas altas en calorías y bajas en calorías.

El aumento inducido por los alimentos de las concentraciones de azúcar en sangre e insulina disminuyó después del desayuno en comparación con la cena. Los resultados también muestran que comer un desayuno bajo en calorías aumenta el apetito, específicamente para los dulces. Recomendamos que los pacientes con obesidad y las personas sanas tomen un desayuno abundante en lugar de una cena abundante para reducir el peso corporal y prevenir enfermedades metabólicas, apunta Richter.

julio 28/2020 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

 
 
 
 
Otros Proveedores
Clínica Central Cira García
IPK (Instituto de Medicina Tropical)
Instituto Nacional de Oncológica y Radiobiologia
CIREN(Centro Internacional de Restauración Neurológica).
Centro Internacional de Salud La Pradera
Centro de Histoterapia Placentaria
Hospital Ortopédico Frank País
Centro Internacional de Retinosis Pigmentaria CamiloCienfuegos